Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura LUNES 14 2 2005 ABC Fallece en Córdoba el actor y autor Teófilo Calle ABC MADRID. El actor Teófilo Calle (Casas de Benítez (Cuenca) 1937) falleció ayer en Córdoba, según informaron a E. P. El fallecido, que inició su carrera profesional en 1954, en el que debutó como rapsoda y primer actor cómico en espectáculos folklóricos- arrevistados, será incinerado en Jerez de la Frontera. Ingresó en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, y desde allí pasó a engrosar las filas del Teatro María Guerrero (1955) Pasó después a la Compañía Aula del Cultura y más adelante ingresó en la Compañía Teatro Popular. Ha representado cerca de 250 títulos, y en toda clase de géneros y espacios: desde el vodevil al drama clásico, así como tragedia moderna y teatro infantil. Tocó multitud de registros en el mundo de la producción de textos teatrales como la comedia cómica, el café- teatro, el drama o la farsa. Dedicó cinco años al doblaje y dirigió la serie Los Monsters poniendo voz a su vez al abuelo de la familia. CRÍTICA DE TEATRO Ecos Autor: Rosa Molero; Director: Gema López; Compañía: Producciones Imperdibles; Intérpretes: Alex Peña y Paqui Montoya; Aforo: media entrada. Sala La Imperdible. 3- 2- 2005. RESIDE EN EL OLVIDO LARA MARTÍNEZ enos de una hora para analizar cual particular puede ser la visión de un ser humano ante un hecho. En cualquier situación, nuestro cerebro recoge lo que cree percibir. Lentamente, poco a poco, el subconsciente intentará que el paso del tiempo transforme ese recuerdo, olvidando secuencias y guardando aquellos datos que realmente nos interesan. De esta manera, el re- M mordimiento puede suavizarse y la culpa redimirse con tan sólo transformar un par de detalles de aquello que nos atormenta. Ecos reside en la memoria por su calidad audiovisual, su apuesta por la sencillez de atrezzo combinada con el uso de los avances tecnológicos. Al fin, la mano de Gema López, pues ambos requisitos forman ya parte de la filosofía de Producciones Imperdibles. Jugar con nuestros sentidos, engañando a la vista con imágenes dentro de imágenes sin demasiada relevancia pero que acaban denotando las carencias del texto. Premiado en el X Certamen Literario de la Universidad de Sevilla, Ecos deja que desear. Parece inspirado en la obra Esperando a Godot de Samuel Beckett; sin embargo, no alcanza a captar la atención más allá del planteamiento. Así pues, Samuel (Alex Peña) y Bi (Paqui Montoya) se encuentran en un local prácticamente vacío, ubicado en un lugar desértico, alejado de cualquier atisbo de civi- lización. ¿Casualidad o estrategia? Hace años que perdieron la pista del otro. Todo ocurrió un día, de niños, cuando conocieron a un nuevo amiguito... Contar más sería desvelar la trama y ésta, aunque mal resuelta, promete. Entre escasos momentos de agudeza, demasiados silencios y, lamentablemente, poco más que destacar. Sumemos dos personajes inacabados e interpretados con poca credibilidad: Alex Peña y Paqui Montoya no se encuentran cómodos en el nuevo registro. Acostumbrados como están a la comedia, se atreven con un drama cercano al thriller psicológico. Lo intentan pero ni la materia prima ni los elementos para transformarla son suficientes. Resulta que la pescadilla se muerde la cola porque la limitada personalidad de los protagonistas impiden ser representados con el alcance necesario. La autora, Rosa Molero, encaminó la historia, perfiló a sus criaturas... pero no logró ir más allá. CRÍTICA DE CINE Entre vivir y soñar Nacionalidad: Argentina- España, 2004. Dirección: David Menkes y Alfonso Albacete. Guión: Ángeles González- Sinde. Intérpretes: Carmen Maura, Soledad Silveyra, Thierry Lhermitte, Marta Etura, Monica Cervera, Manuel Manquiña, Duna Jove, Alex Brendemühl. Fotografía: David Carretero. Música: Juan Bardem El pintor Horacio Noguera murió ayer a los 60 años ABC ISLA CRISTINA. El pintor Horacio Noguera (Isla Cristina, 1945) falleció ayer víctima de un ataque cardíaco que le sobrevino pasadas las siete de la tarde, informó Efe. Noguera había pasado su vida comprometido con la cultura, y entre sus logros se halla sacar adelante algunas de las agrupaciones del Carnaval isleño, así como ser autor de innumerables cuadros. Una de sus últimas creaciones sirvió en 2000 para ilustrar el I Festival Internacional de Cine Inédito de Islantilla. En la actualidad era gerente de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Isla Cristina. ...Y LOS SUEÑOS, VIDA SON FEDERICO CASADO REINA URIOSO binomio el de Menkes y Albacete, que ha logrado poner de moda un tipo de cine bastante definido temática y estéticamente, amén de realizar una apología del peculiar universo de los autores, que ha generado una pléyade de seguidores que alaban el trabajo de estos realizadores, hagan lo que hagan. Olvidándonos un poco de la condescendencia de su debut en Más que amor frenesí la verdad es que su filmografía, C a excepción de Sobreviviré es bastante olvidable, a pesar de que muchos los intenten convertir en iconos de una nueva forma de hacer cine y abanderados de una particular modernidad Incuestionablemente, la participación de la guionista Ángeles González Sinde en este film ha supuesto una gran dinamización de una historia que de otro modo, se habría quedado en el planteamiento de un simple cortometraje, pero que finalmente se ha dinamizado y funciona con vida propia: una mujer madura está hastiada de su bien ordenada vida, que sólo consigue endulzar con unas clases de francés pero su imaginación la hace volar hasta casi vivir una realidad paralela recuperando un amor de adolescencia y logrando realizar sus sueños más íntimos. Al igual que sucedía en Sobreviviré -de hecho, el film que nos ocupa bebe de una premisa argumental parecida- -la elección de la protagonista ha sido fundamental, ya que la gran calidad en la interpretación de Carmen Maura le ha dado un gran empuje a la película, ganando varios ente- ros. Además la cinta alcanza un bien logrado todo de fabulación, que paulatinamente se va entremezclando con la realidad de la protagonista hasta originar resultados muy originales. Esa búsqueda de la felicidad, de la libertad del ser humano frente a los métodos coercitivos de la existencia impuestos por una sociedad de consumo alienante, está muy bien trazada en la cinta, con un sentido del humor muy agudo e inteligente, que suaviza el mensaje en la patata caliente que puede suponer el replantearse toda una vida más o menos convencional a la hora de ser o no feliz. Conservando buena parte de la frescura en el formato, la realización y la fotografía, estos dos directores han depurado notablemente su estilo, llegando a alcanzar un nivel bastante digno en una cinta que sin ser ninguna raya en el agua para el cine español, invita a vivir y pasar un rato agradable, a la vez que provoca una amable reflexión carente de inquina sobre los auténticos motivos que podemos tener los ciudadanos de a pié para conseguir la felicidad, ya sea en la vida o en los sueños.
 // Cambio Nodo4-Sevilla