Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 18- 7- 97 DEPORTES ABC 75 Accionistas del Sevilla estudian demandar a Caldas y Escobar si el Consejo no lo hace Foro Sevillista pide que sea el órgano rector el que tome la iniciativa Sevilla. F. P. Un grupo de accionistas del Sevilla F. C. estudia presentar en los juzgados una acción social de responsabilidad contra los ex presidentes del club, José María González de Caldas y Francisco Escobar, tras conocerse el pasado miércoles que la deuda de la entidad asciende a cinco mil millones pesetas. Paralelamente, Foro Sevillista, en un comunicado, insta al Consejo de Administración actual a tomar la iniciativa en la demanda. El cuerpo social sevillista vuelve a movilizarse. La espoleta ha sido la rueda de prensa ofrecida el pasado miércoles por el Consejo de Administración en el que daba cuenta de la auditoría realizada a la sociedad por la firma Ernst Young, de la que se desprendía que la deuda del club, a 30 de junio dé 1997, era de unos cinco mil millones de pesetas, cuatro m i l trescientos de ellos exigibles a corto plazo. Ayer, un grupo de accionistas del club blanco comenzó a estudiar las accio- González de Caldas nes legales que contra los anteriores gestores del club les podían corresponder al amparo de la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas. La presentación de la demanda en los juzgados se realizaría si el Consejo de Administración actual no decide actuar. Paralelamente, la agrupación Foro Sevillista, en un comunicado remitido en la tarde de ayer a los medios informativos, decía que confirmado el daño que la perniciosa gestión del dúo Caldas- Escobar ha inflingido al Sevilla, públicamente solicitamos al Consejo de Administración que tome la iniciativa en el sentido de exigir la acción de responsabilidad a los administradores que han provocado el lamentable estado económico de la entidad. E l sacrificio que hemos de realizar los sevillistas debe ser correspondido con la indemnización pecuniaria que, con la ley en la mano, debe exigirse a quienes han provocado el citado daño. La ley de sociedades anónimas prevé mecanismos sobrados para que la mala gestión denunciada no quede impune y Foro Sevillista anuncia su intención de demandar la responsabilidad de los administradores con respecto a derecho venido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquél. 3. En ningún caso exonerará de responsabilidad la circunstancia de que el acto o acuerdo lesivo haya sido adoptado, autorizado o ratificado por la Junta General Por la banda ECONOMÍA DE GUERRA OS h a b í a m o s quedado cortos cuando evaluábamos, así, por encima, la deuda del Sevilla. Y eso sin contar los jugadores- todo un puro dislate en fichajes- a la hora de sumar números rojos. La auditoría ha cantado los números y la cifra es escalofriante: casi cinco mil millones de pesetas. Ya escribí en su momento que el problema menor- y miren si era enormedel Sevilla era el descenso, aunque éste sea, al fin y alcabo, la madre de todos los problemas que van a presentarse, porque el resbalón, si sólo fuera deportivo, se curaba en nueve meses. O sea, el tiempo de bajar y subir. Escribía entonces y repito ahora que el mayor problema era el económico. No por lo que costara subir, que va a costar dinero, trabajo y sufrimiento, sino por lo que había costado bajar, empezando por lo que costaron aquellos- directivos, técnicos y futbolistas- que pusieron al club en Segunda División. Ante esta herencia, como bien definía Augusto Lahore, no queda más remedio que aplicar una economía de guerra, ahorrar al céntimo, apretarse el cinturón hasta acabar con los agujeros y hablarle al sevillismo con la claridad y firmeza con las que se le está hablando. Señores, esto es lo que hay y, por si fuera poco, los dineros a ingresar por televisión, salvo acuerdo milagroso que pueda lograrse, van a ser tan reducidos que casi se quedan en propina. Los actuales mandatarios, aun corriendo el riesgo de no saber de quién es en realidad el club, porque no controlan la mayoría de las acciones- unas en pleito; otras, al parecer, pignoradas por otras personas que no son los titulares- están haciendo lo que pueden. Y no es poco: primero, rebajar