Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 16- 5- 89 DEPORTES A B C 71 El Betís despidió anoche a Re y colocó de nuevo a Buenaventura como entrenador provisional El técnico paraguayo ya había dicho adiós por la mañana a los jugadores Sevilla. Javier de Pablo Lo que ya se preveía desde el término del partido con el Altético de Madrid, se hizo realidad en la noche de ayer cuando Cayetano Re era convocado a las nueve a la reunión de urgencia de la junta directiva para que esta le comunicara su despido como entrenador del Betis. El t é c n i c o paraguayo fue previsor y ya por la mañana, en el entrenamiento, se había despedido de los jugadores que jugaron el sábado y llevado toda su ropa a casa. De nuevo, Pedro Buenaventura se hace cargo por cuarta vez del equipo, aunque, c o m o siempre, de f o r m a transitoria. Fue puntual Cayetano Re y a las nueve de la noche se presentaba en el club para asistir a la reunión de la junta directiva verdiblanca. Antes no quiso hacer declaraciones a la espera de lo que sucediera y es que le m o l e s t a b a q u e su cese fuera prácticamente público sin que a él se lo hubieran coCayetano Re municado. Cuarenta y cinco minutos después salía de la reunión queriendo aparentar tranquilidad, aunque la procesión iba por dentro: He hablado con el presidente y el gerente y desde este momento ya no soy entrenador del Betis. Así que voy a hablar muy poquito, sólo lo justo. No se me va a sacar gran cosa Sin embargo, poco a poco el paraguayo fue entrando en materia. No quiso exponer las razones de su cese porque cuando llegué aquí me trajo el presidente y ahora es él quien me dice que se acabó. Habrá que preguntarle al presidente las razones, yo no las voy a decir Se encontraba defraudado- M e ficharon por veinticuatro partidos y he estado dieciocho y me hubiera gustado terminar aunque no le había sorprendido el cese: Sorpresa, nunca. Estoy preparado. Este trabajo es así y le ha pasado a gente más importante que yo. Aquí no te sorprende nada y máxime en el ambiente que había aquí. He estado dieciocho partidos y hace catorce que me están echando del Betis. Ellos pueden echar y tú no te puedes ir Se le preguntó si el asunto Pumpido podría haber influido en la decisión de la junta directiva, lo que él negó rotundamente: Esto es un equipo de fútbol y aquí se busca lo mejor para el equipo y yo juego mis bazas. Si el sábado nosotros le hubiéramos ganado al At. Madrid, ahora no estaría hablando con ustedes y se acabó. No me vengan con problemitas, porque eso no lo acepto. Aquí nunca hubo respeto, un día hablaba fulano y el otro mengano. Todo el mundo se ha despachado a gusto. Sueltan el veneno y luego se callan. He querido hacer un trabajo de conjunto y si hubiéramos sumado dos o tres puntos más, todo estaría arreglado He no considero un tracaso su paso por el Betis: En absoluto, los que fracasan son los que no hacen lo que tienen que hacer. He trabajado al máximo y he puesto todo lo que tenía, pero no se han dado las cosas como pensaba. Pienso que no he quedado mal, aunque estemos metidos en la promoción Tampoco tiene quejas con respecto el club: El Betis a mí no me engañó, me dejó trabajar y fui el único responsable del equipo y de los entrenamientos. Nadie me dijo a quién tenía que poner Por lo que sí estaba molesto Re era porque todo el mundo sabía ya su cese: Eso no es correcto. El presidente me dijo que él no había dicho nada, pero ¿entonces cómo lo sabían los periodistas? Yo lo intuía, pero no sabía nada, tenían que haberme avisado En el entrenamiento de la mañana ya el técnico se había despedido de los jugadores: Hablé con la gente que jugó el partido frente al At. Madrid y les avisé que esto iba a pasar. Cayetano Re no quiso despedirse sin desear lo mejor para el Betis: Deseo de verdad que el Betis se salve de la promoción, por la gente que he tratado aquí y por todos los jugadores, sin excepción ninguna Y sobre su futuro bromeó con los informadores con frases como a lo mejor me voy a un sitio en donde no haya tantos periodistas o la próxima vez que vaya a un equipo, si no me ponen teléfono no entreno Su intención es irse a vivir a Elche y seguir entrenando: Voy a seguir en esto, es lo que sé hacer, aunque algunos digan que no Una hora y cuarto más