Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 A BC A B C DE SEVILLA DOMINGO 11- 4- 93 Curro Romero, en presencia de Espartaco Domingo de Resurrección. Para el mundo del toro, para Sevilla sobre todo, domingo de Maestranza. Domingo en el que las puertas de la plaza de toros se abren, después de la larga espera invernal. Hoy comienza, de manera oficial, la temporada taurina en la Real Maestranza. Y como cada año, cartel de lujo para la apertura: Curro Romero, Si hay una fecha que sea santo y seña para los aficionados sevillanos, ésa es la del Domingo de Resurrección. Cuando todavía están resonando tambores y cornetas, se entremezclan con el sonido de los clarines que, a las seis y media en punto de la tarde- sólo los espectáculos taurinos comienzan a su hora, dice un refranero del toro- anunciarán el comienzo del festejo y, por ende, de la temporada taurina en Sevilla. Domingo de Resurrección ha significado siempre ambiente de toros; mañana de ajetreo en los aledaños de la plaza; run- run de expectación de cara al comienzo de la temporada; bares y tabernas repletas de aficionados, esperando a que sea la hora de los toros. Atrás han quedado los meses de invierno, donde el aficionado, ávido de toros, mató el gusanillo con charlas, conferencias, exposiciones y festivales. Así todos los años. Pero Domingo de Resurrección también significa, cartel de lujo en Sevilla. Cartel de lujo en la Maestranza. Acicalada, totalmente remozada, la plaza de toros de El Arenal se prepara para abrir sus puertas y recibir la primera terna del año taurino. Y si en los anteriores hubo lujo, tronío y fuerza en el cartel, éste no iba a ser menos. De nuevo Curro Romero, que si bien el pasado año no toreó en su Domingo de Resurrección y marchó a tierras malagueñas, éste sí está presente. Junto a él, el diestro más importante de la última década, Juan Antonio. No hacen falta ni apellidos ni apodo- E s partaco se anuncia- para reconocer ese nombre compuesto que tantas y tantas tardes de gloria ha dado a la Fiesta, no sólo en la Maestranza, sino en todo el orbe taurino. Y en medio de ambos, sonrisa amplia pero seguro que nervios a flor de piel, un toricantano, como también viene haciéndose tradición en Domingo de Resurrección: Manuel Díaz El Cordobés que poco después de las seis y media, si el tiempo no lo impide, las autoridades lo permiten- y el toro no lo descompone, no se olvide- será matador de toros. El sueño de cualquiera que se viste de luces, que no concilia aquél, pensando y pensando lo que hará a partir del momento en que el maestro de Camas le entregue los trastos de matar. Sevilla. Fernando Carrasco Juan Antonio Ruiz Espartaco y la alternativa de un chaval, Manuel Díaz, apodado El Cordobés y que a muchos aficionados les trae la nostalgia de los años sesenta. Para ellos, seis toros, seis, del campo jerezano: Alvaro Domecq y Diez, Torrestrella en los carteles. Llegó el Domingo de Resurrección. Comienza la temporada taurina en Sevilla. Aparicio recibiese los trastos de matar de manos del Faraón, en presencia de Espartaco. Y un año después, 1991, Martín Pareja- Obregón se hacía matador de toros de manos de Romero y de nuevo el de Espartinas como testigo. Y una tarde de Resurrección, en 1983, fue testigo de la alternativa de Juan Mora. El Brujo de San Bernardo, Manolo Vázquez, en temporada de adiós de los ruedos, era el padrino de la misma. Dicen que Romero se nos marcha, que este año él será quien diga adiós. Se cuenta y no se cree. Este mismo invierno, el faraón de Camas explicaba a A B C que no sé cuánto tiempo estaré en los ruedos. Lo que sí es verdad es que los años no pasan, y uno no está como cuando tenía 25 años. Supongo que dos años más seguiré. No he sido nunca hombre de medias tintas. Ni en el toro ni en la vida. Pero cuando me vaya lo haré en silencio. No quiero decir que me retiro oficialmente Así ha sido siempre. Por eso, el aficionado no quiere creerse que ésta sea la última temporada de Curro Romero. Si todo sale como está previsto, el ca- trante, con ese andar pausado, en siballero jerezano enviará seis ejempla- lencio, con la mirada abajo, presintienres que, a poco que se dejen, podrán do la tarde, presidiendo el festejo. No servir para disfrutar de una gran tarde le hicieron nunca falta los números, de toros. Las esperanzas están pues- las estadísticas, que se quedan para tas hoy en los seis toros de