Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 ABC ESPECTÁCULOS Crítica de teatro JUEVES 23- 3- 95 Zaragoza disfruta su primera temporada deflamencocon un programa cuajado de figuras Sevilla. José Ignacio La Casa Si se compara la programación de los teatros sevillanos con la de los de Zaragoza, se podría llegar a pensar que los tan discutidos orígenes del flamenco estén situados más cerca de la ribera del Ebro que de la del Bajo Guadalquivir. La penuria jonda que padecen nuestros espacios escénicos en este primer semestre del año contrasta con la oferta flamenca que podemos encontrar en la capital de Aragón, que, por cierto, y para que no haya equívocos, bien poca relación histórica ha tenido con este arte andaluz. Cada dos años, Sevilla se convierte en la capital mundial del flamenco, pero sólo por una veintena de días, el período que ocupa la celebración de la Bienal de Arte Flamenco. En esas fechas, todos hablan de la riqueza e importancia de este arte, los teatros se llenan en la mayoría de las funciones y sus máximos responsables aprovechan para proclamar sus buenas intenciones a la hora de incluir flamenco en sus respectivas programaciones escénicas. Pero lo cierto es, que cuando cae el último telón de tan magno ciclo, todo el artista que puede empieza a hacer las maletas hacia otros lugares que nada han tenido que ver con el nacimiento de nuestro arte, pero que sí están jugando un importante papel en su difusión y sostén. Mientras tanto, al turista que llegue a Sevilla y quiera un buen espectáculo flamenco más le vale coger un avión para Zaragoza. La capital de la jota, bajo la organización de su Ayuntamiento y el departamento de Cultura del Gobierno de Aragón, con la colaboración de la Asociación Gitana de aquella región, ofrece su primera temporada dedicada a nuestro arte, bajo el título de Travesía flamenca Esta primera campaña jonda, que espera tener periodicidad anual, se está desarrollando en dos escenarios: el Teatro Principal y el Centro Cultural Delicias. En el primero, tuvo lugar la inauguración, que contó con la actuación de Radio Tarifa, el pasado día 21 de febrero. Cristales rotos Un drama de hace medio siglo escrito hoy Título: Cristales rotos Género: Drama. Autor. Arthur Miller. Traductor: Rafael Pérez Sierra. Intérpretes: José Sacristán, Maguí Mira, Pep Munne, Marta Calvo, Amparo Pascual, Antonio Canal y Malik Yaqub. Escenografía y figurines: Pedro Moreno. Iluminación: Paco Leal. Dirección: Pilar Miró. Presentación en Sevilla: Teatro Lope de Vega, 21- 3- 95. Aquel neoyorquino, hijo de emigrantes polavoz de Sacristán y la celeridad en la edición de cos pobres, que antes de ser universitario fue Munné hicieron que la mayoría de los espectacamionero, amanuense y camarero, apellidado dores ascendieran a tenientes. Precisamente Miller y que en este año cumple los ochenta de ese texto requiere que no se pierda un adjetivo edad, nos brinda su reciente drama Cristales matizador ni una ¡dea sobre la opinión del aurotos escrito cuando tor acerca de los nazis o los judíos. Y recogecontaba setenta y mos el hecho, porque es fácilmente subsanao c h o Justifiqúese ble y porque durante el entreacto las quejas en este exordio para potal sentido eran numerosas. der afirmar que nos Gran interpretación hallamos ante el Miller de s i e m p r e el de Pep Munné, en el personaje del doctor, carga con un ingrato papel, con mucho texto y aquélla su p r i m e r a permanencia en escena, pero dramáticamente obra representada, casi plano, porque no es apasionado; es, en The man who have all realidad, la simple apoyatura del autor para dethe luck que sólo essarrollar la acción y para descubrirnos los tuvo cinco días en carcomplejos caracteres de la atormentada pareja tel y el de Muerte de protagonista. Planos son también los personaun viajante que le dio jes secundarios que encarnan, muy dignacelebridad mundial Arthur Miller mente, María Calvo, Amparo Pascual y Antonio plasmada en el Premio Pulltzer. Es un Miller fiel a su época, que Canal. denuncia la quebrantada situación moral de la Porque el drama adquiere mucho más vigor sociedad americana y que se solaza en recreen la segunda parte, en la misma medida auarse ahondando en el drama de personajes menta en calidad la labor de Sacristán, quien, si en la frialdad resulta hasta áspero, en las siatormentados, al igual que se gozaban Tentuaciones enfáticas alcanza registros muy nítinessee Williams y sus contemporáneos. dos de expresión y una mesura clásica, de la Tragedia de hoy fallida que aflora el conflicto anímico del personaje con encomiable intensidad dramática. En Cristales rotos parte de un suceso individual, el origen emocional de una