Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 25- 3- 90 SEVILLA A B C 45 Ochenta años después del primer vuelo, el aeródromo de Tablada se cierra a las actividades aéreas El 28 de marzo de 1910 despegó el primer avión y el próximo sábado lo hará el último El aeródromo militar de Tablada cesará en sus actividades aéreas el próximo día 31, justo ochenta años después de que sobre la dehesa se elevara el primer aeroplano, un Bleriot XI pilotado por el belga Olleslager. A partir de esa fecha, la 407 Escuadrilla de Enlace, única que perduraba en Tablada, pasará a tener su base en Morón de la Frontera. Oficialmente, el cese de actividaJusto ochenta años después de que los sevillanos saludaran al primer avión que se elevaba sobre sus cabezas, un Bleriot X! pilotado por el belga Olleslager, el aeródromo militar de Tablada dirá adiós al último avión que despegue de su pista. Será probablemente una avioneta de la 407 Escuadrilla, en su vuelo de traslado hasta su nueva base, en Morón de la Frontera. El cese de las actividades aéreas en el histórico aeródromo de Tablada ha sido ordenado como consecuencia directa del trazado de la nueva ronda de circunvalación de Sevilla, vía rodada que atraviesa las instalaciones de Tablada de parte a parte, aislando a la pista de aterrizaje y despegue del resto de las edificaciones, no sólo de aquellas que albergan a la Capitanía de la Segunda Región Aérea, sino los mismos hangares, la torre de control y la Maestranza Aérea. No cabe decir en este caso, metafóricamente, que la nueva calzada se alza como un muro en medio de las instalaciones, porque la realidad es que junto a la nueva carretera, en muy avanzada fase de construcción, se eleva un muro real sobre el que cunden chascarrillos, ya que a modo del desaparecido muro de Berlín divide en dos el que fuera conjunto de Tablada. La nueva carretera ocupa una franja de terreno valorado en doce mil millones de pesetas que fue cedido por el Ministerio de Defensa al Ayuntamiento de Sevilla en mayo de 1989, tras la firma de un documento que como contrapartida prevé posteriores reformas del Plan General de Ordenación Urbana y la creación de una comisión tripartita para estudiar los futuros usos de la dehesa de Tablada a partir de 1993. Si bien el próximo sábado quedarán suspendidas las actividades aéreas, la vida en la base de Tablada no va a sufrir una mayor transformación, puesto que continuarán con normalidad el resto de las actividades que hasta ahora se Nevaban a cabo en aquellas instalaciones, incluidas las de la Maestranza Aérea, en cuyos talleres proseguirán las reparaciones y revisiones de los aparatos pertenecientes a la región aérea. La única salvedad consistirá en este caso en que éstos no llegarán a Sevilla en vuelo, sino a bordo de transportes militares por carretera. La historia de la base está íntimamente ligada a grandes gestas y a la propia aeronáutica española Sevilla. José L. García des aéreas en Tablada se considera una medida transitoria hasta que concluyan las obras de la ronda de circunvalación norte que atraviesa las instalaciones militares; no obstante, las dificultades para el reinicio de los vuelos podrían ser de tal envergadura que desde el que fuera aeródromo pionero en la aviación española nunca vuelva a levantarse ingenio volante alguno. blada fuera elegida desde el principio como lugar idóneo para llevar a cabo vuelos de prueba, puesto que era tendencia de ia época realizarlos en terrenos de hipódromos, por su llanura y gran visibilidad. El hipódromo de Sevilla estaba entonces en Tablada, al igual que la Real Sociedad de Tiro de Pichón, que remonta sus orígenes a 1 8 7 1 Ambas instalaciones deportivas quedaron años después absorbidas por la ampliación de Tablada Muy diversas y de distinta índole han sido las gestas emprendidas desde Tablada. La primera de ellas tuvo lugar el 7 de febrero de 1914, al realizar los capitanes de Ingenieros