Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión JUEVES 11 5 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Albert Einstein s n. Isla de la Cartuja. 41092 Sevilla Por fax: 954.488.601 Por correo electrónico: cartas. sevilla abc. es Mañana en ¿POR QUÉ NO CREAMOS UNA COMISIÓN? ESULTA extraño que a nadie se le haya ocurrido todavía que hay que crear una comisión para que investigue el turbio asunto de la inversión en sellos y, de paso, para todas esas formas no reguladas de premios, regalos, sorteos, puntos y demás zarandajas que sirven como señuelo para que muchos incautos entreguen sus ahorros. Que los dirigentes de cualquier país crean una comisión cuando no tienen ninguna intención de solucionar un problema se sabe mucho antes de que se le ocurriera a Napoleón. Porque los miembros que la componen, agraLUIS IGNACIO decidosporladistinción, PARADA deseosos de perpetuarse en ella por relevancia social y obligados moralmente a demostrar sus extensos conocimientos, se dedican a analizar con lupa hasta el detalle más nimio y a repartir responsabilidades políticas, peronoaresolverlascuitasdelosafectados. Por eso, dado el gran éxito de la fórmula, todos los años se crea una comisión y cada década, más o menos, se olvida un problema. ¿Recuerda alguien para qué sirvieron las comisiones de investigación sobre el aceite de colza, en 1981; Rumasa, en 1983; financiación de partidos políticos, en 1984; tráfico de influencias, en 1989; y las más recientes, sobre compraventa de terrenos de Renfe, Luis Roldán, Mariano Rubio, privatización de Intelhorce, expedientes de la Agencia Tributaria, fraude del lino o Gescartera? Las comisiones de investigación no resuelvenjamásningúnproblema, perotranquilizan muchas conciencias confusas. Y algo habrá que hacer antes de resignarnos avercómoacabanenelzulodeunaurbanización de lujo, junto a una discoteca y un balneario privado, diez millones de euros en billetes, se supone que en espera de ser invertidosporsuscaptoresenalgoquerente más de lo que ofrecen a sus clientes. Por ejemplo, unblanqueodedineroyunaescapadaaunparaísofiscal. ¿Opreferimospensar que los 100 millones de billetes de 500 euros que hay en circulación en España se reproducenen laoscuridad deun agujero? R Bono y sus alucinaciones José Bono disponía de tres escoltas que protegían su integridad física que, por cierto, no estaba en peligro. A la multitud que se manifestaba le bastó con abuchearle. Esto es lo que vio toda España por medio de los vídeos disponibles. En cambio, Bono insiste en que lo que todos vimos es que le agredieron. La irresponsabilidad de Bono puede dar con los huesos de tres funcionarios de policía en la cárcel; lo merecen a la vista de lo juzgado, pero hay algo injusto en que sólo ellos paguen el pato de lo que un político comenzó sin importarle las consecuencias. Lo destacable es que han utilizado los aparatos del Estado para los fines partidistas y eso es gravísimo. Aquí de lo que se trata es Hazaña de la baronesa Nihil novi sub sole. Esto podría aplicarse a la hazaña protagonizada por la baronesa Thyssen contra el proyecto de remodelación del Paseo del Prado en Madrid. Eso mismo, aunque con mucha menor repercusión mediática, pues las circunstancias eran distintas, ocurrió ya en Sevilla, en el año 1996. En aquella ocasión, también una mujer, y, vaya casualidad, también aristócrata consorte, amenazó públicamente con encadenarse a un árbol, para evitar la tala de un bosquete. Aquí terminan las coincidencias, puesto que heroína sevillana era a la sazón alcaldesa de Sevilla, mientras que doña Carmen Cervera no sé, si después de escuchar algunos gritos en la manifestación de días pasados, se animará a presentar su candidatura a la alcaldía de Madrid. Por otro lado, la victoria de doña Soledad Becerril se puede catalogar afortunadamente como pírrica, ya que sólo consiguió salvar un árbol. En cambio, el movimiento acaudillado por la baronesa ha obligado al señor Gallardón a reconsiderar su proyecto. Esto no ha ocurrido obviamente en la actuación arboricida llevada a cabo actualmente por el Ayuntamiento de Sevilla, fundamentalmente en la avenida de la Constitución y en la Plaza Nueva, por mor de las prisas por sacar los consiguientes réditos electorales el año que viene, y, por qué no decirlo, porque el señor alcalde ha aplicado descaradamente la política de los hechos consumados. Creo que necesitamos menos heroínas y más ciudadanos dispuestos a defender la calidad de vida de nuestras ciudades. Antonio Rojas Romero Sevilla Noches de comedia La serie Aída ocupa la portada de la Guía de Televisión. La serie protagonizada por Carmen Machi promete en su nueva temporada muchas, gratas y divertidas noches televisivas. Además, el suplemento incluye una entrevista con Ginés García Millán, que vuelve a la pantalla para protagonizar la versión española de Matrimonio con hijos comedia que Cuatro estrena el próximo domingo. OBSERVATORIO HISPALENSE POR LOLA DOMÍNGUEZ ANTONIO RAMOS ESPEJO PERIODISTA, ESCRITOR Y DIRECTOR DE LA ENCICLOPEDIA GENERAL DE ANDALUCÍA nda enfrascado en uno de esos empeñosquese antojantan estimulantes y necesarios como agotadores, por ambicioso: recopilarlarealidadmúltiple, contradictoriaysingulardeunatierracomolaandaluza, hasta hacer el retrato enciclopédico, actualizado y global, de sus gentes y sus desafíos, pero también el de la sombra alargada y riquísimadesuhistoria, esadibujadaconperfiles árabes y olor a aceite, esa atravesada de pueblos y tradiciones, esa que se mira en sus ritos y costumbres haciendo del legado su espejo. Será poreso que, precisamente. al señor A Espejo, Antonio Ramos, la vida y una editorial le hayan puesto por delante, hace ya dos años, eseretodedirigirlaEnciclopediaGeneral de Andalucía. Antes de que cayera en sus manos esta obra monumental, había escrito, casi cuatro largas décadas, trayectoria propia como reportero, director de periódicos andaluces, escritor, investigador enamorado de Lorcao Brenan oprofesor universitario en la Facultad de Comunicación de Sevilla. Medalla de Andalucía, este veterano periodista de Alhama de Granada bien sabe a estas alturas que también los caminos profesionales se hacenalandar, pormuchoquedesmientaalpoeta y no lo haga golpe a golpe y verso a verso, sino tomo a tomo, y letra a letra... de que estamos en un Estado de Derecho y, como tal, no se pueden realizar detenciones ilegales, ni falsificar pruebas, ni inducir a los cuerpos policiales a trabajar al albur del partido político de turno. La sentencia dice clarísimamente que las detenciones fueron inmotivadas, arbitrarias y abusivas que tenían como finalidad agradar a sus superiores y hacer un escarmiento en las personas de dos militantes del PP. ¿Es que si esos militantes hubieran sido del PSOE y los hechos se hubieran producido durante un gobierno de Aznar cambiaría algo la cosa? No, rotundamente no. José Fernández González Sevilla
 // Cambio Nodo4-Sevilla