Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 5- 9- 87 NACIONAL ABC 15 Los guardias civiles que capturaron el comando Donosti propuestos para medallas Pertenecen a las Unidades Especiales y a los Servicios de Información Madrid. Jesús María Zuloaga La Comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa ha propuesto a la Dirección del Cuerpo la concesión de medallas a cinco de los miembros de la Benemérita que participaron directamente en la desarticulación del comando Donosti uno de los más peligrosos de ETA, según han informado a ABC fuentes competentes. Las mismas fuentes han señalado que esta propuesta de concesión de las medallas se ha formulado en función de la brillante acción que los agentes de la Benemérita llevaron a cabo para la desarticulación del comando. Las investigaciones las había iniciado el Servicio de Información de la Comandancia de San Sebastián, que tras una exhaustiva investigación, había logrado localizar una bajera en el paseo de Zubiarre, donde los terroristas escondían una furgoneta que había sido robada a punta de pistola, así como abundante material explosivo y ollas express para montar cochesbomba. Investigaciones posteriores permitieron a la Guardia Civil determinar que se trataba del comando Donosti que, entre otras acciones, había atentado recientemente contra la sede del Gobierno Militar en San Sebastián, con el lanzamiento de granadas desde un automóvil. Los agentes de la Benemérita encontraron en la basura que dejaban los etarras en la puerta de la bajera los círculos de metal que habían sido serrados en el automóvil desde el que habían sido lanzadas las granadas para permitir la salida de las mismas. El seguimiento de los etarras por parte de los miembros del Ser icio de Información resultó extraordinariamente difícil por las precauciones que adoptaban en todo momento, tales como meterse con el coche en una calle sin salida para saber si les seguía otro automóvil, circular por la autopista a baja velocidad y comprobar varias veces, en los lugares en que establecían citas con otros terroristas del comando, que no había miembros de las Fuerzas de Seguridad en los alrededores. Todas estas circunstancias hicieron sospechar a los agentes de la Benemérita que se trataba de miembros liberados de ETA, que van permanentemente armados como quedaría probado tras su detención. Comprobada la peligrosidad del comando y ante la posibilidad de que pudieran cometer algún atentado de forma inminente, se decidió su detención, que tuvo- lugar el pasado 23 de julio y fue llevada a cabo por miembros de las Unidades Especíales de Intervención de la Guardia Civil. En primer lugar fuerondetenidos, al ser interceptado el coche en el que viajaban, Ignacio Erro Zazu, alias Pelos y Estanislao Echaburu Solabarrieta, alias Ivan que iban armados y que opusieron una fuerte resistencia a su detención, resultando heridos de d i v e r s a c o n s i d e r a c i ó n varios guardias. Posteriormente, los agentes se dirigieron a un piso de la calle Rentería, del barrio de Trincherpe, en Pasajes, donde se encontraba la tercer miembro liberado del comando, Lucía Urigoitia, en unión de otras dos personas, una de las cuales se apercibió de la llegada de la Guardia Civil y avisó a los otros dos. Los UEI conminaron a los ocupantes de la vivienda a que se rindieran y ante la falta de respuesta, rompieron la cerradura de la puerta y lanzaron bombas sónicas y de gas. Dos de los ocupantes fueron reeducidos sin dificultad, pero Lucía Urigotia realizó un disparo que al- El tiro que mató a la etarra Urigoitia, ni en la nuca ni a bocajarro Madrid. La brillante operación contraterrorista que concluyó con la detención de los miembros del comando Donosti estuvo salpicada por una, polémica al publicar un medio informativo que uno de los tiros que había hecho un miembro de las Unidades Especiales de Intervención de la Guardia Civil contra la etarra Lucía Urigoitia, qué había disparado con anterioridad contra el agente, había sido realizado en la nuca y a bocajarro. ABC denunció desde el primer momento la maniobra que existía para hacer creer a la opinión pública que la terrorista Urigoitia había recibido un tiro en la nuca. De hecho, esta circunstancia determinó que los distintos medios informativos tuvieran que dedicar más espacio a esta cuestión que a la brillante operación de la Guardia Civil que había detenido a nueve miembros del comando Donosti Finalmente, el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de San Sebastián hizo público el informe de los forenses que habían practicado la autopsia al cadáver de Lucía Urigoitia, en el que quedaba desmentido que esta terrorista hubiera recibido un tiro en la nuca y a bocajarro. Se indicaba en dicho informe que el proyectil había entrado por la cara posterolateral derecha del cuello y había salido por la región temporal izquierda, y que había sido realizado a corta distancia y no a quemarropa o a bocajarro. En su día ABC publicó un editorial en el que subrayaba la condición heroica de los guardias civiles que tomaron al asalto en Pasajes, con riesgo cierto de sus vidas, la guarida que tenían allí los forajidos de ETA. Hay que insistir en la protesta contra la cobarde conspiración montada contra ellos, a la justa medida de determinados políticos y medios de comunicación. Hay que insistir en el apoyo nacional a esos soldados anónimos, muchos de cuyos compañeros reposan a lo ancho de la patria en rimeros de tumbas perfectamente conocidas. Hay que proclamar la necesidad urgente, la justicia estricta, de que se les conceda una condecoración que premie su heroísmo y, si procede, se les ascienda. Hay que exigir que se les trate como lo que son: como héroes Luis Roldan canzó a uno de los agentes en el chaleco antibala (de no haber llevado esta protección probablemente habría muerto) causándole la rotura de varias costillas. El agente repelió la agresión e hizo un disparo que alcanzó a la etarra en un costado. El guardia civil comenzó a arrastrar a Lucía Urigoitia para sacarla de la habitación, pero tuvo que dejarla de- bido al gran dolor que sufría por la rotura de costilla y al creer que la terrorista estaba inerte, momento que ésta aprovechó para realizar uno o dos disparos. El UEI repelió de nuevo la agresión y disparó a corta distancia contra la etarra que recibió el tiro en la parte lateral del cuello con salida por la región temporal izquierda y murió. Fuentes de la Guardia Civil han Informado que la propuesta de c o n c e s i ó n de m e d a l l a s formulada por la Comandancia de San Sebastián será sometida ahora un expediente que elaborará un instructor Los detenidos del comando Madrid serán juzgados el día 30 El próximo día 30 está previsto celebrar en la Audiencia Nacional el primer juicio contra ocho presuntos miembros del comando Madrid de ETA militar, detenidos el pasado mes de enero y para quienes el fiscal pide penas que totalizan doscientos cuarenta y seis años de cárcel, informaron a Efe fuentes jurídicas. Se trata de José Ignacio de. Juana Chaos, Antonio Troitiño Arranz, María Pilar Aramburu Quiñones, María Teresa Rojo Paniego, Cristina Arrizabalaga Vázquez, María Inmaculada Noble Goicoechea, Esteban Esteban Nieto y María Blanca CalMadrid zacorta Aramburu, todos ellos detenidos en Madrid el pasado 16 de enero, acusados dé formar parte del comando Madrid El fiscal solicita para ellos un total de doscientos cuarenta y seis años de cárcel por los delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas, tenenc i a de e x p l o s i v o s u s o de nombre supuesto, falsificación de placas de matriculas y utilización ilegítima de vehículos de motor. Estas penas corresponden al sumario abierto tras la desarticulación del grupo terrorista y no recoge las correspondientes a los múltiples atentados que se atribuyen al comando.
 // Cambio Nodo4-Sevilla