Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 4 2006 Nacional 37 Dos besos para el Rey y la mano para la Reina Haciendo gala de la legendaria hospitalidad del pueblo árabe y de la fraternal relación que le une con Don Juan Carlos, el Rey de Arabia Saudí recibió ayer a pie de avión en la base aérea de Riad a Sus Majestades los Reyes. El Rey Abdulá dirigió el tradicional saludo árabe, dos besos, a Don Juan Carlos y un apretón de manos a Doña Sofía, unos saludos que se repitieron con el resto de los hombres de la extensa Familia Real saudí. Para su primera aparición en público en este país regido por una Monarquía islámica wahabi, en el que las mujeres están obligadas a cubrirse en la calle con una abaya (túnica negra que les cubre por entero) Doña Sofía escogió una falda larga, hasta el tobillo, de color azul marino y una chaqueta del mismo color jaspeada con cuadritos blancos. Tras el recibimiento, sonaron los himnos de España y Arabia Saudí, que ambos Monarcas escucharon desde una tarima. Doña Sofía también se subió a ella, pero por poco tiempo, ya que el protocolo saudí la pidió que esperara detrás. El Rey de Arabia Saudí recibió a Don Juan Carlos y al ministro Moratinos EFE Moratinos pide a Arabia Saudí que use su influencia para moderar a Hamás Don Juan Carlos escuchó las protestas por las caricaturas de Mahoma b Los Reyes cenaron anoche sepa- rados: Don Juan Carlos con el Rey Abdulá, y Doña Sofía con la esposa del Monarca saudí, la Princesa Hassa ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS ENVIADA ESPECIAL RIAD. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, planteó anoche a Arabia Saudí que utilice su influencia con Hamás para moderar sus posiciones y, sobre todo, que abandone la violencia. El ministro hizo esta petición durante la reunión que mantuvieron los Reyes de España y de Ara- bia Saudí, tras la cena de gala que Abdulá Bin Abdulaziz Al- Saud, ofreció a Don Juan Carlos, en el Palacio Real de Riad. El Monarca saudí se mostró dispuesto a colaborar en ese sentido, siempre que otro país pueda influir sobre Israel. Horas antes, Don Juan Carlos recibió al ministro de Exteriores saudí, el Príncipe Saud al- Faisal, quien también abordó ante Su Majestad la situación del pueblo palestino y afirmó que hay que dar una oportunidad a Hamás En su opinión, no se les puede aislar ni cortar la ayuda, como ha hecho la UE, porque eso sólo les llevará al extremismo y a la pobreza, e indicó que la evolución de Hamás debe ir acompañada de una contraprestación, en alusión a Israel. Sobre el terrorismo, el ministro saudí afirmó que su país está completamente comprometido en la lucha contra esa lacra, como demuestran las detenciones realizadas, pero advirtió que hay que atender a las causas que lo motivan, tanto en Arabia Saudí como en el resto de la región. El Príncipe Saud, que es sobrino del Rey Abdulá, también trasladó a Don Juan Carlos las protestas del mundo árabe por las caricaturas de Mahoma. En la reunión que mantuvo con el Rey, a la que asistió Moratinos, el Príncipe saudí afirmó que los árabes están dispuestos a escuchar las críticas cons- tructivas, algo que consideran positivo, pero añadió que ellos entienden que el ánimo de las caricaturas del Profeta era ofender, y por eso su publicación sentó tan mal en el mundo árabe. Frente a ello, el ministro saudí habló de la Alianza de las Civilizaciones, iniciativa que había sido citada poco antes por Moratinos, quien agradeció a Arabia Saudí el apoyo prestado al proyecto de Zapatero. Don Juan Carlos mantuvo estas reuniones en el primero de los tres días que durará su viaje oficial a Arabia Saudí y después del hospitalario recibimiento que le brindó el Rey Abdulá. Mientras Don Juan Carlos asistía anoche a la cena de gala que le ofreció el Monarca saudí, Doña Sofía acudía a la que le organizó su esposa, la Princesa Hassa. Durante su estancia en Riad los Reyes no coincidirán en ningún acto hasta mañana, que ofrecerán una recepción a la colonia española.
 // Cambio Nodo4-Sevilla