Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 A B C MC 92 mimmmMMí VIERNES 7- 2- 92 Túnez, al sur de la Historia Promoverá l a Declaración de Cartago y el concepto del codesarrollo Túnez, vecino geográfica e históricamente de España, apuesta por una concepción de la Expo que equilibre el negocio y la política, el espectáculo y el diálogo mundial. Aprovechando la Muestra Universal, el presidente Ben Ali pretende promover la llamada Declaración de Cartago, para que sea firmada por todos los partíTúnez vive una transición hacia la democracia, con todas las dificultades propias de un país modesto económicamente, cuya sociedad no tiene interiorizada la cultura del Estado de Derecho, circunstancia común a sus vecinos m a g r e b í e s c o m o s e ha puesto de relieve en Argelia. Ridha Tlili, profesor de Historia, investigador que ha colaborado con la Unesco, es el comisario de Túnez en Expo 92, y afirma sobre su participación que tenemos muchas vivencias comunes con España, d e s d e la época de Cartago, o la España musulmana. Consideramos importante que una ciudad culturalmente sureña sea sede de una Exposición que coincide con un replanteamiento de Europa. A nuestro juicio, el Acta Única no puede borrar el entorno natural geopolítico, y Túnez, España, Francia. Italia, Argelia y Marruecos seguirán compartiendo la historia del Mediterráneo occidental. Mi país va hacia la democracia, y para que esto sea una realidad es vital salir del contexto tercermundista y consolidar las relaciones con nuestros vecinos del Norte España concedió en 1986 a Túnez una línea de crédito de 1.500 millones de pesetas, y en 1990 se aprobó otro, dentro de los Fondos de Ayuda al Desarrollo, por 10.000 millones. El presupuesto tunecino para la Expo 92 es de 400 millones de pesetas. Su pabellón individual ocupa una parcela de 1.510 metros cuadrados y su configuración es propia de la arquitectura del país. Está previsto que el edificio esté terminado el 27 de febrera, a falta de la instalación de todos los elementos decorativos, que se concluirán quince días después. Ridha Tlili, comisario: Sevilla ya cree en l a Expo, pero no en su futuro Sevilla. Juan Luis Pavón cipantes, en favor de la paz y el concepto del codesarrollo que supere el de cooperación en las relaciones internacionales. Entre sus actividades, cabe destacar una fiesta de hermanamiento de la antigua Cartago con la murciana Cartagena y la colombiana Cartagena de Indias. Ciudades de un Sur que también existe. Cada mes habrá una fiesta en el pabellón, desde una boda al modo tradicional hasta un cortejo con vestidos antiguos, y un desfile el 25 de junio para recordar a la Cartago púnica que dominó el Mediterráneo hasta el apogeo de los romanos. Este acto incluye además un hermanamiento con la Cartagena murciana y la Cartagena de Indias colombiana, tres ciudades que simbolizan tres épocas y tres culturas. En la tienda del pabellón se podrán encontrar reproducciones de piezas de artesanía, hechas con la certificación del Instituto Nacional de Arqueología. Queremos ofrecer al público cosas que no pueden encontrar en ningún otro sitio, nada de llaveros y pegatinas c o m o en cualquier gran almacén afirma Tlili. El comisario tunecino, que se muestra satisfecho por el trato que la Expo les depara a los países árabes, siempre ha manifestado que la Expo no debe ser sólo un montaje comercial y turístico, sino una oportunidad única para que se reflexione sobre el mundo y su futuro. Tenemos seis meses para dialogar y pensar, no sólo para participar en una feria. Es posible la armonía entre el negocio y el pensamiento, y se pueden organizar encuentros políticos, económicos y culturales de importancia En este sentido, el presidente de Túnez, Zine El Abldine Ben Ali, propondrá que todos los participantes en la Expo apoyen y firmen la llamada Declaración de Cartago un manifiesto con vocación universal en el que se postula un nuevo concepto para las relaciones internacionales, el codesarrollo que va más allá del tan manido de cooperación en los intercambios Norte- Sur, donde subyace casi siempre la dependencia de unos respecto a otros, lo que impide la instauración de un sistema democrático. hará especial referencia al lenguaje capsiano, anterior al latín, que nació en Túnez. No hay que olvidar que Cartago fue creada por los fenicios, autores del primer alfabeto. En las diversas salas habrá mosaicos, reproduccio- nes de piezas antiguas y réplicas de estatuas, como una de Hércules. En relación con el Túnez actual, se explicarán, por ejemplo, la utilización de energías naturales, sobre todo la solar y la reutilización del agua. Un restaurante con menú fenicio Mondher Lakhdhar es el responsable del restaurante tunecino, que estará abierto diariamente hasta la una de la madrugada. Va a ser sin d u d a uno de los g r a n d e s atractivos del pabellón, porque sus menús son el resultado de una amplia investigación sobre la gastronomía fenicia, cartaginesa y romana, que es también hablar sobre la alimentación de los tartésicos, nuestros antepasados, tan ligados a los comerciantes fenicios. Los c o m e n s a l e s podrán degustar un trabajo de arqueología c u l i n a r i a que pretende basarse únicamente en los ingredientes naturales que ya existían en aquella época (sin aditivos ni colorantes) en las técnicas de h a c e d o s mil q u i n i e n t o s años. Lakhdhar nos explicó un menú tipo fenicio para su restaurante: Neptunalia V o c a b l o cartaginés para designar entremeses de la mar ofrecidos en pequeños cuencos, como pulpo, calamar, salmonetes, etc. La messagere de Didon Da nombre a una codorniz en su jugo con salsa de guisantes, remolacha, limón y lentejas. Didon es una legendaria reina de la fundación de Túnez. Don de pan a seigneur Julius Cordero, que sigue siendo la carne básica en la alimentación de los países musulmanes. Délices des cinq sur lit de liber Ensalada de frutas, limpiadas y troceadas, que se ofrecen envueltas en una hoja de parra. Escritura y navegación El visitante al pabellón comprobará rápidamente que Túnez ha optado por no inundarle de audiovisuales, como sucederá en buena parte de la Expo. Tres son sus principales exposiciones: la navegación marítima como vía de descubrimientos y comunicación hasta comienzos del siglo XX; la escritura como herramienta básica de la cultura y conocimiento mutuo entre los pueblos, y la participación de Túnez en la historia universal. Respecto a la escritura, se Elogio a la Prensa Tlili está aprovechando su estancia para escribir sobre Sevilla y los sevillanos. A mi juicio, el sevillano vive de modo comunitario, pero sus grupos son pequeños y cerrados. Hasta hace unos meses, no creían en la Expo, pero ahora sí y mucho, en buena parte por la gran labor informativa y de toma de conciencia que hace la Prensa local
 // Cambio Nodo4-Sevilla