Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
María Rosa: Quien vive el baile lotienetodo Pese a su confesada timidez y a esa vergüenza que le da cualquier comparecencia pública que no se desarrolle en un escenario, no es María Rosa un personajepersona inasequible. Habla con desparpajo y claridad y se le intuye sincera, llana en la espontaneidad de sus respuestas, puro sentimiento si es el corazón quien lo expresa y escueto raciocinio cuando es el cerebro el que impone sus criterios. SÁBADO 5- 9- 87 Desde que a ios tres años sintió por primera vez el roce inquietante de unos volantes abrileños esta andaluza, llena de tiernas timideces, no ha hecho otra cosa que bailar. Baila su mirada morena, ojos raciales de luces sevillanas, cuando sus ojos buscan otros ojos en la plácida conversación; bailan sus palabras, de tonalidades castamente andaluzas, cuando recuerda la cal y la arena de una vida cuyo camino se hizo, ella sólita, zapateando por los escenarios de medio mundo. Y bailan ¡como no! sus manos, agitadas por el torbellino que desencadena el relato de su propia historia. No evoca sólo su nombre, María Rosa a secas, buena parte del arte de la danza española contemporánea. Evoca también la dura lucha de una mujer andaluza que se hizo a sí misma entre pesares y glorias... Y o tengo muchas historias que contar- -dice mientras saborea un cortaíto de café en la calurosa sobremesa sevillana- No son esas historias que salen en las revistas del corazón, de amoríos y vida privada, sino una historia profesional muy bonita. La historia de mi padre y de mi arte. Lo que pasa es que nadie lo sabe... ¡He pasado tanto! Tengo una historia tan larga que todo lo que te diga es poco... A B C 57
 // Cambio Nodo4-Sevilla