Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Andalucía MIÉRCOLES 18 9 2002 ABC Más de la mitad de los libros de texto discrimina el habla andaluza El Centro de Estudios Históricos pide a la Junta que controle los manuales La mitad de los manuales de ESO y bachillerato andaluces discrimina el habla andaluza. Un informe del Centro de Estudios Históricos denuncia a Educación la calificación del habla como dialecto pese a ser una modalidad lingüística También denuncia el tratamiento despectivo del andaluz. MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA. El 52 por ciento de los libros de texto de los escolares andaluces no trata el habla andaluza. Según un informe del Centro de Estudios Históricos de Andalucía, sólo en el 48 por ciento de los manuales de ESO y Bachillerato analizan la forma de hablar de la comunidad, mientras en el resto no aparecen referencias. El estudio, realizado con 25 libros de los cuatro cursos de ESO y los dos de bachillerato, demuestra que los escolares andaluces siguen manejando libros en los que no se analiza la forma de hablar de la comunidad. Así, el estudio no sólo concluye que más de la mitad no hace referencia al habla, sino que, de los que lo hacen, en su mayoría, no la tratan correctamente. Según Manuel Hijano, presidente del Centro de Estudios Históricos andaluces, que enviará a la Consejería de Educación el citado informe, se está tratando mal el habla andaluza porque se le considera un castellano mal hablado Y es que, según este profesor de la Universidad de Málaga, la legislación autonómica da al andaluz la categoría de modalidad lingüística y, por tanto, así debe figurar en los manuales. Sin embargo el informe del CEHA denuncia que el tratamiento que hacen los libros desoye lo que dice la legislación y vulnera el espíritu de la Ley así como del propio Estatuto de Autonomía, según Hijano. Las descalificaciones del habla andaluza consisten, según el citado estudio, en calificar el seseo como una confusión de las articulaciones medievales ts, ds, s y z (aparece en un libro de 2 de bachillerato) o también la descripción de la confu- sión de la l por la r en otro manual de 1 de ESO (donde se leee que dicen armohada por almohada) Además se llega al punto, según denuncian, del tratamiento despectivo del andaluz al que, en un manual de 1 de ESO, se pinta vestido de flamenco y diciendo arriquitraun A ello une el estudio que no exista un criterio para definir el andaluz ya que la mayoría lo denomina dialecto mientras que otros lo engloban en dialectos meridionales y unos pocos en habla andaluza pese a que la Consejería de Educación lo llama modalidad lingüística Tampoco existe, un criterio único sobre la extensión geográfica ya que unos lo circunscriben a Andalucía, mientras que otros lo extienden por Extremadura, Castillay Murcia. Por ello, Hijano, que el pasado año denunció que sólo el 5 por ciento de los manuales trataban la historia de la comunidad, solicita ahora a Educación un cambio en la política de aprobación y supervisión de los libros que oblique a las editoriales al tratamiento adecuado de la Historia de Andalucía en los manuales Imagen tópica del andaluz que aparece en uno de los libros analizados ABC
 // Cambio Nodo4-Sevilla