Torrestre- aquellos que alguna vez quisieron juslla que irán saliendo por la puerta de tificar lo injustificable. Porque Curro chiqueros. Romero no precisó jamás de orejas, La ganadería de Torrestrella, que vueltas al ruedo y ovaciones. Sevilla, Desde 1983, el Faraón sólo faltó una sola tarde, la del pasado año, a su cita con esta tradicional fecha pasta en Los Alburejos viene precedida de éxitos importantes no el pasado año, sino en anteriores temporadas, donde muchos diestros fraguaron su carrera en plazas de responsabilidad con triunfos importantes. Sin ir más lejos, un toro de Alvaro Domecq, el 7 de. mayo del pasado año, le sirvió al madrileño José Arroyo Joselito para cortar su primera oreja en la Maestranza. Esta divisa le abrió las puertas de Sevilla, y el aficionado reconoció la entrega del torero. Para este año, Torrestrella en Domingo de Resurrección. Que triunfen los diestros, porque será señal que lo que vino del campo de Jerez tuvo solera. st oo Curro Romero Se pierden en la memoria del aficionado la de veces que cruzó, desde la puerta de cuadrillas, el albero maes- la Maestranza, sabe de sobra quién es quién en el toro. Y hablar de Romero en Sevilla es hablar del toreo con mayúsculas. Desde hace unos años, Curro Romero ha sido el santo y seña del Domingo de Resurrección. Concretamente, ciñiéndonos a las fechas que van desde 1982 hasta 1992, Romero estuvo presente el Domingo de Resurrección en todos los carteles, salvo el pasado año, que actuó un día después. Romero se fue a Málaga, donde también se le quiere y ha obtenido éxitos increíbles en su larga trayectoria. En este tiempo fue padrino de tres alternativas, aunque a los largo de toda su carrera alternativase a ocho esta fecha. En 1985, junto a Rafael de Paula, se la otorgaba a Lucio Sandin. Habría que esperar al Domingo de Resurrección del 90 para que Julio Espartaco Estuvo a punto de no torear este año. Dijo, a finales de la pasada temporada, que iba a descansar. Pero, como señaló en una entrevista publicada por este periódico, no sé hacer otra cosa. Soy feliz toreando. Mi vida ha sido el toro y me encuentro bien, estoy con fuerzas. Voy a seguir to- Camas y Espartinas: diez Puertas del Príncipe Entre ambas, Camas y Espartinas, Romero y Espartaco, suman la friolera de diez salidas por la Puerta del Príncipe. Son los dos matadores de toros que más veces cruzaron la ansiada puerta en volandas, a hombros de Sevilla. Ellos dos, uno de Camas, otro de Espartinas, torean esta tarde juntos de nuevo en la Maestranza. Difícil, por no decir imposible, que se vuelvan a juntar dos diestros que sumen un número tan escalofriante. Cinco para c a d a uno. Estas son: Curro Romero: 16 de junio de 1960. Toros de Clemente Tassara para Manolo González, Jaime Ostos y Curro Romero. 19 de mayo de 1966: Día de la Ascención. Toros de Carlos Urquijo para Curro Romero, como único espada. Cortó un total de ocho orejas. 24 de abril de 1967: Corrida a beneficio de la Cruz Roja. Toros de C a r l o s Urquijo para Miguel Báaez Litri (cogido de gravedad) Jaime Ostos y Curro Romero. 13 de junio de 1968: Seis toros de Núñez Hermanos, Clemente Tassara, Núñez Hermanos, Pérez Angoso, Montalvo y Herederos de Carlos Núñez, para Curro Romero como único espada. Cortó un total de cuatro orejas. 19 de abril de 1980: Toros de Núñez Moreno de Guerra y otros tres de Herederos de Carlos Núñez, para Curro R o m e r o José María Manzanares y Juan Antonio Ruiz Espartaco Espartaco: 27 de abril de 1982. Toros de Jandilla para Curro Romero, Francisco Rivera Paquirri y Juan Antonio Ruiz Espartaco 25 de abril de 1985: Cinco toros de Manolo González y uno de González Sánchez Dalp p a r a Emilio Muñoz, Tomás Campuzano y Juan Antonio Ruiz Espartaco 13 de abril de 1986: Toros de Carlos Núñez para Curro Romero, José Antonio Campuzano y Juan Antonio Ruiz Espartaco 28 d e abril 1 9 8 7 T o r o s de Juan Pedro Domecq para Antonio Chenel Antoñete Manolo Cortés y Espartacp. 15 de abril de 1990: Toros de Torrealta para Curro Romero, Espartaco y Julio Aparicio, que tomó la alternativa. Solera de Jerez Será la primera divisa que salte al ruedo de la Maestranza. De los campos jerezanos, con la solera propia de los vinos de la tierra, la ganadería de Alvaro Domecq y Diez ha ido consolidándose con el paso de los años. Hierro apetecido por todos, viene por vez primera en Domingo de Resurrección.
 // Cambio Nodo4-Sevilla