Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Cultura VIERNES 5 11 2004 ABC El Teatro Central abre el telón a un espéctaculo sobre la muerte y la vida El rey se muere de E. Ionesco plantea la angustia del hombre occidental ante la muerte b La obra, representada por La Abadía el 5 y 6 de noviembre, es una metáfora sobre la vida y la muerte del ser humano, que desde el año 1964 no se lleva a escena F. ROMERO CORDOBÉS SEVILLA. Después de treinta años, José Luis Gómez se enfrenta a la obra el rey se muere de Ionesco en el Teatro Central. Una historia en la que se plantea junto con su equipo la muerte del ego, el hombre contemporáneo, las creencias y los valores establecidos según la palabras del coordinador artístico del Teatro Central, Manuel Llanes. La programación del Teatro Central sigue la misma línea y trae a Sevilla una obra encabezada por el director J. L. Gómez y el actor Francesc Orella, quién ayer en la presentación de el rey se muere destacó que la obra ha sido un reto, uno de esos trabajos que te dejan huella a nivel personal y profesional, que te hacen crecer La historia, que bebe del teatro del absurdo de los años 50 de París, narra las reacciones frente a la muerte de Berenguer, un hombre medio contemporáneo. Este personaje encarnado por Francesc Orella simboliza a un tipo normal y corriente, un pequeño rey que todos lo llevamos dentro: nuestro ego según Orella. Francesc Orella encarna al rey Berenguer ante la muerte y la toma de consciencia de su situación. Francesc Orella califica la obra como una pesadilla porque en nuestra cultura occidental no nos han enseñado a enfrentarnos a la muerte A fecha de ayer las entradas que quedaban a la venta par ver la función teatral eran escasas debido a la respuesta positiva de la ciudad de Sevilla a esta cultura escénica y al Teatro Central según argumentó el coordinador artístico del Teatro Central, Manuel Llanes. MILLAN HERCE Una juerga sexual Así comienza la primera escena con Berenguer y su mujer, María, en la cama. Durante esta juerga a Berenguer le da un infarto y tiene un sueño dónde le dicen que le quedan treinta minutos de vida. En el sueño, el protagonista imagina que es un rey de una corte decadente en la que una mañana aparece su primera mujer Margarita, su médico, su actual esposa, su criada y su alabardero para comunicarle su muerte inminete. A partir de ahí, la obra se centra en la resistencia de Berenguer Esta obra del rumano Eugéne Ionesco, que se desarrolla en un apartamento parisino, muestra influencias del mundo oriental y al mismo tiempo introduce mucho humor negro. Pero sobretodo es la plasmación de la obsesión de este autor ante el tema de la muerte. El escenario exhibe muchas y diversas claves oníricas y es que desde mis primeras lecturas sentí que la increible densidad de las situaciones que vive el rey tenía más acento de sueño que de vigilia según el direrctor J. L. Gómez.
 // Cambio Nodo4-Sevilla