Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 21- 9- 90- SUCESOS -ABC 55 Desmantelados dos puntos de venta de droga en Presunto contrabandista muerto en La Línea al ser atropellado cuando alijaba tabaco una barriada de San Juan de Aznalfarache Han sido detenidas siete personas e incautadas seiscientas dosis de heroína Sevilla. S. S. Funcionarios del Grupo 10 de persecución del pequeño tráfico de droga han detenido a siete presuntos traficantes de estupefacientes en la barriada de Santa Isabei, en San Juan de Aznalfarache, donde fueron incautadas seiscientas dosis de heroína. Según la Jefatura Superior de Policía, ios traficantes llegaban a ofrecer la droga a los niños que jugaban en la calle. La barriada Santa Isabel, de la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, donde se han sucedido las protestas por la presencia de camellos que realizaban impunemente su tráfico de estupefacientes, ha sido objeto recientemente de una nueva operación policial destinada a erradicar la venta de drogas. En esta ocasión han sido los funcionarios dedicados a la persecución del pequeño tráfico de drogas quienes han localizado dos puntos de venta de sustancias estupefacientes, uno de ellos en un domicilio de la calle Oviedo y otro en plena vía pública, en la zona conocida como Esquina del gato En este punto, foco constante del tráfico de drogas de todo tipo, se llegaba al ofrecimiento de éstas a los niños que jugaban en la calle. En el transcurso de la acción policial fueron incautadas seiscientas dosis de heroína y cinco gramos de hachís. Como presuntos autores de un delito contra la salud pública fueron detenidos siete personas, la mayoría con antecedentes policiales. Una de éstas llegó a oponer fuerte resistencia a la detención, dirigiendo diversos insultos contra los policías. Las identidades de los detenidos responden a las iniciales J. M. M. M. de veintisiete años, con tres detenciones anteriores; J. L. H. de treinta y ocho, con una detención; J. A. R. S. de veinticuatro, con una detención; F. R. B. de treinta y tres, con tres detenciones; G. R. B. de treinta y cinco, con una detención; M. A. L, de veintinueve, y A. O. P. de treinta y cinco años. La barriada de Santa Isabel, de San Juan de Aznalfarache, fue noticia a finales del pasado mes de marzo cuando, al término de una manifestación contra la droga y la presencia de camellos en las calles de la zona, uno de éstos disparó contra los manifestantes, los cuales, lejos de amedrentarse, se dirigieron hacia él y le propinaron una gran paliza, hiriéndolo de gravedad. En aquel entonces, los vecinos se refirieron a la barriada como un gran mercadillo donde a cualquier hora del día podías ver como vendían droga o como se pinchaban en plena calle, sentados sobre las escaleras o en los portales Pocos días después de estos hechos, la Policía venía a refrendar las protestas de los vecinos sobre el incremento de los camellos de droga en San Juan de Aznalfarache, al incautar en un chalé de esta localidad un alijo de ciento cinco kilos de hachís. En aquella ocasión fueron detendios tres traficantes, uno de ellos bombero en el aeropuerto de San Pablo. La Línea. Rubén Almagro Cristóbal Amaya Reina, padre de dos hijos y de cuarenta y seis años de edad, murió ayer en La Línea al ser atropellado por un vehículo cuando transportaba tabaco que quería introducir ¡legalmente en España. El suceso ocurrió hacia las ocho de la mañana, cuando Cristóbal Amaya portaba una caja de tabaco rubio americano que había recogido en una embarcación a orillas del mar y en un paso de cebra transitaba hacia el lugar donde debería esconderlo. En ese momento se cruzó un vehículo Mazda matriculado en Gibraltar y conducido por el chipriota Antoniu Michalaki, que lanzó el cuerpo del atropellado a unos diez metros de distancia, con resultado de fractura craneal y salida de la masa encefálica. El atropellado fue trasladado al Hospital del SAS en el que falleció dos horas más tarde. Según la versión de los vecinos, el vehículo transitaba a gran velocidad y el conductor trató de darse a la fuga. Sin embargo, la Guardia Civil, que reconoce la alta velocidad del turismo, afirma que el chipriota trató de auxiliar al fallecido, pero que ante el intento de agresión de varios de los portadores de tabaco, se tuvo que retirar del lugar de los sucesos, entregándose de inmediato en la