Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 A B C A B C DE SEVILLA J U E V E S 1- 7- 93 Mañana se bendice la imagen de la Virgen de las Madejas que sustituye a la quemada en 1936 El nuevo icono y el retablo, que se encuentran en San Roque, han sido costeados por el Ayuntamiento Sevilla. María José Carmona. Cincuenta y siete años después de que el fuego hiciera desaparecer la imagen de la Virgen de las Madejas, un nuevo icono de la misma advocación será hoy bendecido en la parroquia de San Roque. Tanto la imagen como el retablo han sido costeados por el Ayuntamiento de Sevilla, cuyos representantes asistirán mañana a la función votiva en honor del Santísimo Cristo de San Agustín, en la que vuelve a participar desde 1991 el CaA las nueve de la noche de mañana viernes será bendecida la nueva imagen y el retablo de la Virgen de las Madejas, destruida en el incendio que sufrió el templo de San Roque el 18 de julio de 1936. El acto tendrá lugar inmediatamente antes de la función votiva que en honor del Santísimo Cristo de San Agustín se celebra mañana y a la que asistirá una representación del Ayuntamiento de Sevilla, encabezada por el alcalde, Alejandro Rojas- Marcos. El jefe de Protocolo del Ayuntamiento de Sevilla, Mauricio Domínguez Domínguez- Adame, señaló como ya lo hiciera en una conferencia pronunciada en la iglesia de San Roque en marzo de 1990, que según el sacerdote José Alonso Morgado en 1882, Nuestra Señora de las Madejas se veneró por espacio de varios siglos en su retablo situado en uno de los arcos del acueducto frontero del Prado de Santa Justa, denominado los caños de Carmona. La etimología de su nombre se atribuye al lema de la ciudad No 8 Do achacable a Alfonso X el Sabio quien lo inscribió para dar a entender que Sevila siempre le fue fiel y leal al no seguir el partido de su hijo Sancho, que se alzó con las armas del reino. Igualmente, el Abad Gordillo hizo referencia a la imagen asegurando que en uno de los pilares de los arcos por donde el agua llegaba a Sevilla, sobre el arroyo del Tagarete, se reverenciaba una imagen de la Virgen, con la tradición de que se colocó allí por orden del rey Alfonso X. Aunque quizás todo ello sea una leyenda, Mauricio Domínguez mantiene que tal vez sea la inscricpión de los caños de Carmona la más antigua que se conozca en la ciudad, si es que data del siglo X V No c o n o c e m o s- a s e g u r a- d o c u m e n t o del archivo municipal ni monumento anterior al siglo XVII que posea el No 8 Do Será Ortiz de Zúñiga, en 1677, quien explicará pormenorizadamente el detalle del blasón. La primitiva imagen de la Virgen de las Madejas fue realizada, a finales del siglo XVIII por el escultor Cristóbal Ramos, autor, entre otras, de la imagen de la Virgen de las Aguas que recibe culto en la capilla del M u s e o Medía unos sesenta y cinco centímetros de altura y estaba realizada en barro cocido. La imagen mostraba la figura de la Virgende pié, sirviéndole de peana un globo de nubes. Sostenía, recostado en su lado izquierdo, al Niño Jesús. El jefe de Protocolo del Ayuntamiento asegura que el culto y la devoción a a la Virgen de Las Madejas fue tan popular que su nombre se oía frecuentemente entre los sevillanos. Permaneció durante siglos en una hornacina de los caños de Carmona, junto al lema No 8 Do bildo de la Ciudad, y en el que tendrá lugar la bendición. La primitiva imagen, que permaneció durante siglos en los caños de Carmona, donde también se encontraba el lema atribuido a Alfonso X el Sabio No 8 Do y que fue trasladada por los fieles a San Roque, después de sufrir graves desperfectos, se quemó con todo el templo en 1936. Ahora, cuando se cumplen ciento veinticinco años de su traslado a San Roque, Sevilla recupera una imagen de la Virgen a la que tuvo gran devoción. cabecera de la nave de la Epístola. El incendio de julio de 1936 la devastó, como a todo el templo, salvo el rostro, cuyo paradero se ignora. Mientras que la imagen de la Virgende la Hiniesta, que también fue destruida al comienzo de la Guerra Civil, se volvió a realizar con presteza, ni la