Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 A B C NACIONAL VIERNES 17- 6- 88 Fallece el marqués de Santa Cruz, ex embajador en Londres Madrid José Fernández Villaverde y Roca de Togores, marqués de Pozo Rubio y marqués consorte de Santa Cruz, falleció el pasado miércoles en Madrid a la edad de ochenta y seis años. Hombre de dilatada carrera diplomática, se ocupó durante catorce años de la representación española en Londres, en donde desaJ. Fernández rrolló una brillante Villaverde labor, pese a tener que enfrentarse a momentos difíciles en las relaciones hispano- británicas por el conflicto de Gibraltar. José Fernández Villaverde nació en Madrid el 4 de abril de 1902. Realizó estudios de Derecho en la Universidad de Madrid y posteriormente los completaría en un colegio universitario, de Oxford. A su regreso a España, ingresó en la Carrera Diplomática el 17 de enero de 1921, ocupando después destinos en diversas categorías en Lisboa, Bruselas, Roma, Viena, Atenas, Estocolmo, Copenhague, La Haya y El Cairo. También en alguna ocasión representó a España, como observador, ante la Asamblea de Naciones Unidas. Después fue destinado al Ministerio de Asuntos Exteriores, en donde, tras desempeñar diversos cargos, es nombrado en marzo de 1955 subsecretario del Departamento. Tres años después es destinado, como embajador, a la representación diplomática española en Londres, cargo que ocupó hasta 1972. En 1972, a su regreso a España tras la larga permanencia en Londres, es nombrado consejero de Estado y al término, de su carrera diplomática se le concede el título de embajador de España. Era Comendador Mayor de Calatraba y estaba en posesión de las Grandes Cruces de Carlos III, Isabel la Católica, San Raimundo de Peñafort, Mérito Naval y Mérito Civil. José Fernández Villaverde fue el continuador de una saga de eminentes políticos españoles. Era hijo del que fuera presidente del Consejo de Ministros, Raimundo Fernández Villaverde, y nieto del Marqués de Molins. Piden que la Comisión Anticorrupción investigue a los policías del caso Vilariño El joyero- confidente Federico Venero será citado a declarar Madrid. M P. La acusación particular va á solicitar que la Brigada de Régimen Interior de la Policía, dirigida por el subcomisario José García Fernández, investigue la actuación de los policías que intervinieron en el tiroteo en el que resultó muerto el delincuente Antonio Vilarlño. Algunos de estos funcionarios se encuentran procesados en el caso Nani y en el sumario de Atocha En los próximos días será citado a declarar Federico Venero. El abogado Marcos García Montes, que ejerce la acusación particular en nombre de la familia de Antonio Vilariño, ha anunciado su intención de solicitar a la Sección VII de la Audiencia Provincial que la Comisión Anticorrupción (Brigada de Régimen Interior de la Policía) investigue la actuación de los policías implicados en la muerte de este delincuente, sucedida el 6 de octubre de 1983 frente al Museo del Prado de Madrid. El taxi en el que viajaba Vilariño fue interceptado por inspectores del Grupo Primero Antiatracos de la Brigada Regional de Policía Judicial cuando Vilariño acababa de recoger, al parecer, la documentación falsa de un pasaporte. La Sección VII de la Audiencia Provincial procesó al inspector José María Pérez Gutiérrez- -también procesado por el caso Nani aunque denegó la petición de la acusación de que ingresara en prisión. La Sala rechazó también los procesamientos de los inspectores Francisco Aguilar (también procesado por el caso Nani Adelardo Martínez García, José María Montero, Domingo Lorenzo, Juan José Jiménez, Jaime Ignacio Cabezas de Herrera y José María Malvido, que intervinieron en el operativo. La acusación ha decidido solicitar una rueda de reconocimiento de estos policías, así como que declare Rafael del Río, entonces director general del Cuerpo. Por otra parte, la Sala aceptó la petición de que declare el joyero santanderino Federico Venero, que actuaba como confidente de la Policía en aquella etapa y que comparecerá en los próximos días. Ayer, Paloma Suárez Puñal, que acompañaba a Vilariño en el momento de su muerte, creyó reconocer- -aunque por el tiempo pasado no podía asegurarlo- -al falsificador Francisco Morón como una de las personas que, en un bar, entregó un pasaporte falso a Vilariño. La testigo no reconoció al también falsificador Rafael Bueno. Asimismo, ayer compareció Carlos Jiménez Mateo, actualmente preso, que envió una carta al abogado de la acusación en la que afirmaba que cuando fue detenido por funcionarios del Grupo Primero Antiatracos vio en las dependencias policiales una foto de Vilariño colocada como si fuera un trofeo El abogado defensor de José María Pérez Gutiérrez, Manuel Tuero, señaló ayer a este respecto que esos casquillos difícilmente pudieron ser mostrados a nadie porque fueron entregados en el Juzgado tras la muerte de Vilariño. El defensor subrayó también las confusiones en las que Carlos Jiménez había incurrido al afirmar que entre los policías que le amenazaron se encontraba uno apodado el Peque cuyos apellidos reales, dijo, eran Gutiérrez Lobo (el apodo, sin embargo, corresponde a Adelardo Martínez) y un tal Javier, cuyo apodo era Jimy cuando este sobrenombre corresponde a Jaime Ignacio Cabezas de Herrera. Otro perito asegura que lasfirmasdel Nani son auténticas Madrid Andrés Meyniel, experto en grafopsicología y profesor de Grafocrítica- Grafística en el Instituto de Criminología, afirmó ayer que las firmas de el Nani que constan en el atestado policial son auténticas, después de haberlas examinado con técnicas grafométricas y grafonómicas. Meyniel, el tercero de los peritos propuestos por las defensas, señaló que las grandes diferencias entre las propias firmas indubitadas y las similitudes cualificadas entre éstas y las dubitadas- -especialmente en los rasgos más inimitables y microscópicos- -hacen pensar que todas ellas fueron escritas por Santiago Corella. me siento Fkx.
 // Cambio Nodo4-Sevilla