Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 18- 9- 88 ANDALUCÍA A B C 39 Pedro Aparicio (alcalde de Málaga) No entiendo la decisión de la Junta en la segregación de Torremolinos No tocar la plaza de la Marina es una solución desmesurada Con varios temas polémicos en su agenda municipal, Pedro Aparicio entra en s u décimo año al frente del Ayuntamiento de Málaga. Vallisoletano llegado al Sur, dejó a un lado s u carrera de medicina para gobernar la ciudad de P i c a s s o donde vio s u última luz Jorge Guillen, recuerdo entrañable para el alcalde. No vacila en partirse el pecho c o n las autoridades de la Junta para Pedro Aparicio no quiere hablar más de Torremolinos. El último pleno municipal aprobó el término geográfico de esta barriada, que en breve pasará a independizarse de la capital. Aparicio no ha escatimado argumentos en contra, aunque ahora afirma que no quiere entrar de nuevo en polémica ni crispar a nadie ni faltar al respeto a ningún amigo, de Torremolinos. Mientras dure el proceso no quiero argumentar más contra la segregación. De todos es bien conocida mi postura. Siempre he sido contrario a la segregación de municipios. Málaga y Torremolinos serán para los años noventa una continuidad física, ya que no existe un sólo metro cuadrado de suelo no edificable. Es evidente que esta situación creará un hecho muy español de que una acera de una calle pertenezca a un municipio y la acera de enfrente a otro. De verdad, no lo he comprendido todavía, pero respeto la decisión de la Administración autónoma, que h a ejercido s u s competencias. Ahora deseo lo mejor para Torremolinos. La conciliación debe prevalecer antes que la confrontación, que ya no tiene sentido y, además, no sólo sería inútil, sino descortés A grandes rasgos, Pedro Aparicio ha argumentado siempre criterios d e r a c i o n a l i d a d del gasto público, de ordenación del territorio y h a a l u d i d o a l a s normas europeas de unificación de municipios para justificar su oposición al movimiento indepen dentista de la barriada. Sus esfuerzos para evitar la separación no fructificaron. La escisión del término municipal fue anunciada el pasado mes de diciembre por el entonces consejero de Gobernación, Enrique Linde. A cambio, la Administración autónoma apoyaría la creación de un área metropolitana para Málaga. Pedro Aparicio sobrelleva su porte de hombre despistado y cortés. Confiesa: Soy una pers o n a que a d o r a la ciudad y siento decir que lo del campo me parece un buen pretexto para volver corriendo a la ciudad, a su paisaje urbano, sus museos, comercios... En Málaga no puedo pasear apaciblemente por razones obvias, pero me desquito en otras ciudades. Es cierto que la música es mi pasión de los ratos libres de que dispongo los fines de semana. Le dedico aproximadamente unas diez horas Le gusta sobre todo la música romántica del siglo XIX, desde Beethoven a Mahler. Tampoco parece devoto de algunos compañeros suyos que están en el Gobierno autónomo. Además del problema de Torremolinos, el alcalde se ha enfrentado en distintas ocasiones con las autoridades de la Junta. Los Ofreceré Málaga al turismo cuando me arranquen Torremolinos Málaga. José María C a m a c h o defender s u s proyectos municipales, de acuerdo c o n una c o n cepción futura y europeísta en la que rechaza localismos limitadores. Hombre urbano, discreto en s u divertimento y melómano empedernido, dice amar la ciudad que dirige y para la que no escatima esfuerzos. E s el único alcalde socialista c o n mayoría absoluta en una ciudad c o n más de doscientos mil habitantes. ver los problemas planteados con las obras. No soy un alcalde que mete máquinas destrozando piedras viejas. M e precio de tener una modesta formación cultural o, al menos, pretendo conseguirla, pero no entenderé nunca la decisión de declarar monumento nacional a los vestigios encontrados en la plaza principal de la quinta ciudad de España. Así fue dispuesto y se a c a t ó S i hubo m a n i p u l a c i ó n sobre los vestigios fue un error de los operarios o de la parte municipal, y, como responsable, estoy dispuesto a asumirlo. Sin embargo, no diré nunca que han sido destruidos totalmente. Estamos hablando de un resto de metros de un amurallamiento nazarí que no es una muralla de la ciudad, sino- un muro de fortificación y también de un malecón turismo complementario de la Costa del So! y el de la cultura. Con la instalación en Málaga de) Parque Tecnológico del Sur de España y la Escuela de Telecomunicaciones e Informática de la Universidad conectada con él, se configura ese futuro de los años noventa de desarrollo y progreso con el que sueña Aparicio. Para ello- -dice- Málaga cuenta con una tradición de grandes empresas de telecomunicaciones, un aeropuerto de calidad, un clima atractivo y un número importante de habitantes. El turismo es también un aspecto irrenunciable. Por aquí pasan más de un millón de personas al año. Se puede decir que Málaga tiene una Expo del 92 permanente. Es, por último una ciudad cultural con una p e r s o n a l i d a d muy d e c a n t a d a hacia la poesía y la pintura y, recientemente, la música. Al hablar de los proyectos que están en marcha o que se quieren abordar antes de que finalice la actual legislatura, el alcalde contesta: La restauración e inauguración de la casa donde nació Picasso, restauración y rehabilitacióm del centro histórico, Parque Tecnológico, río Guadalmedina Se detiene en este último punto. El río Guadalmedina es una cicatriz sucia que cruza la ciudad de norte a sur y la divide en dos. El comienzo de las obras está pendiente del visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Sur, pero esta es una entidad inexplicable. Sigue en dependencias oscuras de determinados Ministerios al tiempo que parece un organismo autónomo que no rinde cuentas más que a sí mismo. Pero no quiero entrar en polémica. Tengo noticias de que nos v a n a contestar antes de Navidades. Esperamos con ilusión la r e s p u e s t a y a que e s un proyecto precioso y una obra verdaderamente histórica Pasa a la Pág. siguiente Málaga ha apostado por la industria informática y por el turismo complementario al de la Costa del Sol s restos arqueológicos encontrados recientemente en la plaza de la Marina han sido motivo, una vez más, de polémica. Las obras comenzaron en enero del año pasado. Él plazo de ejecución era de quince meses y el presupuesto de 855 millones de pesetas. E l proyecto preveía 552 p l a z a s de aparcamientos. L a aparición sucesiva de restos arqueológicos y la polémica en torno a estos hallazgos han retrasado el final de la obra, reducido el número de plazas y elevado el coste del proyecto. En el camino, Aparicio echó un pulso a un director de Bienes Culturales, el malagueño Bartolomé Ruiz, que cesó de su cargo. Aparicio resta importancia a estas desavenencias. Estamos en vísperas de ía solución final. Tras varias reuniones los técnicos han encontrado cómo resol- del puerto que data de los primeros Borbones. Me parece que llamar arqueológicos a los restos del XVII es muy fuerte desde el punto de vista taxonómico. El Metro de Londres es un ejemplo de cómo las murallas quedaron integradas o fueron trasladadas a otro lugar. Pero esto es un sueño que no vamos a alcanzar. Aquí ban decidido que los restos son intocables e inamovibles. Bueno, la solución será un poco desmesurada y la posterioridad nos juzgará a todos Grandes proyectos A p a r i c i o s a b e actuar. L o s nueve anos que lleva en la Alcaldía, con mayoría absoluta de su grupo, le han dado experiencia y seguridad. Lo sabe y juega con ventaja respecto a otros. Bajo sus auspicios, el Ayuntamiento ha apostado por un triple papel: el de la industria informática, el
 // Cambio Nodo4-Sevilla