Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura MARTES 16 11 2004 ABC Fallece el académico y mecenas José Cortines Pacheco b Reunió una importante colec- Albert Boadella rechaza la Cruz de Sant Jordi, porque querían compensar los agravios de Pujol contra mí Acusa al ex presidente de la Generalitat de haber inflacionado la medalla b Albert Boadella agradece el gesto del tripartito al otorgarle la máxima distinción de la Generalitat, pero considera que llega demasiado tarde ANTONIO ASTORGA MADRID. Enfant terrible aguijón, poeta maldito y látigo del pujolismo, Albert Boadella rechazó ayer de plano la concesión, por parte del tripartito catalán, de la Cruz de Sant Jordi, máxima distinción de la Generalitat. ¿Por qué? Porque querían compensar agravios anteriores de Pujol contra mí, para quien nosotros nunca existimos explica el director artístico de Els Joglars. ABC localizó al creador teatral en un taxi por las calles de Madrid, cuando se dirigía para intervenir en un programa de Telemadrid. En el camino, Boadella, con la sorna e ironía made in Joglars glosó para este periódico los desagravios que le han llevado a rechazar la Creu de Sant Jordi ¿Ha tenido algo que ver que esta Cruz lleve el nombre de Jordi, aunque no el apellido Pujol a quien usted ha triturado en sus espectáculos? -Lo que ahora han querido tener con este premio es una actitud distinta de la que Pujol tuvo hacia nosotros. Para Pujol, nosotros no existíamos, nunca existimos. Ellos, el actual Gobierno de la Generalitat el tripartito han querido que nosotros tengamos una presencia en Sant Jordi, pero yo, respetuosamente, eso sí, les agradecí el gesto y les dije que hoy en día hay muchísimos ciudadanos catalanes que se lo merecían más que yo. El señor Pujol había inflacionado la Cruz. ¿De qué forma? -Le respondo con una pregunta: ¿Quién no tiene hoy la Creu de Sant Jordi? Ésa es la pregunta que habría que hacerse y no la de quién la tiene. Recuerdo ahora una frase de mi montaje sobre La increíble historia del Dr. Floit Mr. Pla estrenado en 1997, en la que Josep Pla señalaba, recogiendo una Cruz de Sant Jordi del suelo, que desde la implantación generalizada de los automóviles se puede encontrar cualquier porquería en estos lugares... Es decir, la Cruz de Sant Jordi iba de un lado para otro, de la basura al... ¿Con qué ánimo podríamos recoger la Cruz? Tenemos que ser coherentes y no aceptar el galardón. -A usted, como al Nobel Gabriel García Márquez, no hay quien le dé ya un premio, por muy merecido que sea... -Hubiera sido un gesto de auténtico cinismo por mi parte que yo hubiera aceptado la Cruz de Sant Jordi. Además, hoy vivimos enfrascados en una ción arqueológica y cedió algunas obras al tesoro de la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija José Cortines Pacheco ABC SEVILLA. El académico numerario de la Real de Bellas Artes de Santa Isabel de Santa Isabel de Hungría, José Cortines Pacheco, falleció en la pasada madrugada del lunes a los 88 años de edad. Este hacendado de Lebrija reunió una importante colección arqueológica y fue un gran mecenas. Entre otras cosas, costeó la restauración de la Virgen de la Oliva del escultor Alonso Cano. Asimismo, cedió algunas obras al tesoro de la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija. En Sevilla fue nombrado académico de la de Bellas Artes de Lebrija. Posteriormente fue nombrado académico numerario de la de Santa Isabel de Hungría el 17 de noviembre de 1980. En dicha institución fue tesorero durante una época. También fue vicedirector del Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde llevó a cabo una importante labor. Albert Boadella, anoche en los estudios de Telemadrid auténtica pesadilla locura de premios y o galardones. Me resultaba violento. Yo agradezco el gesto de la Generalitat, pero la Cruz llega demasiado tarde. Además, en vez de hacerte un favor, te hacen pasar un mal rato, porque, primero, tienes que acudir al acto, sentarte, cenar algo impresentable y luego levantarte para decir una serie de memeces... En fin... -O sea, que está harto de palmaditas en la espalda. -Quiero aprovechar esta presencia que me brinda su medio de comunicación para clamar: ¡Señores, no quiero premios! Muchas gracias a todos, pero no quiero más premios No quiero formar parte de ese ajo. Es más, yo creo que el 99 por ciento de los catalanes se merecen este premio más que yo, porque han ejercido de catalanes. Yo ejerzo de traidor, de butifler Albert Boadella- -que estrena este jueves en el madrileño Teatro Albéniz El retablo de las maravillas -y Els Joglars fueron reconocidos en 1994 con el premio Nacional de Teatro. El galardón lo concedió el Ministerio de Cultura a su obra El Nacional aunque la compañía renunció al galardón. DANIEL G. LÓPEZ El director sí ha aceptado otros premios concedidos al grupo en un sentido más individualizado como asegura que fue la Medalla de Oro de las Bellas Artes que el grupo teatral recibió en 1996. El pasado mes de julio, Boadella rechazó el ofrecimiento de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para que dirigiera el Teatro del Canal, un espacio en proceso de construcción y cuya conclusión está prevista para el año 2006. Boadella ya ofreció trabajo a Pujol Antes de que la Generalitat premiara a Albert Boadella, el director teatral le ofreció trabajo a Jordi Pujol como actor para su compañía Els Joglars. Fue en la Navidad del pasado año. La compañía remitió una carta al ex presidente catalán proponiéndole trabajar en el papel de cover del actor Ramon Fontseré en el último espectáculo del grupo. Desgraciadamente- -le informaba Els Joglars- -no podremos ofrecerle unos honorarios a su altura, ante las serias dificultades que tenemos debido a las actitudes de censura institucional Discurso sobre Sánchez de Alba Su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Humgría versó sobre la pintora lebrijana del siglo XIX Antonia Sánchez de Alba. Dicho discurso fue respondido por el director de esta institución, Antonio de la Banda. También fue nombrado correspondiente de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. En palabras de Antonio de la Banda, José Cortines Pacheco era una persona de educación exquisita y trato excelente
 // Cambio Nodo4-Sevilla