Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 5- 10- 97 BODA REAL Los invitados ABC 85 Ala izquierda, el ex presidente del Gobierno Felipe González junto a su mujer, Carmen Romero, delante de José Antonio Ardanza y su esposa. A la derecha, la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, con su marido, y la responsable de Medio Ambiente, Isabel Tocino adornos florales, con la casi única excepción de la Reina Noor de Jordania, que cubría su cabeza con un foulard rosa palo a modo de velo, tono principal de su traje. El peculiar tocado de la- soberana de Jordania propició una de las escasas anécdotas de la llegada de los invitados. La reina, en su camino hacia al templo, conseguía a duras penas mantener en su cabeza el foulard, empeñado en caer sobre sus hombros. En la entrada, ya consiguió domar la rebeldía de esa prenda. En esta ocasión, sólo una de las damas asistentes al enlace optó por la mantilla española. las invitadas suavizaban el calor. Aquellas que lo olvidaron utilizaban el programa de la ceremonia para abanicarse. Entre las joyas con las que las invitadas engalanaban su atuendo predominaban las perlas, tanto en collares como en pendientes. en el chaqué. Todos cumplieron con las normas de etiqueta y vistieron esta prenda. Sólo en el color discreparon del dominante tono oscuro Alberto de Monaco, el Rey Constantino de los Helenos, el Sha del Irán Ciro Reza y el ministro de Sanidad, José Manuel Romay Beccaría, que pre firieron un estilo más inglés y optaron por el chaqué gris. En las corbatas y los chalecos de los invitados sí hubo más variedad, como el que llevaba el duque de Lugo, que optó por uno de color vainilla. Otros complementos Prácticamente nadie, salvo el ex presidente del Gobierno, Felipe González, llegó a la catedral con gafas de sol. Eso sí, eran de avanzado diseño, con unos modernísimos cristales negros. Los más de veinticinco grados de temperatura dentro de la catedral hicieron muy útiles los abanicos, con los que numerosas de Chaqués grises Donde n i n g ú n invitado se saltó la norma (salvo los. militares o aquellos que llevaban los trajes de gala de sus países) fue Agatha Ruiz de la Prada Pocos caballeros fueron con chaqué gris. Entre ellos e tu v icron Romay Beccaría y Alberto de Monaco
 // Cambio Nodo4-Sevilla