Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IV ABC ABC flfcrario 9 mayo- 1987 OS v i b r a n t e s nistrativa de esta burreconstrucciog u e s í a de negocios nes novelístifue menor que la de la cas debidas a Burgos vieja clase dominante, y Grosso respectivaAlvarez Rey: Sevilla durante la dictadura de Primo de Rivera (Unión Patriótica Sevi con la c u a l por lo mente; dos coloristas llana, 1923- 1930) Sevilla, Publicaciones de la Diputación Provincial, 1987 demás, se hallaba empaisajes autobiográfiparentada a través de cos- -l o s de Gerald vinculaciones familiaBrenan e Hidalgo de Cisneros- he aquí el res y empresariales. Tesis, en verdad, irrepromaterial de sobresaliente orden. No sólo en parvo utensilio con el que hasta el momento chable a tenor de todo lo que vamos sacuanto a fuentes y documentación- -m u y vaha sido posible abordar la existencia de la riadas unas y otras: archivísticas, hemerográbiendo del d e s p l i e g u e del régimen Sevilla primorriverista a través de libros de ficas, locales, provinciales, nacionales- sino primorriverista; pero que, sin embargo, se nos amplia ¿audiencia. A pesar de las varias invotambién en punto a pistas e intuciones así antoja muy reduccionista por cuando la escaciones que en diferentes ocasiones habían como a tesis firmemente asentadas. Con un tructura y dinámica de la derecha sevillana y sido hechas por los estudiosos con el fin de escorzo algo violento del contenido de la obra española fue en dicha fase como a todo lo ocuparse de su análisis historiográfico, datan cabría decir que, en resumen, esta es un eslargo de la edad contemporánea más comde muy pocos años atrás las primeras monotudio- -y una aportación decisiva- -de la repleja. Aparte de una identificación bastante grafías de corte científico aparecidas en torno construcción del pesamiento y la práctica estrecha en su filosofía social, la fragmentaal año de oro, a la fecha clave por muchos motivos de la Sevilla de la primera Dictdura del siglo XX. Sensibles a la trascedencia y esplendor del acontecimiento, fueron los jóvenes investigadores del arte hispalense- -u n o de los planteles más justamente acreditados de la Universidad sevillana- -los que comenzaron a poner cerco a la época mediante sólidas aportaciones a las exposiciones a la Exposición Iberoamericana en 1929. Tales trabajos no hicieron más que reforzar la necesidad de un encuadramiento general del período a través del marco por excelencia de la convivencia nacional y local. Tarea llevada a cabo en la obra glosada entre cuyos valores se incluye, por fortuna, la indagación igualmente del marco provincial o al de los pueblos clave en la evolución de todo el territorio sevillano. El libro comentado, constituye la puesta al día de una primitiva tesis de licenciatura. Se trata, pues, de una obra de aprendizaje, de comienzos de una carrera investigadora, a la que, en este caso, no será necesario requerir patentes de zahori para augurarle larga y fecunda andadura. Tal característica tiene que consignarse sin ningún ánimo cautelar y menos aún peyorativo, ni siquiera como reclamante de una sobretasa de indulgencia o comprensión. Merece consignarse únicamente a efectos de encuadramiento para conocer de entrada lo que puede y debe exigírsele, lo que, en definitiva, cabe esperar de un trabajo de dicha índole. Así, por ejemplo, al término de su provechoso conocimiento el lector echa en falta una aproximación más detallada a la estructura social de la Sevilla del septenado primorriverista, factor clave, sin duda, para un análisis en profundidad de los comportamientos políticos; es también asaz probable que reclame al menos un esquema de las relaciones de las grandes instituciones ciudadanas; no es menos seguro Igualmente que hubiera visto con muy buenos ojos una utilización más recurrente de la prensa; y, en fin, no se habría mostrado disgustado, sino más bien todo lo contrario, con un ensachamiento de la concepción de la vida política del autor, excesivamente restringida. Todo ello, naturalmente, implica que la lectura ha sido estimulante y reconfortadora, hasta el extremo de exigir de una monografía pionera lo que quizá sólo quepa demandar de una obra de síntesis, construida sobre un terreno acabadamente roturado. Para poder alcanzar lo más pronto posible dicho estadio científico, Alvarez Rey ofrece en las casi 300 páginas de su primer libro un D LA SEVILLA DE LA I DICTADURA Historia de Sevilla conservadores en la Sevilla contemporánea. Y esta contribución, insistiremos, es capital sobre una cuestión también esencial de la vida de nuestra ciudad y provincia. A pesar de que como en este caso su comentarista no está totalmente de a c u e r d o con su formulación ni con su análisis, la seriedad y perspicacia de una y otro no pueden ponerse en entredicho. Según la interpretación de Alvarez Rey, la pieza de recambio, la apelación al recurso extremo de la Dictadura que fue para- et Sistema la llamada al soldado de turno se vio acompañada, en Sevilla como en el resto del país, de una pequeña modificación de la clase política usufructuadora del poder. Los rancios intereses y los modos un tanto desfasados de la antigua oligarquía terrateniente se encontraron sustituidos por el aire más moderno y renovador traído por las clases, en terminología costianatan del gusto de los nuevos gobernantes, productoras. Industriales y comerciantes tomaron el relevo y se aprestaron a gestionar los complicados asuntos del municipio hispalense, sobredimensionados con el desafío del gran certamen de 1929. Para el autor la capacidad política y admi- ción y la división al menos de hasta de cuatro corrientes- -t o d a s ellas muy visibles en la trayectoria de la Sevilla ochocentista y novecentista- -se erigió en su característica fundamental. Analizar cómo paradójicamente en una Dictadura advenida como último valladar ante el peligro de una inminente y apocalíptica subversión social las divisiones y taifismos de la derecha sevillana no se amortiguaron y desaparecieron, resulta indudablemente, un desafío historiográfico de incuestionable magnitud e interés pero también igualmente de urgencia y prioridad insoslayable. Para acercentar aún más la complejidad del problema y avivar la trascendencia de su resolución debe pensarse que en la primera capital de toda la España del Sur el tema estaba desprovisto de los planteamientos regionalista que en Cataluña o en el País Vasco, contribuyen a explicar la escisión de esa derecha. Terminado el diálogo entre el autor y su entusiasta y ocasional crítico ha de comenzar el de aquél con sus lectores. Nadie perderá su tiempo en iniciarlo. Y fecundo será su final. José M. CUENCA TORIBIO
 // Cambio Nodo4-Sevilla