Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABC ABC De perfil D E SEVILLA VIERNES 9- 12- 94 MANUEL DÍAZ JARGÜ 1 N Desde hace unos meses es el nuevo hermano mayor de Las Aguas, si bien ha pasado por varios cargos en la junta de gobierno de la Hermandad, habiendo tenido también responsabilidades en el Consejo de Cofradías, del que fue, durante nueve años, delegado del Martes Santo, sin desvincularse por ello de la hermandad, c o m o él m i s m o manifiesta. ¿A qué retos se enfrenta es esta etapa como hermano mayor? -H e m o s tenido obras en la capilla, con lo que ahora quiero fomentar la vida de hermandad organizando actos formativos, y también de caridad. Salimos de una etapa de restauración y hemos estado sin templo ni sitio donde reunirnos, así que tenemos que volver a recuperar la vida de hermandad. ¿Cuáles son las primeras cosas que va a hacer? -Quiero terminar la restauración del altar mayor e instalar los altares de la Virgen del Rosario y la de Guadalupe. Más adelante me gustaría que consiguiéramos la terminación del palio. ¿Cuál es su principal objetivo? -Que la hermandad tenga actos los trescientos sesenta y cinco días del año- ¿Cómo definiría la situación actual de la Hermandad de las Aguas? -Ahora hemos comenzado una etapa de más sosiego porque estamos en nuestra casa, aunque en el Sagrario hemos tenido una magnífica acogida; y podemos plantearnos las cosas con más tranquilidad. ¿Y cuáles cree que son sus principales características? -Somos una hermandad sencilla, que está creciendo, aunque ya tenemos abolengo por ser de Sevilla y del Lunes Santo. ¿Cómo definiría su papel de hermano mayor? -Mi papel es fomentar y coordinar las actividades de las hermandades durante el año, tanto en lo que se refiere a los cultos como a la cofradía en la calle. Debo hacer una labor diaria para que la junta de gobierno de su fruto. ¿Cómo cree que se debe integrar la juventud? -Dejándoles colaborar en todo lo que se organice, aunque respetándoles sus características especiales. Pienso uqe d e b e n estar vinculados c o m o unos miembros más, si bien pueden realizar actos por separado. ¿Qué le gustaría dejar tras su paso por este cargo? -Una buena parte de mis objetivos cumplidos, pero sobre todo, un camino abierto para que todos los que vengan detrás de mí puedan seguir profundizando. Stella BENOT El arzobispo presidió la apertura del proceso de canonización de la madre Celia Méndez Se produce a los siete años de la beatificación del cardenal Marcelo Spínola Sevilla. S. C. Coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción, el arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, presidió en la Iglesia del Colegio de las Esclavas del Divino Corazón la apertura del proceso de canonización de la Madre Celia Méndez y Delgado, cofundadora de dicha Congregación. El proceso es de tipo histórico y se lleva a cabo por vía de documentación, incoándose en Sevilla por ser donde murió Madre Celia El arzobispo de Sevilla, monseñor Amigo V a llejo, presidió ayer en la Iglesia de la Concepción de las Esclavas de! Divino Corazón una Misa previa al acto de apertura del proceso de canonización de la Sierva de Dios Madre Celia Méndez y Delgado, cofundadora con Marcelo Spínola de la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón. En su homilía, monseñor Amigo hizo alusión a la labor desarrollada por Madre Celia en el ámbito de la educación cristiana de la juventud en un momento marginal para la mujer y aludiendo a la Congregación de Esclavas del Divino Corazón aseguró que aquello que un día fundaron el beato Marcelo Spínola y Madre Celia es un ámbito apto para la santificación Los santos son el honor de Jesucristo señaló el arzobispo, quien tuvo palabras de alabanza para el amor demostrado por la Santísima Virgen María en relación con el misterio de su Inmaculada Concepción. Monseñor Amigo concluyó su intervención dirigiéndose a la Congregación: No nos extraña nada que una de nuestras hermanas camine hacia los altares. No nos extraña- d i j o- la santidad en vuestro instituto Al término de la Misa, se procedió en la Iglesia a la apertura del proceso de canonización de la Madre Celia Méndez; proceso que Comenzó con unas palabras del arzobispo introduciendo la figura de la fundadora. Madre Celia Méndez con la doctrina de la Iglesia Católica. En