parálisis en La gran interpretación de la noche es, sin una mujer aterrada por la noticia leída de la duda, la de Magüi Mira, en un papel cómodo, matanza de judíos perpetrada por los nazis en porque no es agotador y sí muy generoso y sula trágica kristallnacht Ello, unido a un ma- puestamente codiciado por grandes estrellas, rido tan sicópata como ella y tan atormentado, ya que se presta al lucimiento y puede hasta por razones fisiológicas, laborales y políticas, derivar hacia la facilidad melodramática, a pues es judío, como Miller, desencadena un poco que la actriz se pase un pelín del equilidrama realista, de los entonces llamados sibrio sentimental del personaje. Por fortuna no cológicos, que gozaron de multitudinaria acepes éste el caso de Magüi, que ha profundizado tación, porque, además de la escena, el cine concienzudamente en el estudio de la enigmáayudó a su difusión. tica intimidad de su atormentado personaje y, lo que la acredita como una soberbia actriz, ha Pero Miller, que en su juventud y fecunda sabido plasmar toda la complejidad conflictiva madurez supo convertir en héroes de tragedia que lo atenaza en un espléndido despliegue de a hombres grises, como el sufrido vendedor de expresión gestual, dominando a la perfección Muerte de un viajante o el emigrante margiel juego de los elementos expresivos faciales, nado de Panorama desde el puente ha precuya medida en la escena es tan distinta que tendido elevar el drama a tragedia, sin conseante las cámaras. guirlo, pues el fatum que vence al héroe no es, ni mucho menos, el pobre recurso que el autor utiliza en el desenlace. Y, lamentablemente, no es éste el único signo de torpeza dramatúrgica que presenta Cristales rotos estructurada en una sucesión cronológica de diálogos de elementalísima arquitectura- d e los seis personajes del reparto nunca llegan a conversar ni t r e s- y notoriamente faltos de aquella agilidad dramática de la que Miller hacía gala en Las brujas de Salem El precio o las tragedias antes citadas. Son diálogos lentos, largos y escasos de emoción, que dilatan excesivamente la exposición dramática y provocan un sopor en la sala, perceptible por cambios de postura en la butaca. Ello unido a que Sacristán y Munné dieron en hablar de laringe, como ante una cámara de cine con potentes micros, en vez de emitir la voz desde el abdomen e impostada, como la escena obliga, el texto no llegó con el necesario volumen a medio patio y pisos altos. La gravedad de la El público, numeroso, entendido e interesado por la oferta dramática, sufrió una epidemia catarral durante la primera parte, abundando en toses. Pero en la segunda parte se curó el atípico resfriado. Es axiomático que el jarabe más eficaz contra las toses en los teatros es una eficaz interpretación. Cuando un actor engancha la atención del público y logra plena comunicación escena- sala, todo espectador deja de toser. Así, al final, los aplausos sonaron a ovación, tanto por su intensidad, como por su duración, aunque no por unanimidad, pues se pudieron advertir no pocas abstenciones en el ejercicio de batir palmas. Y es que Cristales rotos es Miller, mucho Miller, pero no tanto Miller como el de mediados de siglo, cuando se erigió en uno de los más cotizados autores de la escena mundial. El tiempo no pasa en balde. Julio MARTÍNEZ VELASCO De Sanlúcar a Raimundo Amador Seguidamente, el pasado 14 de marzo, actuaron en el mismo escenario Lole y Manuel. El próximo día 11 de abril, los protagonistas serán nada menos que Carmen Linares y Manolo Sanlúcar. El 25 de ese mismo mes, el cante lo pondrán El Pele y Mayte Martín. El 9 de mayo, el turno les corresponderá a José Mercé y Esperanza Fernández. Para los días 30 y 3 1 también de mayo, están previstas sendas actuaciones de la Compañía Andaluza de Danza con su Réquiem flamenco La programación del Teatro Principal la cerrará, el 13 de junio, un guitarrista que aglutina la variedad de tendencias que caracteriza al espíritu de esta Travesía flamenca Raimundo Amador. El Centro Cultural Delicias inició su andadura en esta temporada jonda ei pasado día 3, contando, para ello, con la actuación de José Menese. El próximo día 3 1 se inundará de aires testeros con la presencia de Juana la del Revuelo y su grupo. Algo parecido, con más aires de Cádiz, sucederá el próximo día 7 de abril, fecha para ¡a que se anuncia en ese escenario a ese catedrático del compás que es Chano Lobato. El día 28 del mismo mes, Miguel Poveda y El Califa serán los principales protagonistas de la velada. El 12 de mayo, actuarán Combays Sonakay Caló. Y, el día 2 junio, serán Willy Jiménez y Chanela los que pongan el broche de la temporada.
 // Cambio Nodo4-Sevilla