Emilio Herrera y José Ortiz la primera travesía del Estrecho de Gibraltar, en un vuelo entre Tetuán y Tablada, a bordo de un Nieuport VI. Las primeras edificaciones de la base, además de las que persisten del antiguo Tiro de Pichón, comenzaron a ser levantadas en la década de 1910 a 1920, año en que se instaló allí la cabecera de la Tercera Zona Aérea Sur. El 15 de octubre de 1921 se instaló en Tablada la primera línea aérea civil de España, la Compañía Española de Tráfico Aéreo (Ceta) que inauguró la línea postal entre Sevilla y Larache con un Havilland DH- 9, bautizado Sevilla La actual configuración de Tablada comenzó a plantearse en 1922 con la construcción de los primeros edificios, y un año más tarde, el 10 de abril, se produjo la inauguración oficial del aeródromo militar, en un acto que contó con la presencia de Sus Majestades los Reyes de España. En 1928 se creó en Tablada el Real Aeroclub de Andalucía, cuyas instalaciones fueron demolidas recientemente para el trazado de la ronda de circunvalac i ó n Ese m i s m o a ñ o f u e bendecido el histórico Breguet XIX bautizado Jesús del Gran Poder con el que, tras un vuelo de ensayo de veintiocho horas, los capitanes Jiménez e Iglesias realizaron la travesía Sevilla- Basora, de 5.100 kilómetros, y el 24 de marzo de 1929, emprendieron el vuelo Sevilla- Bahía, de 6.746 kilómetros. En un aparato similar, bautizado Cuatro Vientos se emprendió desde Sevilla el heroico vuelo hasta Camagüey (Cuba) realizado por los posteriormente nombrados hijos adoptivos de Sevilla Barberán y Collar. En el plano militar, de Tablada partieron los primeros aviones que en la Historia llevaron a cabo un apoyo aéreo a las fuerzas que combatían en tierra. Fue en la guerra de Marruecos. Más tarde, a comienzos de la guerra civil el aeródromo sevillano fue pieza fundamental en la creación del primer puente aéreo militar conocido, favoreciendo los transportes entre el Norte de África y la Península. Una densa historia La historia de Tablada está íntimamente unida a la de la aviación en España desde sus más lejanos momentos. Sobre estas instalaciones se llevó a cabo el primer vuelo a p e n a s mes y medio después de que el francés Julien Mamet realizara la primera elevación conocida en un aparato sobre suelo español; fue en el hipódromo de Casa Antúnez, en Barcelona, el 11 de febrero de 1910. No es de extrañar que Ta- Tres minutos sobre el Guadalquivir a veinte metros de altura El día 29 de marzo de 1910, el diario sevillano El Liberal se hacía eco en sus páginas de una prueba aeronáutica llevada a cabo la jomada anterior en ios campos de Tablada, a cargo de un aviador belga que realizó dos breves vuelos que partieron y tomaron tierra en lo que a partir de entonces comenzaría a vislumbrarse como el aeródromo de Tablada, pionero de la aviación española junto con el madrileño de Cuatro Vientos. El suelto publicado por El Liberal se presentaba bajo un breve título: Pruebas de aeroplano Su texto reflejaba lo siguiente: Esta tarde, a las siete, se verificaron en el aeródromo de Tablada las pruebas dé los aparatos Bleriot, llegados para tomar parte en la Semana de Aviación que se celebrará en nuestra ciudad. Resultaron satisfactorias en extremo, siendo presenciadas por unas doscientas personas que casualmente se encontraban en aquel lugar, por no tener conocimiento de que fueran a celebrarse. Fueron dos las ascensiones realizadas, pilotando el aeroplano un aviador belga. En la primera se sostuvo en el aire tres minutos, manteniéndose a una altura de 20 metros, atravesando el Guadalquivir y regresando al punto de partida. La segunda ascensión aún resultó más brillante, pues el aparato mantúvose en el aire unos ocho minutos a una altura de 100 metros. Al descender del aeroplano, el aviador fue objeto de demostraciones entusiastas por parte de! público que presenció las pruebas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla