Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA, SOCIEDAD ANÓNIMA 15 DE MAYO DE 1988 FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA N la época en hacer las cosas lo que parecería mejor posible y tam justificado que bien, aunque secun dariamente, de exila vida española se girlo a los otros. menor que en otras épocas, y existen posidilatara, que se sintiera una enérgica y mobilidades reales de que se supere enteraNo hay nada más importante en un país desta ambición nacional, España se va enmente, aunque estemos lejos de la opulenque la conciencia clara de las calidades, de cogiendo, va aceptando la mediocridad en cia. La cuestión que habría que plantear es su ordenación jerárquica, desde lo asom casi todo, se va resignando a sentirse como si se hace lo necesario para que la situabroso a lo deleznable. Y esto vale tanto un país de segunda ciase, acaso de terción económica mejore realmente, si no se para la calidad de los productos como para cera. Es el medio más seguro de llegar a hacen muchas cosas que lejos de ello la gestión política; lo mismo para el nivel de serlo, y es lo que, sin duda, muchos decomprometen la relativa prosperidad de la docencia que para el del teatro o del cine sean. Pero dudo que ese sea el verdadero que gozamos. Habría que tener clara conpara la verdad del pensamiento o la perfee sentir de la inmensa mayoría de los espaciencia de las destrucciones de riqueza ción literaria o artística. He recordada ñoles, y, sobre todo, estoy seguro de que que se cometen deliberadamente, del defimuchas veces, hace ya treinta o cuarenta eso no corresponde ni de lejos a la realidad. ciente aprovechamiento del rendimiento, de años, que en los primeros quince o veinte La historia de España es no sólo una de la disminución del trabajo y de su eficacia, años posteriores a la guerra civil el sistema las más ilustres y creadoras del mundo, de la resignación generalizada a que marde la estimación vigente entre los españo sino también de las más inteligibles y coheche mal lo que podría funcionar bien, les era bastante correcto, a pesar de las rentes, como mostré hace algún tiempo con desde el correo hasta la educación y la tortísimas presiones oficiales. Durante ese bastante detalle y justificación. Bastaría el justicia. Habría que preguntarse- -y restiempo la estimación coincidía bastante hecho de que exista un continente marcado ponder con rigor- -si favorece a la econoaproximadamente con la realidad, y se des indeleblemente por España, que en su mía nacional o a una forma de partidismo cartaban las construcciones oficiales. Des mayor parte tiene su misma lengua como una política fiscal que esquilma a los ciupues vinieron presiones más solapadas y propia, en que las formas de la vida reflejan dadanos sin compensación perceptible. sutiles, más eficaces, que han ido haciendo las consecuencias del injerto español inisu labor con tenacidad, y se ha llegado a un Se está produciendo algo particularciado hace medio milenio, para que fuera peligroso nivel de suplantación. mente grave: lo que podríamos llamar el evidente la fecundidad histórica de España. pesimismo cultural Cada vez que se España es un país que conserva un alto Pero además, y dentro de nuestro propio hace una exposición retrospectiva, que se grado de vitalidad, de sensibilidad, de ca territorio actual- -y no se olvide que dulanza una mirada a lo que en España se pacidad creadora. Pero todo ello queda rante más de tres siglos éste no era más ha creado, sobre todo en pintura y arquicasi siempre limitado a lo estrictamente una parte menor de la Monarquía hispátectura, también, aunque con más dificultapersonal y privado, sin apenas manifesta nica en los dos hemisferios- el patrimodes, en otros campos, la respuesta suele ción pública, sin conexiones, sin articula nio acumulado desde la romanización ser el asombro. Pero en cuanto nos acerciones sociales que aseguren la eficacia hasta hoy figura en primera línea entre las camos al presente, el desdén o el silencio Durante los cuarenta años sin política- -b naciones europeas. Y si se desdeña el pase difunden sobre casi todo lo que se ha dije muchas veces- -no había opinión p u sado, el más grave error que puede comeproducido o se está haciendo en nuestro blica; había innumerables opiniones priva ter un pueblo, bastaría tener presente lo país. Y si no fuera más que esto, no sería das, políticamente inoperantes. Esa opinión que no ha pasado, sino que ha quedado, lo más grave: la superficie de lo que se ve, pública se gestó en el año y medio que Es para sentir a la vez el volumen de nuestras lo que circula como nuestra realidad, es en paña tuvo liberalismo sin democracia, sin posibilidades y el de nuestra responsabilialta proporción de mínimo valor. Se llega a elecciones, y así se llegó a éstas en es dad. pensar: No hay más que esto Y la contado de serenidad, claridad y cordura. secuencia inevitable es, una vez más, la Es curioso que cuando se advierte el flaAlgo análogo sería menester ahora resignación y el desaliento. grante desconocimiento que la mayoría de Estoy persuadido de las altísimas posibillos extranjeros tienen de nuestro país, de Lo que más me preocupa es la falta de dades españolas, del espléndido repertorio lo que ha sido y de lo que es, la reacción ambición que está dominando España. El de ideas originales y rigurosas creadas du española suele ser hablar de la marginalique se piense que nada vale la pena, que rante lo que va de siglo, y que en buena dad de España, y no de la ignorancia de no es menester conocer, poseer, aquello parte son superiores a las que circulan po los que no conocen lo que habría que coque somos, conduce a la actitud de que el mundo; me conforta, siempre que la nocer, lo que, de tratarse de nosotros res da lo mismo de que no hay que esforpongo a prueba, la calidad humana media pecto a los demás, nos parecería inaceptazarse por conseguir que las cosas se de los españoles. Lo que hace falta es que ble y bochornoso. hagan bien. Adviértase que lo peor no es se exijan lo más posible y lo exijan a les la falta de crítica de los demás, sino la auPor otra parte, el proceso eruptivo de que pretendan orientarlos, administrarlos sencia de ambición propia, de exigencia de nacionalismos internos lleva al desdén gobernarlos. Si se tienden los ojos sobre é por el conjunto, movido por un curioso narhorizonte político, abruma la falta de verda cisismo de las partes, dedicadas a ensaldera ambición, la de hacer bien grandes zarse una tras otra, con la consecuencia cosas. Algunos consideran su propia me de que esas maravillas, todas juntas, comdiocridad- -que es, no lo olvidemos, una ponen una insignificancia lamentable. Me gran fuerza aglutinante- -y no ven mas asombra que no haya una reacción- -la allá de ella. Creo que otros tienen más mejor, sin duda, sería la risa, tan olviclara visión y una ambición mayor, pero dada- -ante esas actitudes monótonatienden a guardarla para mejor ocasión mente repetidas. olvidando que la política no acepta las ca lendas griegas. Habrá que organizar la am Se da por evidente- -e inevitable- -la bidón responsable; es decir, el sistema de pobreza española; aun en tiempos peores, las aspiraciones españolas. no ha sido tanta como se dice, ni ha faltado en otros países, incluso europeos, a Julián MARÍAS los que nunca se les atribuye, pero en el O Donnell, 18 Asunción, 17 de la Real Academia Española presente la pobreza española es mucho ABC REDACCIÓN, ADMINISTRACIÓN Y TALLERES: CARDENAL ILUNDAIN, 9 41013- SEVILLA E EL NIVEL DE LA- ASPIRACION diseño y confección óemueBles especiales s cjonia i
 // Cambio Nodo4-Sevilla