Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 1- 7- 90 LA FIESTA NACIONAL ABC 107 Emilio Muñoz indulta en Algeciras a Comedia un extraordinario toro de Cebada G g ao El de Triana salió a hombros junto a Espartaco y Pedro Castillo Algeciras. Fernando Carrasco Comedia N 59, negro bragado y meano, de 523 kilos, de la ganadería de Cebada Gago, fue indultado ayer en la plaza de toros de Algeciras por Emilio Muñoz. El trianero lo había toreado antes en una de las mejores faenas que lleva realizadas esta temporada. El toro fue extraordinario en la muleta. El encierro gaditano fue muy bueno para los toreros y posibilitó el triunfo para los otros dos actuantes, Espartaco y Pedro Castillo, que cortaron dos orejas cada uno. Salió el cuarto toro de la tarde, Comedia El público todavía no se había sentado y seguía merendando, cosa habitual en esta plaza. No se confía Emilio Muñoz en el capote, en parte porque le molesta el viento al lancear. Toma Comedia un puyazo trasero, que se rectifica, largo. Muñoz realiza un quite por chicuelinas. Hasta ese momento, el toro había sido tardo en la embestida. Pero se viene arriba en banderillas y va de largo, poniendo en aprietos a Gregorio Cruz Vélez, que banderillea con emoción en dos pares buenos, sobre todo el segundo. Brinda Muñoz al público. Le gana terreno en los primeros muletazos, que son profundos, destacando el de pecho, llevando al toro muy toreado. Coge la mano derecha y la serie es profunda, llena de sentimiento, llevándose al toro detrás de la cadera, rompiéndose con él. La embestida de Comedia es extraordinaria. La siguiente serie diestra sigue en la misma tónica: muletazos rebozándose, llenos de enjundia, como sabe torear Muñoz. Sigue el toro embistiendo de ensueño, humillando, yendo de largo y sin abrir para nada la boca. Con la izquierda, Muñoz le imprime todo el sabor de su toreo, en dos series templadísimas, toreando de verdad. Gracia en los desplantes del trianero, que está extasiado toreando. Desde Sevilla no habíamos visto a Muñoz tan confiado. Vuelve sobre la diestra y el toro no se cansa de embestir. Serie rematadísima. Cambia el estoque y el público pide a gritos y agitando los pañuelos que no lo mate. Duda Emilio. Mira al presidente, que con un gesto le dice que siga adelante. Vuelve el público a protestar. Emilio no quiere matar, mira de nuevo al presidente y vuelve a torear. El animal, excepcional en la muleta, sigue entrando al trapo extraordinariamente. Nuevas series sobre ambos pitones, trayéndoselo hacia dentro, rematando detras y toreando puro. La gente está como loca, el toro sigue con la boca cerrada y embistiendo igual que al principio de la faena. Emilio sigue mirando al presidente, que no para de hablar por teléfono. Al final, accede a la petición unánime y saca el pañuelo verde. Todavía Emilio ejecutará una postrera serie con un toro totalmente entregado. La conjunción es perfecta. Coge una banderilla blanca, nueva serie de naturales. Se perfila a matar, tira la banderilla y entra con la mano. La plaza entera puesta en pie aplaudiendo al unísono a toro y torero. Muñoz también aplaude. La faena está realizada. Un toro de ensueño en la muleta que tuvo de; lante a un torero excepcional. Son los toros que descubren a los toreros, y Comedía ha vuelto a descubrir a un diestro de Triana que este año decidió volver a los ruedos porque se había dejado cosas por hacer. A buen seguro que ayer, en Algeciras, muchas de esas cosas las realizó. Dos orejas y rabo simbólicos, vuelta, al ruedo con el ganadero, don Salvador Cebada Gagos y con el mayoral. Muñoz, en su primero, estuvo desconfiado, aunque ejecutó series sobre ambas manos estimables, pero se vio desbordado en algunas ocasiones por el toro, que embestía con nobleza. Tras una estocada hubo petición no mayoritaria y recibió una fuerte ovación. Espartaco sigue teniendo el mismo carisma de siempre. A su primero, al que tardó en pararlo, lo lanceó aceptablemente. Toma el toro un puyazo largo y le construye una faena en la que tira el diestro del toro, pues se quedaba en ciertos momentos a mitad de