Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ABC TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES 6- 2- 91 L A voz de don Antonio Blanco resonaba en la entrada de! anfiteatro d e Itálica con un admirable timbre musical; la entonación quizás la hubiera aprendido de s u p a dre, que fue un buen polifonista, pero e! eco que le acompañaba era el murmullo agradecido de Rodrigo Caro, y el de los viejos emperadores italicenses que sentían renacer con el poema toda la trágica monumentalidad de las ruinas. El pasado clásico de Andalucía y, especialmente, el de Sevilla e Itálica han quedado unidos para siempre a la voz y ¡os escritos del gran maestro de la arqueología. Durante quince años permaneció en nuestra Universidad desempeñando la cátedra de Arqueología, Epigrafía y Numismática y se caracterizó como el primer investigador que supo encuadrar ei pasado de Andalucía dentro del panorama de la arqueología clásica del Mediterráneo. Don Antonio Blanco Freijeiro llegó a Sevilla en 1959 con una sólida formación, obtenida a través de las Universidades de Madrid, Oxford y Heidelberg; no sé qué o quién le impulsaron en esta preparación; sus maestros más directos fueron Sánchez Cantón y García y Bellido, dos grandes figuras de ios estudios de arte español que vivieron tiempos en los que no se podía aspirar a una formación tan internacional; ellos, pero también una decidida convicción intelectual de don Antonio, debieron ser el estímulo para que relegara durante años el acceso a la cátedra en beneficio de un c o n o c i m i e n t o completo de l o s idiomas, las técnicas de investigación y las corrientes del pensamiento en los que s e basa el estudio moderno de las culturas del pasado. De este modo, pudo aportar a las letras hispalenses un aire europeo de altura intelectual que fue beneficioso, tanto para sus alumnos más directos como para la inmensa mayoría de los que pasaron en aquellos años por las aulas. En 1973, don Antonio regresó a Madrid para ocupar la cátedra que había dejado vacante el profesor García y Bellido; el fallecimiento de éste fue repentino y aunque don Antonio hubiera tenido siempre presente a Madrid como destino final de su carrera, todos sabemos que le costó mucho dejar Sevilla y que hubiera deseado que este traslado se hubiera aplazado, o que no hubiera sido nunca necesario. Cuando le visitábamos en Madrid, era obligado darle noticias detalladas de todo lo que pasaba por aquí y de la situación de los muchos amigos y conocidos que tenía; por ello, no dejó él tampoco de viajar por Andalucía y de estar en contacto con las últimas investigaciones y los hallazgos que aquí se producían. Esta relación viva de don Antonio con la arqueología andaluza se interrumpió inevitablemente el pasado día 6 de enero; desde entonces y a no es posible esperar que su dictamen aporte la palabra definitiva sobre una pieza nueva o que resuelva nuestras dudas ante cualquier problema; debemos valemos solamente de lo que dejó escrito para orientar nuestros pasos y hacer uso de sus palabras y de sus ideas como de un testimonio con plena autoridad. Parece necesario recapitular en esta hora tan inesperada sobre su obra, especialmente en lo que afecta a nuestra tierra, sin olvidar que también la Meseta y su Galicia natal, junto con otros temas muy variados de la cultura universal, tuvieron una presencia muy amplia en su bibliografía. ANTONIO BLANCO FREIJEIRO, MAESTRO UNIVERSITARIO lo c o n f i r m ó e n 1 9 5 9 tras el hallazgo del tesoro de El Carambolo y lo pudo mantener con muchos otros descubrimientos. E n este a s Ramón Corzo Sánchez pecto, fue el investigaDirector del Conjunto Arqueológico de Itálica dor que hizo posible la ...Sólo quedan memorias funerales, correlación entre nuestra arqueología y la del donde erraron y a sombras de alto ejemplo... mundo clásico al superar erróneos localismos y poner la atención en el estudio de la ceráEntre sus trabajos de directa aplicación a la mica, las joyas y los bronces en los que se enseñanza universitaria, que resultarán inolvimanifiesta la cultura de Tartessos, dejando a dables para todos sus alumnos, hay que desun lado la búsqueda obsesiva de la ciudad tacar el Arte Griego, que ha pasado y a de perdida. seis ediciones y es, sorprendentemente, el liDe ia época ibérica, tuvo especial preocubro en castellano más vendido en Grecia. L a pación por la escultura; dio a conocer relieUniversidad de Sevilla publicó su manual de ves, leones y toros de diversos lugares de Arte antiguo del Asia Anterior que debe Andalucía, complementó la edición española considerarse como fruto directo de su estandel Arte Ibérico de García y Bellido con arcia entre nosotros; tiene y a tres ediciones y es uno de ¡os mejores éxitos de su Servicio tículos sobre la tumba de P o z o Moro, l a Dama de Baza y los relieves de Porcuna, y de Publicaciones. También en Sevilia redactó dedicó a este último singular conjunto de un manual de Arte Egipcio que hemos emnuestra estatuaria antigua una serie de tres pleado durante muchos años en ejemplares estudios en el Boletín de la Real