Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 1- 5- 95 ESPECTÁCULOS ABC Pág. 85 Vicente Soto canta, en plena madurez, a EL PRIMER Y ULTIMO GRAN HÉROE Jerez, en su trilogía Tríptico flamenco G Justifica el lugar de privilegio que ocupa en el arte jondo Sevilla. José Ignacio La Casa A la vez que nos llegan ecos de la exitosa presentación de su último espectáculo en Madrid, recibimos su nuevo disco, el segundo volumen de su Tríptico flamenco Si el primero tuvo a Cádiz como referente, éste va dedicado a Jerez, precediendo al que glosará Sevilla. Vicente Soto Varea, Sordera -calificativo que toma de su padre, que, a su vez, lo a s u m i ó de su a b u e l o- se nos presenta ya en plena madurez a r t í s t i c a Este disco dedicado a Jerez le sirve para demostrar con creces su sabiduría cantaora, que ha ido acumulando a lo largo de alrededor de veinticinco años actuando. Estamos ante un artista que se ha sabido forjar no con pequeño esfuerzo y que no es que ahora reclame un lugar en la primera fila del escalafón, sino que ya lo tiene. Vicente Soto ha sabido consagrarse como uno de los artistas más respetables del momento, al mismo tiempo que se ha erigido en uno de los mejores representantes del cante de Jerez, la tierra que le vio nacer. Esto último es algo de lo que da fe en el disco al que nos referimos. Para ello, Vicente Soto se ha rodeado de buenos acompañantes, algunos de ellos de excepción. De este modo, las guitarras están en manos de Paco Cepero, Moraíto Chico, Pepe Habichuela, El Viejín y Manuel de María. Colaboran también José Cortina, al teclado, y Bernardo Parrilla, al violín, así como El Bo, Juanllares y La Cachito, con sus palmas y jaleos. Ya de por sí es bien elocuente la duración del compacto. Vicente Soto nos ofrece más de una hora de cante, atrevimiento que muy pocos pueden afrontar sin aburrir al más aficionado. En cambio, en el caso de Vicente Soto, su repertorio, a pesar de tener que ceñirse a un tema, es lo suficientemente amplio como para mantener la atención del oyente. Son, en total, catorce variados temas, los que incluye el disco: soleá, bulerías, segulriyas, fandangos, saeta en los que se repiten palos, pero no estilos. De éstos, el cantaor muestra un amplio abanico que tiene su despliegue en el jerezano barrio de Santiago. Así, cada cante tiene por título una dedicatoria: A mi niña Lela La fragua de Paco de la Melé Al Gloria Al barrio de Santiago A Manuel Torre A la Moreno Al Prendimiento A Tía Antonia La Galea A las Pascuas Al Marruro A Chacón A Frijones A Paco la Luz y Al Tío Chalao Del martinete a la bulería Desde el martinete a la bulería, Vicente Soto justifica el lugar que ocupa en el cante. Demuestra conocimiento y facultades como virtudes esenciales. Ahora, más que nunca, hay que demandarle esfuerzo creativo. Este cantaor está en disposición de parir sus mejores frutos. Hay que advertirle que no caiga en el error que han cometido muchos cuando han llegado al sitio que él acaba de alcanzar. En este punto, no son pocos los que se han dado por satisfechos y se han dedicado a vivir del cuento. Hay cantaores que, desde entonces, no paran de cantar siempre lo mismo, sin el más mínimo esfuerzo investigador y creativo. Igual que ocurre eso, también sucede algo casi opuesto: el afán renovador de los más jóvenes que aún ni siquiera han tenido tiempo para adquirir la suficiente base como para, a partir de ahí, desarrollar la actividad creadora. Con todo ello, queremos subrayar que el mejor momento- n o el único, por s u p u e s t o- que tiene un artista para marcar la evolución del flamenco es precisamente ése en el que se encuentra ahora Vicente Soto. ALERÍAS completas de personajes, históricos o no, han desfilado por el parpadeante ojo de las cámaras durante casi un siglo. Cowboys, astronautas, karatecas, vikingos, romanos, griegos... y así hasta un sinfín de arquetipos que protagonizaron los héroes mitológicos del cine Téseos contemporáneos de lo que podríamos llamar el medio de comunicación por antonomasia del siglo XX. Dentro de esa pléyade de figuras míticas hay una, que quizá no es tan musculosa como Schwarzenegger, ni tan dura como Stallone, ni tan fría como Eastwood, pero que sí emana esa bondad que caracteriza al héroe. Nos referimos al segundo personaje más llevado a la pantalla (con 130 películas, paradójicamente por detrás de Napoleón) Jesucristo, que siempre ha sido una de esas carismáticas figuras, enigmáticas y emblemáticas dentro del mundo del cine, convirtiendo su vida en un cúmulo de aventuras considerable, llegando a situarlo como una auténtica estrella del celuloide. Comenzando por D. W. Griffith en 1916, con una de las cuatro historias de Intolerancia un avispado colega, director y productor, Cecil B. de Mille, en 1927, tras llevar unos nueve años haciendo cine (que tendríamos que decir haciendo