recorrido. Pero el de Espartinas liga, se queda quieto y eso levanta a los tendidos. Exprime al toro, aunque no se cruce del todo, pero liga, que es lo fundamental. Al final, se va al sol, para complacencia de los allí presentes, y saca a relucir su repertorio de pases de pecho de rodillas y desplante de igual factura de espaldas al toro. Casi entera algo tendida y la primera oreja de la tarde. Salió espoleado en el quinto por el triunfo de Muñoz. Estuvo voluntarioso con el percal. El toro toma un puyazo. Dos buenos pares del Ecijano. Bien en la brega Rafael Sobrino. Hizo Espartaco las cosas muy reposado, sometiendo al toro, ligando y rematando las series. Su virtud principal, igual que en el anterior, es la ligazón. El toro en los medios y el de Espartinas toreando en redondos que calientan al público. Por el izquierdo el animal se queda algo más corto. Vuelve a ponerse de rodillas y hay delirio. Otra estocada casi entera y nueva oreja. Ficha de la corridaPlaza de toros de Algeciras. Sábado 30 de junio. Casi lleno en tarde calurosa con algunas rachas de viento. Seis toros de Cebada Gago, bien presentados, que dieron un juego muy bueno. El cuarto fue indultado. Emilio Muñoz (marino y oro) casi entera, ovación. En el cuarto, entra a matar de forma simulada, dos orejas y rabo simbólicos. Espartaco (turquesa y oro) casi entera algo tendida, una oreja. Casi entera algo trasera, una oreja, Pedro Castillo (perla y oro) pinchazo y estocada, dos orejas. Seis pinchazos y tres descabellos, ovación. Entre las cuadrillas, bien El Ecijano, Cruz Vélez e Hipólito Sánchez en banderillas y bien en la brega de Rafael Sobrino. Pedro Castillo estuvo muy voluntarioso en su segunda comparecencia ante sus paisanos. Dos largas cambiadas recetó al primero de su lote, para lancear a pies juntos con mucha emoción. Recibe el toro un picotazo. Banderillea el algecireño, también con emoción. Destaca el segundo par, por los adentros. Brindis al público e inicia la faena de rodillas. El toro transmite, tiene emoción, y Castillo le construye una faena con series ligadas, aunque demasiado aceleradas. Sin embargo, no se le puede negar la voluntad. El toro es algo pegajoso, lo que hace que muchos muletazos queden deslucidos. Al coger la izquierda, la faena baja de tono. Pero en su conjunto ha sido vibrante. Termina con manoletinas mirando al tendido. Pincha antes de cobrar una estocada y se le conceden las dos orejas. En el último de la tarde, ya con luz artificial, Castillo se encontró con el toro más parado del excelente encierro de Cebada Gago. Sin embargo, le imprimió emoción en el tercio de banderillas, poniendo de nuevo un espectacular par por los adentros. La faena, que brindó al ganadero, tuvo altibajos, porque el toro le apretaba demasiado, sobre todo por el pitón izquierdo. Porfía Castillo, que liga en algunas ocasiones. El público está entregado ya. Pero seis pinchazos y tres descabellos di luyen la posible oreja. Al final, los tres diestros, en compañía del mayoral, salieron por la Puerta Grande del coso algecireño de Las Palomas Empresa Pagés Hoy domingo 7,30 tarde EXTRAORDINARIA CON PICADORES (fuera de abono) 6 magníficos novillos de la ganadería de D. Auxilio Holgado (antes Matías Bernardos) para a Los novilleros Bejarano y Carrasco, a hombros en Alcalá de Guadaira Alcalá de Guadaira (Sevilla) Efe Los novilleros Vicente Bejarano y Miguel Carrasco, que cortaron dos orejas cada uno, salieron ayer a hombros del festejo celebrado en la plaza de toros de Alcalá de Guadaira. Se lidiaron novillos de Soto de la Fuente y de Hermanos Sampedro, de juego desigual. José Luis Torres, que sustituía a Chiquitín vuelta y una oreja. Vicente Bejarano, una oreja y una oreja, y Miguel Carrasco, una oreja y una oreja. Antonio M. PUNTA de Gerena Manuel CABALLERO de Albacete Cristo GONZÁLEZ de Chiclana Se lidiaron seis toros del Puerto de San Lorenzo bien presentados y que dieron buen juego, salvo el primero, manso. José Antonio Carretero, ovación y dos orejas. José Luis Ramos, una oreja y ovación. Jeromo Santamaría, ovación y una oreja. Haro
 // Cambio Nodo4-Sevilla