Academia fotocopiados, hasta que encontró el pasado de la Historia, en los que pudo indicar los oríaño su versión definitiva en dos volúmenes genes de las aportaciones griegas a la plástipublicados por la Historia del Arte, de Historia ca ibérica y los rasgos estilísticos e iconográ 16; en esta misma colección ha dado a la luz otros dos tomos de arte romano, con los que ficos que hacen posible su clasificación; además, e s t a s a p r e c i a c i o n e s le permitieron puede decirse que ha completado el repertoestablecer una mejor caracterización etnogrário de las materias de su cátedra. En estos fica de los túrdulos, los turdetanos y otros últimos están muchas de las ideas desarrollapueblos ibéricos de Andalucía, hasta entondas por don Antonio en Heidelberg, antes de ces poco diferenciados. venir a Sevilla, y que han podido así tener una expresión escrita, y a que en buena parte Para las antigüedades romana de Sevilla eran conocidas de todos los que asistimos a tuvo una preocupación permanente; su dissus clases; a todo ello se añaden sus tratacurso sobre el urbanismo antiguo de la ciudos sobre arte español de la antigüedad, en dad en la Real Academia de Bellas Artes varios manuales. constituye el punto de partida de la investigaEn cuanto a las antigüedades andaluzas, ción moderna, a lo que se añade su volumen don Antonio Blanco fue el autor de la interen la Historia de Sevilla editada por la Univerpretación del mundo tartésico como un fenósidad; él enseñó a los sevillanos muchas comeno de cultura orientalizante paralelo a sas en las que nadie había reparado de los otros del Mediterráneo; lo definió así en 1956, monumentos de sus calles o de las piezas del Museo Arqueológico, en visitas, para muchos, inolvidables. AVISO Que en l a Junta general de la mercantil Kelme Internacional. S. A. con domicilio calle Doctor Esquerdo. 59, 28007 Madrid, celebrada el 17 de enero de 1991, se acordó ampliar el objeto social, y en consecuencia el artículo 2.o de sus Estatutos, que quedará con la siguiente redacción: La Sociedad tiene por objeto: 1) La fabricación, compraventa, distribución, comercialización, exportación e importación de toda clase de calzado, prendas y artículos deportivos, materia prima total o parcialmente elaborada para dichas actividades: ceder, arrendar, prestar y realizar cualquier tipo de negocio jurídico con terceros (personas físicas o jurídicas, asociaciones con o sin personalidad, nacionales o extranjeras, en territorio nacional o extranjero) sobre la tecnología del objeto social, patentes, modelos de utilidad, marcas, etcétera. 2) La promoción, compraventa, arrendamiento y construcción de todo tipo de inmuebles sin excepción, maquinaria, instrumentos y demás medios propios del objeto social. Las actividades integrantes del objeto social podrán ser desarrolladas, total o parcialmente, de modo indirecto, mediante la titularidad de acciones o de participaciones en Sociedades con objeto idéntico o análogo. Lo que se publica con objeto de dar cumplimiento a lo establecido en le apartado l.o del artículo 163 del Reglamento del Registro Mercantil. -R. Se hace público, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 224 de la Ley de Sociedades Anónimas, que la Sociedad DEPORTES LA PERDIZ, S. A. ha acordado en Junta General Universal de Accionistas, celebrada el 15.01.91, la transformación en Sociedad de RESPONSABILIDAD LIMITADA. Y para que así conste, previamente a la aprobación del balance general cerrado el dia anterior del acuerdo, se certifica la presente. Huelva, 28 de Enero de 1991. -Fdo. José Santos Viera. Consejero Delegado. DEPORTES LA PERDIZ. S. A. Creo que muchos de sus alumnos conservarán un emocionado recuerdo de su explicación sobre la belleza clásica ante la Venus de Itálica, que complementaba sus clases sobre el desnudo en el arte griego, sobre la Astarté fenicia y la gaditana, sobre la muller marina gallega y sobre los ideales estéticos de la cultura universal, en las que aparecían también las pinturas de Boticelli y las poesías de Góngora. Otra de las visitas dirigidas por don Antonio de las que es grato hacer memoria es la de las Ruinas de Itálica; él dedicó varios artículos a ios emperadores y sus familiares o contemporáneos y paisanos, al igual que publicó una gran parte de sus mosaicos, pero dijo otras muchas cosas sobre la antigua ciudad que no llegaron a reflejarse en sus escritos. Era especialmente notable su maestría para traer a colación hechos y citas de los textos clásicos que daban nueva vida a las ruinas; sus recuerdos de las cartas de Trajano, de los poemas de Marcial o de los relatos de Tácito, hacían olvidar el silencio mudo de la famosa canción de Rodrigo Caro. Hoy la sombra de nuestro sabio maestro se une a las mil sombras nobles de su gran ruina en la itálica que se mantiene viva en su voz y sus escritos, cuando el rigor de la historia y la dureza del destino nos obligan a recordar otros versos del tan citado himno arqueológico: ...no os respetó el hado, no la muerte, ¡ay! ni por sabio a ti, ni a ti por fuerte.
 // Cambio Nodo4-Sevilla