tarde de que saliera Re, lo hacía Martínez Retamero para anunciar que Pedro Buenaventura se hacía cargo de forma transitoria del equipo: Es un técnico de la casa y lo mismo puede estar horas, días o estar al frente del equipo en los seis partidos que restan. Todo depende del posible sustituto y si quiere venir para lo que resta de Liga o ya sólo para la próxima temporada. Nosotros ya hemos iniciado las primeras gestiones, aunque es algo que queremos madurar muy seriamente El presidente verdiblanco no quiso dar los motivos de por qué se había cesado a Re: No es necesario, pero está claro que por las circunstancias que fueran no se han cumplido las aspiraciones que nosotros teníamos. La situación con Re no era la óptima para que los futbolistas estuvieran al cien por cien. Eso no quita para decir que él ha demostrado ser un hombre intachable, pero el fútbol es así Pedro Buenaventura, que volverá a tener de rival a su hijo Lorenzo el domingo ante el Cádiz, ya establecía sus cálculos para salvar al Betis de la promoción: Hay que ganar los partidos de casa y sacar dos puntos fuera para eludirla. Con seis negativos podemos evitar la promoción. Este primer partido es el más importante, por lo que hay que tratar de que sea en Cádiz donde saquemos los dos puntos que necesitamos Por la banda S pasar el fielato de la capital, medirse con el coloso, ir a explicar en la cátedra del Bernabéu qué se ha hecho, qué se puede hacer, qué hechuras tiene un equipo o por dónde se le puede buscar y hasta encontrar las vueltas para medirlo, pesarlo y contarlo. Igual viene a ocurrir con los peloteros: Cuajar un partido en Madrid es ponerse en el escaparate, el eco suena más y en más sitios, suele calibrarse más que en cualquier otro sitio. El Sevilla de Olsen llegaba al examen de la capital, a decir allí, en la mole que hiciera realidad el presidente de presidentes, si podía contarse con él para Europa, si se había sanado sin mayores problemas la cicatriz que dejara la dimisión de Azcargorta y los paños calientes que quiso poner un hombre de la casa, sin llevarse a su talega ni siquiera una victoria en el banquillo, lo que ahora parecía llevar dentro con Roque Olsen nuevamente al mando, muchas ilusiones ya marchitas en un conjunto que empezó tortísimo, tanto en juego como en inversiones, y que, ahora, andando la Liga, en plena recta final, cuando con el veterano entrenador había conseguido reverdecer algunos laureles y hasta avivar el fuego de los rescoldos de la esperanza, parece que nuevamente ha vuelto al caminito de los defectos, el quiero y no llego de casi siempre, la primavera en granazón que, crónicamente, parece perseguir a los blancos hasta dejarlos en blanco. El examen de Madrid, según todas las crónicas, no pudo salir peor. Y menos mal que Rinat Dassaev, que se presentaba en Chamartín vistiendo sevillísta, evitó males mayores y hasta lo que pudo haber rozado las lindes del ridículo. Si las crónicas ya han contado, cada cual a su manera, cómo fue la partida, las palabras del presidente Luis Cuervas- a s í no se puede ir a ninguna parte -rubrican ante el sevillismo cómo estará el patio para que el propio jefe dé la voz de alarma y, con rotundidad y sin pelos en la lengua, decir bien clarito lo que piensa, algo de agradecer en un mundo de medias palabras y, al mismo tiempo, algo que debe hacer meditar a unos hombres, los que juegan y quien los manda, cuando han vuelto a aparecer los defectos que parecían haberse corregido y ya esta vez no acompañó ni el resultado cuando la semana antes, ante el eterno rival, ya anduvo mucho tiempo en las cuerdas, pidiendo la hora y haciendo sufrir demasiado a una afición que gozaba una vuelta ante los verdiblancos casi con los mismos argumentos que le hicieron sacar pecho en la ida. La Uefa, ese sueño casi eterno que poquísimas veces cuaja en realidad, se aleja a medida que pasan los partidos, no llegan los puntos precisos y el equipo se desinfla. No sé si habrá sido una nube cuando se presagiaba verano radiante otra vez o si habrá venido a ocurrir, como viene a ocurrir cada vez que hay cambio de banquillo, que la salida de caballo andaluz se hace burro manchego no más se andan los primeros tramos. M. FERNANDEZ DE CÓRDOBA E EL EXAMEN DE MADRID
 // Cambio Nodo4-Sevilla