Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La Expo cabe en una pantalla de IBM IN tener la menor idea de informática y sin necesidad de utilizar ningún teclado, cualquier visitante de la Expo tendrá a su disposición, en cientos de pantallas a todo color, cuanta información pueda necesitar durante su estancia en el recinto. Sin moverse de su pantalla sabrá al instante dónde y a qué hora encontrar la atracción o el espectáculo que busca. El visitante no sólo podrá informarse de qué restaurante tiene a su disposición en cada zona del recinto, de qué tipo de comida sirve cada uno o de cuáles son sus precios, sino que también podrá reservar mesa en cualquiera de ellos. Si el establecimiento en cuestión (del que la pantalla mostrará incluso imágenes) estuviera completo a la hora deseada, el ordenador ofrecerá al interesado alternativas horarias y una relación de restaurantes que en esa misma zona puedan ofrecer un servicio similar. Son sólo algunos ejemplos de lo que los llamados Puntos de Información No Asistida (Pinas) serán capaces de ofrecer en el recinto. El usuario dará todas sus órdenes a la pantalla poniendo el dedo en las distintas opciones que sucesivamente irán figurando en ella. El sistema cambia el teclado y el ratón por la simple presión del dedo y ofrece su información con predominio de imágenes y economía de textos, que irán en español, inglés o francés. El usuario no sólo podrá ser receptor de información, sino también emisor: tendrá la oportunidad de enviar mensajes a pers o n a s que s e e n c u e n t r e n en cualquier punto del recinto, que los recibirán en cuanto accedan, por cualquier motivo, a una de estas pantallas. Los mensajes pueden ser enviados oralmente, con una duración máxima de veinte segundos, o por escrito. En el pimer caso, el emisor utilizará los micrófonos de los que estarán provistos los ordenadores. En el segundo caso, volverá a utilizar el dedo para escribir su texto. En los mensajes orales, el usuario podrá completar aquello que dice con su propia fotografía, gracias a una cámara de fácil uso incluida en el Pina. Este sistema informativo ha sido diseñado por IBM como parte de su contribución a la Exposición Universal como proveedor oficial y socio tecnológico, figuras de patrocinio que representan un desembolso global de tres mil setecientos millones de pesetas. La red de pantallas auto- uso estará c o m p u e s t a de más de trescientos ordenadores ¡nterconectados por fibra óptica. El Sis- S tema ofrecerá, además de la información y los servicios apuntados, un periódico electrónico sobre la Expo de dos ediciones diarias y varias secciones que el del usuario debido a la intensa luz del verano de Sevilla. Los técnicos de IBM están estudiando distintas soluciones para este problema. El sistema de informa- IBM en virtud de su contrato con la Expo. Durante la celebración de la Exposición, la compañía prestará un servicio de información a participantes mediante la instalación de ordenadores PS 2 en cada pabellón. Estos ordenadores estarán conectados entre sí y conectados al ordenador central IBM 3090 instalado en la Cartuja. Ofrecerán información genérica o específica para cada país o titular de pabellón. El enlance entre los distintos P S se llevará a cabo por correo electrónico office visión y con distintos niveles de acceso. La red podrá distribuir información de la Sociedad Estatal para conocimiento general de los participantes o canalizar mensajes de un participante a los demás. También P S de IBM serán los terminales que consultarán las a z a f a t a s e n c a r g a d a s de l o s Puntos de Información Asistida (Pias) cuando no dispongan por sí mismas de los datos que puedan requerir los visitantes. Estos ordenadores contarán con impresoras para que los interesados puedan llevarse en papel la información solicitada. IBM posibilita asimismo el software que soporta la gestión de espectáculos de la Sociedad Estatal, una función que a b a r c a toda la infraestructura relacionada con equipos musicales, de luz y sonido, gestión de alojamientos o ensayos. La compañía ha desarrollado con este fin programas exclusivos para la Expo, incluso fuera del contrato de patrocinio. Todas las transacciones comerciales que se realicen dentro del recinto, tanto con tarjetas de crédito como en metálico, pasarán por terminales punto de venta (TPV) que IBM instalará con desarrollo software de El Corte Inglés. Todas las operaciones que se lleven a cabo con tarjeta tendrán que ser autorizadas en primer lugar por el ordenador central 3090, que discriminará las tarjetas válidas de las no autorizadas para operar. Tras este primer análisis, los terminales punto de venta conectarán con Cjada c e n t r o a u t o r i z a d o p a r a cada tipo de tarjeta y darán la validez definitiva a la operación. Habrá en todo el recinto mil doscientos TPV, terminales standar adaptadas a las necesidades de la Expo- 92 mediante tarjetas especiales para esta función. El mantenimiento y soporte de todo este sistema de alta cualificación precisará durante la Exposición Universal una atención especial durante las veinticuatro hora del día. Las pantallas sensibles al tacto que IBM instalará en la Expo proporcionarán la máxima información de utilidad al visitante usuario podrá elegir. Las pantallas ofrecerán, además, las portadas del día de los grandes periódicos internacionales. IBM tiene instalado ya en la Cartuja un prototipo de quioscos informativo con pantallas, aunque no ha entrado en funcionamiento. Las visitas de los domingos al recinto constituirán pronto un banco de pruebas para este sistema, que de momento sólo ha encontrado una dificultad: el fuerte reflejo que se interpone entre las pantallas y la mirada ción a visitantes mediante pantallas sensibles al tacto constará de treinta y tres quioscos de siete estaciones o pantallas para cada uno, situados en lugares estratégicos del recinto. La compañía informática presta, además, servicios especializados tanto a la organizadora como a los participantes. La gestión de la Sociedad Estatal, presupuestos, control de nóminas, asignación de recursos a los diferentes proyectos y otras aplicaciones interna son realizadas por El Centro de Tecnología de la Lengua empieza a dar resultados en la Cartuja N las instalaciones de IBM en la isla de la Cartuja funciona ya un reconocedor de voz como primer resultado del Centro de Tecnología de la Lengua (CTL) que la compañía ha creado para dedicarlo a la investigación y desarrollo del procesamiento informático de la lengua española. El objetivo de esta investigación se centra en conseguir una máquina de dictado automático que tendría múltiples aplicaciones profesionales. El reconocedor de voz instalado en la Expo identifica hasta el momento un total de mil doscientas palabras, que en marzo serán cinco mil. La Medicina será una de las áreas profesionales que más podrán beneficiarse del dictado automático una vez que se comer- E cialicen estos ordenadores. Especialistas como los radiólogos, que utilizan el tradicional dictáfono para sus informes, podrían ver facilitado su trabajo con esta innovación tecnológica, según afirman los técnicos del CTL. El uso de estos aparatos, que tendrían ün pequeño margen de error, estaría especialmente indicado para casos en los que el hecho de efectuar pequeñas correcciones no representara una excesiva penalización. Los aparatos de dictado automático serán comercializados de forma inminente en Italia y habrán de esperar algo más en España. Otra aplicación de las investigaciones del CTL será el tratamiento de textos escritos y la corrección de sintaxis. José María IGEÑO
 // Cambio Nodo4-Sevilla