del Cristo de San Agustín, también de gran devoción, ni la de la Virgen de Las Madejas corrieron la misma suerte. La realización de la de San Agustín, que corrió a cargo del Ayuntamiento, se emprendió en 1943, aunque la talla no sería bendecida hasta el 2 de julio de 1950, Fue en 1990, y cuando hacía décadas que se habían levantado algunas voces en la ciudad, pidiendo que se realizara una nueva imagen, el año en el que la junta de la Hermandad de San Roque se puso en contacto con el Ayuntamiento y, entre otras tradiciones, como la de participar en Semana Santa, en la estación de penitencia, la de que fuera un capitular el que retirara el Jueves Santo la llave del Sagrario de San Roque, o la de asistir a la función votiva de San Agustín, se volvió a plantear la ejecución de una imagen dedicada a la Virgen de las Madejas. L a D e l e g a c i ó n de F i e s t a s Mayores, que preside el concejal del Partido Popular Jaime Bretón asumió la propuesta, largamente anhelada por el jefe de Protocolo y se decidió que el Ayuntamiento corriera con los gastos del nuevo retablo de la Virgen y de su propia talla. El retablo es obra de Manuel Calvo mientras que la imagen de la Virgen ha sido realizada por Rafael Río. Prácticamente de forma paralela, Emasesa, Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas, cuya Gerencia está o c u p a d a por J o s é Luís Prats, decidió colocar un azulejo en el lugar aproximado donde una vez se veneró a la primitiva imagen. Desde hace unos días ese azulejo con la imagen de la Virgen de Las Madejas, puede contemplarse en los recientemete recuperados tras la demolición del Puente de La Calzada, arcos de los caños de Carmona. San Benito Es cierto- a ñ a d i ó- que existió antiguamente una fervorosa hermandad dedicada a su culto que cuidaba del decoro de la hornacina y del esplendor de sus fiestas que se le consagraban en la cercana iglesia del Monasterio de San Benito y, particularmente, una principal que tenía lugar el 15 de agosto. En la hornacina de los caños de Carmona permaneció hasta 1868. Coincidiendo con la revolución, la imagen fue profanada Imagen de la Virgen de las Madejas, consumida por el fuego en 1936 por lo que los fieles trasladaron a la Virgen de las Madejas a la Iglesia de San Roque para continuar rindiéndole culto. Permaneció en el Altar Mayor del templo durante algún tiempo para con posterioridad quedar colocada en el de la Virgen del Socorro, en la La Parroquia de San Roque, en llamas Sevilla. M. J C. Fue la de San Roque una de las iglesias incendiadas el 18 de julio de 1936. Según un estudio editado ese mismo año y elaborado por José Hernández Díaz y Antonio Sancho Corbacho, las llamas destrozaron todo el templo que había sido construido en el siglo XVII, después de que ei domingo 6 de diciembre de 1759 otro terible incendio, devastase la iglesia por primera vez. Según un estudio realizado porel jefe de Protocolo del Ayuntamiento de Sevilla, Mauricio Domínguez D o m i n g u e z- A d a m e aquel primer incencio provocó que a las cinco de la mañana un gran volván de humo saliese del templo. El asistente, Pedro S a maniego, marqués de Monterreal, con tropas de infantería y caballería dirigió las operaciones para rescatar las imágenes y el archivo. De los iconos se salvaron, el de San Roque, el del Señor de las Penas, el del Señor de las Lágrimas y el de la Virgen del Socorro que fueron trasladadas a la cercana Capilla de Los Negritos. Cuatro meses después se comenzó a reedificar el templo a lo que el Ayuntamiento contribuyó con dos mil pesos, encargándose de dirigir la edificación el arquitecto Pedro de Silva. La iglesia se estrenó el 20 de diciembre de 1736. Tras el incendio del 18 de julio de 1936, del templo quedaron solo los muros. Y a en 1943, el párroco Juan José Robredo elevó un escritpo al Ayuntamiento para que la Corporación costeara una nueva imagen del Cristo de San Agustín que habría de realizar, por quince mil pesetas, Antonio lllanes Rodríguez. De la Virgen de las Madejas sólo se salvó el rostro que nadie sabe donde se guardó.
 // Cambio Nodo4-Sevilla