Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iftiácsEsiES s Efe U n camión c i s t e r n a a c c i d e n t a d o h a v e r t i d o d i e z m i l l i t r o s d e ácido nítrico, m u y c e r c a d e l a s l o c a l i d a d e s o n u b e n s e s d e A l o s n o y S a n Bartolomé d e l a T o r r e E l c o n d u c t o r murió e n e l s i n i e s t r o Según e l C e n t r o d e Coordinación d e E m e r g e n c i a s e l v e r t i d o n o h a t e n i d o c o n s e c u e n c i a s m e d i o a m b i e n t a l e s y l a n u b e q u e s e f o r m ó n o afectó a l a s p o b l a c i o n e s próximas. E n l a i m a g e n u n b o m b e r o c o n u n e q u i p o e s p e c i a l d e protección y respiración, o b s e r v a e l vehículo Un ácido que corroe la seguridad de nuestras carreteras una carretera comarcal de Huelva, E lenaccidente ocurrido ayer endiez mil litros de la insuficiente el que se han derramado ácido nítrico al volcar un camión cisterna, hace sospechar sobre seguridad de los transportes de mercancías peligrosas por carretera. Especialmente porque no es la primera vez que ocurre un suceso similar, aunque en esta ocasión no hubo víctimas mortales- salvo el conductor, por aplastamiento- a causa de este líquido amarillento y corrosivo, que se obtiene por oxidación del amoníaco. El ácido nítrico es un compuesto que exige las más exhaustivas normas de seguridad para su manipulación y traslado. Su transporte por carretera es habitual en los países industrializados, ya que es una materia prima que se utiliza en la producción de fertilizantes, explosivos, en metalurgia y fotograbado. Su destino, en esta ocasión, era la acería gaditana de Acerinox, en Los Barrios. Allí se utiliza este compuesto químico para el tratamiento del acero inoxidable. Precisamente en esta instalación se registró, en octubre de 1998, una fuga de ácido nítrico al romperse una tubería. Las autoridades tendrán que averiguar, sin prisa pero sin pausa, cómo es posible que sucedan estos accidentes, que podrían haber puesto en peligro la vida de terceras personas, cuando se dispone desde diciembre de 1994 de una norma legal muy explícita y rigurosa sobre el transporte de mercancías peligrosas. A primera vista resulta cuando menos sorprendente que el vuelco de un camión que debe contar con sistemas de contención excepcionales provoque el vertido completo de su peligrosa carga. Este no es un accidente más. No transportaba fruta, ni balones de playa. La inhalación o el contacto directo del ácido nítrico produce gravísimos efectos en la salud humana. Algo habrá que hacer. José María FERNÁNDEZ- RÚA o tn
 // Cambio Nodo4-Sevilla