el cine ya que estábamos en los albores de este medio de expresión) decidió que llevaría a la pantalla una adaptación de la figura de Jesús, Rey de Reyes donde el cine mismo evolucionaba a la vez que el galileo hijo de José t o m a b a fuertes p o s i c i o n e s en el mundo del celuloide (la resurrección es una fantástica mezcla de blanco y negro y color, inédita para aquel año... Unos años más tarde, nuevamente volvería con otra versión, en 1961. Cuando alguien le preguntó por qué hacía tantas películas bíblicas (recordar Los Diez Mandamientos en sendas versiones) contestó: ...sería una tontería no aprovechar 2.000 años de publicidad, ¿no le parece? Retrospectiva de Gregory La Cava en el Festival de San Sebastián San Sebastián. Efe El Festival Internacional de Cine de San Sebastián dedicará en su próxima edición una restrospectiva al realizador norteamericano Gregory La Cava, pionero del cine de animación y uno de los realizadores más cotizados de Hollywood en los años Treinta. La Cava (1882- 1952) de quien Frank Capra llegó a decir que fue un hombre adelantado a su tiempo se definía a sí mismo como un rebelde, un tipo atávico un individualista duro de pelar y un inconformista redomado A lo largo de la retrospectiva se proyectarán la totalidad de las experiencias cinematografías de La Cava, desde las que realizó en la animación hasta sus indiscutibles obras maestras. La gran actriz Katharine Hepburn dijo que estaba dotado para escribir y dirigir. Tenía humor, velocidad, imaginación y magia El genio Orson Welles confesó su admiración por su maestría y atrevimiento como realizador. La Cava, que presumía de poder hacer sus películas sin guión, reinventaba escenas y diálogos en el lugar del rodaje e ¡nprovisaba continuamente con los actores, fue equiparado a Lubistch, Capra o Hawks, pero su obra ha permanecido en el olvido durante mucho tiempo y es poco estudiada. Para llenar esta laguna, el Festival de San Sebastián publicará un libro, editado con la Filmoteca Española. Siete grupos andaluces en la II Semana de Teatro en Lepe Huelva. Efe Siete grupos teatrales andaluces participan en la II Semana de Teatro Andaluz de Lepe (Huelva) que se celebra hasta el próximo 2 de mayo en esa localidad. Con un presupuesto de dos millones de pesetas, los participantes han sido seleccionados en el Festival de Teatro del Sur de Palma del Río (Córdoba) considerado el más importante de Andalucía en su género. Actúan durante estos días los malagueños Espejo Negro, con su obra Tos de Pecho y Acuario Vuelo sin motor los granadinos Histrión, con Volpone el zorro y Vagalume, con almanarque el sevillano Teatro Crónico, con Todo va vian el alménense Axioma, con el Tren musical espectáculo de calle, y Algazara de Huelva, con La tapia El alcalde de Lepe también anunció que el Ayuntamiento ha suscrito un convenio con la Junta de Andalucía para cofinanciar la construcción de un nuevo teatro con capacidad para seiscientas personas en Lepe, con un presupuesto de 320 millones de pesetas y cuyas obras está previsto que comiencen dentro de dos meses. La italiana Lina Wertmüller, que fue ayudante de dirección de Fellini, presentó su última película Lo speriamo che me la covo en el Festival del Cine Europeo de Praga. La todopoderosa industria de Hollywood se dio cuenta que Jesucristo era rentable: se dedicaron a hacer películas religiosas con el eje de Jesucristo, apareciera o no. ¿Quién se atrevería a negar que Ben- Hur no es una película (de) con Jesucristo? ¿o La historia más grande jamás contada ¿o Barrabás todas ellas tenían como piedra angular a Cristo, la estoica, serena y pacificadora figura del nazareno de profunda mirada. Pero no solamente Hollywood se percató de esto, sino que en 1954 se produjo en España la gran explosión en 1952 con El Judas (antecedente de lo que sería más tarde Jesucristo Superstar) y en 1954, Pablito Calvo nos cautivó en Marcelino Pan y Vino En los años 70, en plena era hippy, a Jesús también se le montó en el carro de la modernidad, con una película que supuso una conmoción en el mundo entero, Jesucristo Superstar un musical muy bien trazado que fue un éxito por donde fue. Desde entonces, multitud de películas han adaptado la vida de Jesús, desde versiones desmitificadoras como Jesús de Montreal de Dennys Arcand, hasta el manierista intento de Franco Zeffirelli en Jesús de Nazareth para transcribir el Nuevo Testamento completo al celuloide, la peculiar visión de Scorsese, trastocando el sentido clásico, con La última tentación de Cristo Todo ello demuestra que Jesucristo es un personaje lo suficientemente carismático como para que todas las artes, desde la pintura hasta la televisión o el cine, se fijen y enfoquen a un hombre, un Dios, un personaje que marcó de forma definitiva la historia de la Humanidad. Federico CASADO REINA
 // Cambio Nodo4-Sevilla