frontera que separa La Línea de Gibraltar. Doce años de prisión para el joven que secuestró a la nieta de un ex alcalde de Jaén Jaén. Javier López La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a Francisco Rogel Rodríguez a doce años y un día de reclusión menor y ai pago de un millón de pesetas de indemnización- -c u y o beneficiario será la Asociación Aldeas I n f a n t i l e s- -a la familia de la niña de 3 años Julia Calatayud Chamarro, nieta del ex alcalde de Jaén Ramón Calatayud Sierra, a la que Rogel, de 23 años de edad, secuestró el 26 de junio de 1989 con el fin de pedir un rescate que tendría como objetivo mejorar la mala situación económica que la familia del acusado pasaba por el tiempo en que éste llevó a cabo el secuestro. La pena impuesta rebaja en un año la petición del fiscal y en cinco la de la acusación particular. Asimismo, representa un alza de once años de reclusión sobre la petición del abogado defensor de Francisco Rogel, que mantuvo en el juicio celebrado el pasado día 17 de septiembre que su defendido sufría un trastorno mental transitorio cuando decidió raptar a la pequeña Julia. Los hechos por los que ha sido condenado Francisco Rogel a doce años de reclusión se produjeron el 26 de junio del año pasado, fecha en que decidió secuestrar a uno de los hijos del empresario jiennense Ramón Calatayud Lerma para así ayudar a solventar una mala racha económica por la que estaba pasando su padre. Francisco Rogel preparó y llevó a cabo el, plan en tan sólo un día. Se trasladó al domicilio del industrial desde la ciudad de Ubeda (municipio del que es vecino) y aprovechando que en la casa de Ramón Calatayud no se encontraba nadie que pudiera impedirle llevar a cabo su acción, penetró en la misma y cogió en brazos a la menor de las hijas del empresario, que se encontraba viendo la televisión junto con otros familiares de pequeña edad. El secuestrador bajó con la niña hasta la calle y se dirigió hacia Un R- 5 que tenía allí aparcado. Antes de llegar al automóvil, la pequeña resbaló de los brazos de su captor, haciéndose una herida de importancia en la frente, algo que no frenó el plan de Rogel, que siguió desarrollando su plan normalmente. Una vez fuera de la capital jiennense, el secuestrador se desvió por un carril y buscó una zona propicia para poder atar a la pequeña en un olivo con una cuerda que portaba para ello. Tras así hacerlo, se dirigió a Ubeda, lugar desde donde llamó al padre de Julia y le comunicó que tenía que pagar 20 millones de pesetas si quería volver a ver a su hija. Ramón Calatayud se personó con una parte del rescate- -o c h o millones- -en el iugar que le indicó el secuestrador, pero por un malentendido éste no pudo coger el dinero, por lo que pidió a un joven que pasaba por su lado que le dijera a Calatayud que volviera a su casa a esperar nuevas noticias. Una vez allí, Rogel indicó al padre de la pequeña que llevara el dinero hacia un carril determinado, algo que éste hizo. En cuanto el dinero estuvo en el sitio indicado, Rogel se aproximó a recogerlo pero entonces fue detenido por efectivos de la Policía de Jaén, a los que indicó el lugar donde había dejado atada a ta pequeña Julia. Condenados un matrimonio y su hyo por tráfico de drogas en un bar de su propiedad Córdoba. Efe Un matrimonio y su hijo han sido condenados aa diversas penas de prisión por vender droga en un bar propiedad de los primeros, según una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba. La resolución judicial condena a Enrique Contreras Pedre, de cincuenta y siete años, y a su hijo Luis Miguel Contreras Arjona, de veintidós años, a cinco años de prisión menor y cincuenta y un millones de pesetas de multa, y a Teresa Arjona Hurtado, de cincuenta y ocho años, esposa del primero, a siete años de prisión y multa de sesenta millones de pesetas. La sentencia decreta asimismo la clausura definitiva del Bar Enrique donde efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía de Córdoba encontraron más de nueve kilos de hachís escondidos en diversas partes del establecimiento, incluida la barra. Posteriormente, en el domicilio en el que vivían el matrimonio y su hijo, la Policía localizó 1.280 gramos de ia misma sustancia estupefaciente y útiles que demostraron, a juicio del Tribunal, que ésta era cortada en pequeñas dosis para su venta s n el bar.
 // Cambio Nodo4-Sevilla