al límite la masa salarial, quitándose de enmedio a profesionales de muy poco rendimiento y altísimos contratos, que no eran fáciles de colocar y, segundo, buscando hombres, no nombres, que sean capaces de poner al equipo donde nombres, y no hombres, no supieron mantenerlo: en Primera División. Economía de guerra. Ni un duro es pólvora de salvas. Y que sepa el sevillismo que más vale atravesar el desierto sabiendo que escasea el agua que soñar con oasis que después se esfuman sin que nadie sepa dónde fue el agua que albergaban. Estoy en que el sevillismo va a cerrar filas con el club y con sus actuales dirigentes. Serán tiempos difíciles, comprometidos y hasta peligrosos. Habrá que sufrir. Pero esta afición blanca, siendo la misma, no es igual desde aquel agosto maldito en que se vio obligada a apretar los dientes. Después de aquello, nada puede asustar. N i siquiera cinco mil millones de razones para espantar a quienes llevan al club en su corazón y no se lo han llevado nunca en la cartera. Tiempos nuevos para un Sevilla añejo. Y se saldrá adelante porque hay casta y coraje para hacerlo. M. FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA N Junta de Accionistas El grupo de accionistas que en paralelo con Foro Sevillista estudia emprender acciones legales contra González de Caldas y Francisco Escobar esperará a la Junta General Ordinaria de Accionistas que ha de celebrarse después de agosto para tomar la decisión. Si el asunto no aparece en el orden del día ni el Consejo, como pide Foro Sevillista, toma la decisión de demandar judicialmente a los anteriores gestores, este grupo accionarial, que quiere reunir el cinco por ciento del capital social de la entidad- algo fácil pues corresponderían al treinta y cinco millones de pesetas- para prever cualquier contingencia en la citada Junta- ésta podría renunciar al derecho de la acción- siempre que a ello no se opusieren a ello socios que representen el cinco por ciento del capital social- presentaría personalmente su denuncia en los juzgados. Por otra parte, en el seno del Consejo sevillista y del cuerpo social corre el rumor, y, sólo el rumor por ahora, de que José María González de Caldas ha entablado conversaciones con dos poderosos grupo económicos- Parmalat y una empresa inglesa de marketing deportivo- para la venta del paquete de sus acciones que, salvo decisión judicial en contra, representa tras la venta que le realizara Francisco Escobar, el cincuenta y dos por ciento del capital social de la sociedad. Dimite Ignacio Silva, vicepresidente del Real Madrid Madrid Ignacio Silva anunció ayer su dimisión como vicepresidente del Real Madrid con carácter irrevocable, si bien ya ayer le comunicó la misma al presidente del club, Lorenzo Sanz, nada m á s llegar de vacaciones de Puerto Rico. Las relaciones personales entre Ignacio Silva y Juan Onieva, tesorero de la entidad, con el que se no se hablaba desde hacía cinco meses, hacían su convivencia prácticamente insostenible. E n la última junta, tanto él como el resto de directivos pidieron la dimisión deOnieva, pero éste cuenta con el apoyo del presidente Lorenzo Sanz, que ayer declaraba que la decisión de su vicepresidente era muy personal No se descarta que dada la falta de sintonía de otros directivos con el actual tesorero de la entidad, a la dimisión de Silva se sucedan en los próximos días la de otros gestores. Pasado y presente El problema que se le plantea al Consejo de Administración actual es que si denuncia a los anteriores gestores, González de Caldas y Francisco Escobar, podría poner entre la espada y la pared a algunos de sus actuales miembros, que ya ocuparon plaza con aquellos en el órgano rector sevillista. La Ley de Sociedades Anónimas Deportivas, en su artículo 133 dice lo siguiente: 1. Los administradores responderán frente a la sociedad, frente a los accionistas y frente a los acreedores sociales del daño que causen por actos contrarios a la Ley o a las estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo. 2. Responderán solidariamente todos los miembros del órgano de administración que realizó el acto o adoptó el acuerdo lesivo, menos los que prueben que, no habiendo inter-
 // Cambio Nodo4-Sevilla