el transcurso del acto, el postulador diocesano ratificó la petición solicitada en su momento y se dio lectura a la carta de la Congregación para las Causas de los Santos en la que se expresa que no existen obstáculos, por parte de la Santa Sede, para la introducción de esta causa. Asimismo, tomaron posesión de sus cargos y prestaron juramento los miembros del Tribunal para el Proceso sobre la vida, virtudes y fama de santidad de la Sierva de Dios Madre Celia Méndez: Manuel Benigno García Vázq u e z c o m o juez d e l e g a d o J u a n Manuel García- Junco Caballero, como promotor de justicia; Francisco Navarro Ruíz, como notario actuario, y Antonio Fernández Estévez, en calidad de notario adjunto. Del mismo modo, se dio lectura al decreto de 2 de febrero de 1994 por el que el arzobispo de Sevilla nombraba a tres peritos en Sagrada Teología y a otros tantos en Historia; estos últimos prestaron también ayer juramento de sus cargos. La segunda sesión del Tribunal quedó fijada para el próximo 19 de enero de 1995, en el Archivo del Beato Spínola (calle Jesús de la Vera Cruz, 14) Antes de concluir el acto con el canto de la Salve, monseñor Amigo dio lectura a un telegrama recibido por la superiora general de las Esclavas del Divino Corazón en el que el cardenal Angelo Sodano transmite el aliento de Su Santidad a las religiosas con motivo del proceso de beatificación de Madre Celia. Educación cristiana de la juventud Nacida en Fuentes de Andalucía (Sevilla) el 11 de febrero de 1844, dentro de una familia acomodada, Celia Méndez y Delgado contrajo matrimonio a los 17 años, quedando viuda a los 30 sin sucesión. Es a partir de entonces cuando se pone bajo la dirección espiritual de Marcelo Spínola, junto con el que funda en 1885 la Congregación de Esclavas del Divino Corazón en Coria (Cáceres) para la educación cristiana de la juventud. Madre Celia estuvo al frente de su Congregación como fundadora y superiora general durante 23 años, es decir, desde la fundación de la misma hasta su muerte, acaecida en Sevilla el 2 de junio de 1908. Tras declarar el arzobispo competente para este proceso al Tribunal de la diócesis de Sevilla, por haber fallecido en ella la Madre Celia Méndez, se dio lectura al escrito de demanda presentado en el Arzobispado por el postulador diocesano, Juan del Río Martín, con fecha 9 de marzo de 1993, en el que se solicita la introducción de la causa de canonización para la fundadora de esta Congregación. Monseñor Amigo indicó que tras recibir dicho escrito consultó el parecer de los obispos de la región quienes se mostraron favorables a la incoación del proceso. Posteriormente, el 22 de febrero de 1994, monseñor Amigo pediría a cuantos pudieran saber algo a favor o en contra de la introducción de la causa que lo manifestaran y a quienes tuvieran escritos de esta Sierva de Dios que los entregaran. Para examinar dichos escritos el arzobispo nombró a tres censores cuyos informes dictaminaron la conformidad de los escritos de la Misa de acción de gracias por la beatificación de María Rafols Sevilla. A. F. L. Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana invitan a los sevillanos a compartir el gozo y la gratitud por la beatificación de su fundadora, María Rafols, en la Eucaristía de acción de gracias que se celebrará el próximo lunes día 12 a las siete de la tarde en la Catedral de Sevilla y que estará presidida por el arzobispo monseñor Amigo Vallejo. Como se recordará el pasado domingo 16 de octubre María Rafols fue beatificada en Roma en un acto retransmitido por televisión española y después de un largo proceso que ha estado paralizado durante más de cuarenta años, hasta que hace dos se declararon sus virtudes heroicas. De la admiración que tiene Sevilla a María Rafols no sólo hablan los ríos de tinta que sobre ella se han derramado y la curiosidad de que, después de Zaragoza, es la única ciudad que tiene una calle con su nombre, en Los Remedios, lindando con el colegio de Santa Ana; sino su propia vida, la constancia de su abnegación y entrega a los marginados de la sociedad que el toco vivir y que hoy siguen ejemplarmente las religiosas de la congregación. Su legado está en hospitales, colegios y en la multitud de obras sociales con las que colaboran las hermanas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla