Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 4 A B C ¡L próximo 27 de r mayo va a hacer ciento ochenta y seis años de su asesinato, muerto a trabucazos en la Puerta de Triana (por d e s c o n o c i d o s y no sevillanos) ya que, según algunos, era afrancesado y enemigo de su patria. Todavía no se sabe la verdad del asunto, porque los archivos familiares serían destruidos por la familia, si era verdad lo de su afrancesamiento, o por el pueblo que entró a saco en su casa ese mismo día, o quizá después, cuando entraron los franceses en Sevilla en 1810. El conde del Águila, marqués de Paradas y marqués de la Sauceda, se llamaba don Juan Ignacio Espinosa y Tello de Guzmán, y estaba casado con doña Victoria Fernández de Córdoba y Varona, de la que tenía dos hijos, Rafaela y Fernando, el cual tenía siete meses cuando asesinaron a su padre. Vivía en la plazuela de los Trapos, en la casa que había sido de sus antepasados, los Maldonados, donde tenía una gran biblioteca, y pinacoteca con cuadros de gran valor. En los archivos y libros consultados nada se dice de sus ideas, pero sí que era un hombre culto, bastante más que la mayoría de los de su clase, honrado, enérgico en sus puestos de responsabilidad que llevaba con gran entereza, y opuesto a la corrupción, como representante del vecindario, sobre todo en el orden y moralidad de los mercados. Con todo ello se ganó mortales enemistades en algunos sectores de la ciudad, aunque en el Ayuntamiento todos reconocían su valía y conocimientos en asuntos tales como los enterramientos en iglesias y capillas intramuros de la ciudad, así como los relativos a los fueros del Ayuntamiento. Tenía otro enemigo irreconciliable en el conde de Tilly, con el que acababa de tener un grave altercado en casa de Uriurtúa. A todas estas causas se atribuyó su muerte, y aunque de Tilly intentó reivindicar a su marido, nadie en realidad le hizo caso. También se decía que era enemigo suyo un tal Nicolás Núñez y Tap, enjuiciado por contrabando, y a su vez enemigo de Tilly, por lo que no parece que ambos se unieran para planear el crimen. A mi juicio sería un noble liberal, aunque no tanto como otros que lo fueron hasta ir a Bayona y jurar a José Bonaparte, incluso formando parte de su Casa y Corte, e intelectuales que también tomaron partido en el ridículo simulacro de Cortes que allí tuvieron lugar en octubre de 1808. También se dijo que había recibido en su casa a un oficial del general Murat que llevaba papeles importantes para las autoridades sevillanas, y como parece que fue verdad, algo de contacto con los franceses habría de reconocerse, ya que después de muerto hubo varias cosas inexplicables. Y ahora vayamos el día 27 de mayo de 1808 eñ el que la Junta Suprema de Sevilla declaró oficialmente la guerra a Napoleón. Por la mañana el conde el Águila había ido en su coche hasta la Macarena, donde lo esperaba el marqués de Gelo, para entre los dos ordenar a caballo las turbas que se dirigían a la casa de don Francisco de Arias de Saavedra, acabado de nombrar presidente de la Junta, con la pretensión de meterle prisa a los miembros de dicha corporación. Un grupo, con una pinta indescriptible, formado por lo peorcito de Sevilla, y al mando de un oficial retirado llamado Saavedra, se van a las C a s a s del Ayuntamiento, donde TRIBUNA ABIERTA J U E V E S 26- 5- 94 E ¿FUE EN VERDAD EL CONDE DEL ÁGUILA UN AFRANCESADO? doce de la noche otro e c l e s i á s t i c o c o n la ayuda de dos criados, consigue descolgar el cuerpo, y metiéndolo en un ataúd se lo llevan al convento DomiPor Joaquín VÁZQUEZ PARLADE nico de San Pablo (hoy iglesia de la Magdalena) donde, en atención a acusan al conde de lo antes dicho respecto al su hermano el prebendado de la catedral don oficial de Murat. Como allí parece que les haMiguel de Espinosa, lo entierran. Todavía hay cen poco caso, el pueblo invadió la casa del en la primera nave, frente al cancel de la conde, y al no encontrarlo, se van a la Macapuerta, una lápida que pone D. O. M. Aquí rena, desde donde lo llevan arrastrando hasta yace un hombre que pide a todo fiel cristiano el Ayuntamiento. Sereno, pero aturdido, el que le ecomiende a Dios. R. l. P. A. Se extinconde llega al Ayuntamiento a la una, pidiengue la familia, y nadie da mejor sepultura al do el pueblo que se le juzgue de inmediato muerto innominado, teniendo mejores panteocomo traidor, y que lo condenen a muerte. nes en otras iglesias. El presidente de la Junta lo declara prisionero bajo vigilancia dej conde de Tilly, y del juraEl fallecimiento no es inscrito en el libro pado Manuel Peroso, ambos miembros de la rroquial hasta siete años más tarde, el 18 de Junta Suprema, que anuncia con repiques noviembre de 1815, para lo que tiene que para distraer la atención del pueblo, la inmeaprobar la orden el presidente de la Junta, y diata jura al rey por dicha Junta Suprema. El firmar como vocales don Fabián Miranda, jurado Peroso, ante tan angustiosa situación, deán; don Gerónimo Moreno, caballero de se asoma a la galería para mostrarse al pueMontesa y aguacil del Ayuntamiento; marblo, y pedirle clemencia con el descendiente qués de Grañina, vocal; marqués de las Tode los Tellos y Maldonados, y manifestó que si rres de la Pressa, vocal; don Francisco Javier prometían respetar a la persona del preso, Cienfuegos, canónigo y vocal; marqués de éste sería conducido hasta la Puerta de TriaLoreto, maestrante y veinticuatro de Sevilla. na, en calidad de caballero regidor, con asienEra hermano de la Caridad, y nunca se le to permanente en el banco dé Justicia. No le dijo una misa. La condesa se va a Madrid a hacen caso, y sale el conde escoltado por dos pedirle al rey José que le concedan la patria aguaciles, y la tropa que lo trajo de la Macarepotestad y tutería de sus hijos, cosas que le na, a cada minuto más exaltada y chillona. conceden, pero que en seguida pierde al casarse con un oficial de la Guardia Real. Pidió En medio de empujones y gritos, lo van y obtuvo del rey intruso una orden para searrastrando por la calle Catalanes (hoy Albaguir de tutora de sus hijos, aunque luego la reda) y en la esquina del colegio de San pierde definitivamente al abandonar España Buenaventura le dan una pedrada en la cara los franceses, quedándose de tutor un tío de que le hace sangre, y se tiene que apoyar en los niños, el don Miguel de Espinosa ya citael muro para no caer. Cuando se repone sido, y por muerte de éste, su otro hermano, gue su calvario, en medio de más aullidos y también canónigo, don Francisco de Paula. pedradas. Al llegar a la calle Pajaría (Zarago 1. ¿Por qué recibió el conde a un oficial za hoy) vuelve a tambalearse, porque le han de Murat con papeles importantes? dado un bayonetazo en el pecho que le hace 2. ¿Por qué nadie de la Junta le echó correr más sangre aún, y sigue hasta desemuna mano cuando llegó de la Macarena preso bocar en la Puerta de Triana. En el Castillo junto con el marqués de Gelo, salvándose de la Puerta no había guardia, y apenas enéste y muriendo él? tró Espinosa en él le encuentran un cura para 3. ¿Por qué hubo que pedirle permiso al que se confiese, y en seguida cuatro miserapresidente de la Junta siete años después de bles lo arcabucean. Sacan su cadáver al balsu muerte para inscribir la defunción en el licón, y lo amarran a la baranda, para que el bro parroquial? pueblo de Sevila aplauda su muerte. A las 4. ¿Por qué la condesa se va a Madrid a implorar protección de José Bonaparte? 5. ¿Qué clase de influencia podía tener ella con un rey al que odiaba casi España? 6. ¿Por qué se casa con un francés, dadas las circunstancias por las que pasaba Esr paña en plena guerra de la Independencia? 7. ¿Por qué era enemigo del conde de Tilly, conocidísimo por su exaltación antifrancesa? 8. ¿Cuál fue su gran pelea con Tilly en casa de Uriurtúa? 9. ¿Cuál era el motivo que tenían sus hermanos para que la viuda no fuese la tutora? 10. ¿Qué motivos tuvo la Caridad para no decirle misas ni responsos, único caso en la vida de la hermandad, y menos cuando él había sido miembro de su junta como primer teniente de hermano mayor en 1804? 11. ¿Por qué hubo que esperar siete años para la inscripción de su muerte? 12. ¿Por qué nombran a Telly para que lo vigile mientras está en el Ayuntmiento sabiendo que era su enemigo mortal? Si se contestase con la verdad a todas estas preguntas no habría más remedio que reconocer la condición de afrancesado del conA de de Águila, aunque de ninguna de las maneras antipatriota. Si quieres gastar una simpática broma por televisión a un familiar o a un amigo, llama al teléfono (91) 577 69 66, Srta. Cristina. De 10: 00 a 20: 00 horas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla