Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 9- 9- 88 NACIONAL -A B C 15 Rafael Vera: Lo mínimo exigible es que la Justicia trate a los policías con la misma severidad que a los delincuentes El secretario de Estado rechaza las campañas generalizadas contra las Fuerzas de Seguridad El secretario de Estado para la Seguridad del Estado, Rafael Vera, manifestó ayer a A B C que hay que exigir el máximo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y también hay que apoyar su importante labor constitucional en defensa de las libertades de los ciudadanos; al mismo tiempo, lo mínimo exigible es Rafael Vera agregó que no es ilógico que haya sectores en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que me manifiesten que el mismo rigor con que la Justicia trata a los funcionarios policiales se aplique a los delincuentes que atontan contra los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y en especia) a los terroristas En este sentido, en medios solventes consultados por este periódico se recordaban ayer determinadas sentencias a terroristas etarras que se recogen en un recuadro en esta misma página. El secretario de Estado para la Seguridad agregó que también hay otros sectores que nos trasladan su preocupación porque los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se les condene por convicción y en el caso de delincuentes se exiga normalmente hechos probatorios Pero unos y otros rechazan con toda firmeza cualquier tipo de actuación irregular y delictiva que se pueda producir dentro de esos colectivos, y lo hacen de forma tajante, porque, en contra de lo que algunos sectores falsamente progresistas piensan, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, al igual que otros colectivos, han pasado ya la transición agregó. Un ejemplo de ello- -subrayó Vera- que parece que algunos sectores tienen interés en ocultar, es que fue la propia Policía la que aportó los elementos necesarios para que sé hiciera justicia en el llamado caso Nani Quizá lo que esos sectores pretenden es que no existan Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que realicen la importante misión que constitucionalmente tienen encomendada en defensa de los derechos y libertades, sin darse cuenta que son instituciones básicas en un Estado de Derecho. Al ser preguntado por este periódico sobre la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid sobre el caso Nani Rafael Vera no quiso hacer valoraciones, pero si lo que usted me pide es una reflexión, habría que indicar que, dadas las atribuciones con que cuentan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, es cierto que hay que exigirles más que a ningún otro ciudadano desde ese punto de vista. Si lo que se ha pretendido con la sentencia es realizar un hecho ejemplarizante, es lógico que los miembros de los Cuerpos de Seguridad cuenten con los elementos de disuasión necesarios para realizar con normalidad su trabajo Finalmente, Rafael Vera se refirió al asesinato en la madrugada del jueves de un guardia civil de Tráfico en la provincia de Soria cuando procedía a detener un automóvil para indicarle que llevaba encendidas las luces de niebla y podía deslumhrar a otros conductores. El ocupante del vehículo disparó contra los agentes de la Benemérita, causando la muerte a uno y a otro heridas muy graves. E s t e hecho, como algunos otros, nos obliga a todos a reflexionar seriamente sobre lo ocurrido. Un guardia civil, un ciudadano cuya misión constitucional es velar por nuestra seguridad, ha muerto por el sólo hecho de cumplir con la Hay preocupación por las condenas a agentes por convicción, mientras otras requieren pruebas Madrid. Jesús María Zuloaga Alfredo Semprún que la Justicia trate con la misma severidad a los delincuentes que atentan contra los miembros de los Cuerpos de la Seguridad del Estado y a los funcionarios policiales que cometan delitos Asimismo, dijo que sería conveniente que los- atentados contra agentes policiales se castiguen en el futuro con mayor severidad. obligación de prestar un servicio a quien creía una persona normal. Ante esto la sociedad no puede permanecer pasiva. Y yo creo que no lo hace. Muy al contrario, exige que se responda firme y equilibradamente a este tipo de actos. En éste sentido- -añadió Rafael Vera- -sería conveniente que este tipo de hechos, que las agresiones a los miembros de los Cuerpos de Seguridad se castigaran con mayor severidad, siguiendo con la paulatina adecuación de nuestras leyes a las existentes en la Europa comunitaria. Al parecer, la reforma legal que se prevé agravará fas penas contempladas en el Código Penal en los casos en que delincuentes atenten contra agentes de la Seguridad del Estado, al estilo de lo que ocurre en diversos países europeos, entre ellos Gran Bretaña. agentes directamente involucrados en la lucha contra la delincuencia armada. En la Brigada Regional de Policía Judicial, a la que pertenecían los funcionarios condenados, la noticia de las fuertes condenas produjo un efecto de estupor A decir de varios testigos presenciales, se produjo un silencio absoluto en las Brigadas y un momentáneo cese de actividades. En otras dependencias policiales de Madrid los funcionarios también interrumpieron el trabajo para comentar la sentencia. Un inspector del Cuerpo Nacional de Policía señaló a A B C que, cuando menos, la sentencia se había recibido con estupor Estamos dispuestos a asumir la inseguridad física de nuestra profesión, pero no la inseguridad jurídica. Al final a los policías nos hacen responsables de todo el proceso de la lucha contra el delito. Para este inspector y para la mayoría de sus compañeros, el grueso de la pena se había impuesto por un delito de sospecha es. -decir. aquellos en los que sobre una base real se sospecha otras consecuencias punibles. En este sentjdo los policías recordaron la sentencia del Tribunal Constitucional que ha declarado inconstitucional esa interpretación; según la cual, es el acusado el que tiene que demostrar su inocencia. Y citan como ejemplo la tenencia de útiles para el robo. Antes era el que tenía los útiles quien tenía que demostrar su inocencia. Ahora somos nosotros los que tenemos que demostrar nuestras sospechase Malestar en la Policía Distintos medios de Interior reconocieron ayer la existencia de malestar en la Policía por la dureza de las penas impuestas a los tres funcionarios condenados. Sin que se pueda hablar de protesta abierta según las mismas fuentes, se trasluce un estado de desconcierto especialmente entre los inspectores y Benegas: Exigir responsabilidades políticas es sobredimensionar el caso El secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, dijo ayer al comentar la sentencia del caso El Nani que no podemos hablar de responsabilidades políticas Benegas explicó, en rueda de prensa, que la virtud que tiene la sentencia es esclarecer y establecer las responsabilidades concretas de unos funcionarios. El dirigente socialista aseguró que habrá que ver si existen responsabilidades políticas Madrid. Efe pero destacó que es sobredimensionada la conclusión de que si un funcionario comete un acto ilegal de ello se derivan necesariamente responsabilidades políticas de sus superiores. Sobre las condenas, que algunos dirigentes de la oposición consideran elevadas, Benegas dijo que deben estar ajustadas a los delitos probados aunque precisó que es difícil hacer una valoración de la sentencia sin tener acceso a los elementos probatorios. Condena excesiva Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía considera que la sentencia del caso Nani es e x c e s i v a porque en otros casos, con personas encausadas por delitos de asesinato, se ha condenado con penas bastante inferiores
 // Cambio Nodo4-Sevilla