Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 5 2006 Sevilla 19 Rosauro Varo retira la acusación contra dos de los cinco procesados por apalearlo El fiscal mantiene la petición de dos años y medio de cárcel para cada uno petición de cinco años de prisión para cada uno de los tres jóvenes canis plenamente identitificados por el agredido ABC SEVILLA. Tras el primer aplazamiento, forzado para la práctica de una prueba imprevista, ayer se celebró finalmente el juicio contra los cinco jóvenes de estética cani que presuntamente apalearon, en la plaza de Cuba, al empresario Rosauro Varo en la madrugada del 6 de febrero del año pasado. A la hora de elevar a definitivas sus conclusiones, el abogado de la víctima optó por retirar la acusación contra dos de los imputados, por objetividad y humanidad dado que el empresario agredido no pudo asegurar al cien por cien si dos de los jóvenes- -C. A. P. L. y A. D. G. A. -participaron en la paliza, algo de lo que sí está seguro en el caso de J. A. P. G. J. R. M. y J. L. G. Tanto J. R. M. como J. A. P. G. reconocieron su presencia en la plaza de Cuba el día de la agresión, e incluso el seb La acusación sostuvo su Los acusados y las penas El fiscal acusa a los cinco procesados de un presunto delito de lesiones por el que les pide dos años y seis meses de prisión a cada uno. Asimismo solicita dos años más por obstrucción a la Justicia para J. A. P. G. El acusador particular retiró la acusación contra A. D. G. A. y C. A. P. L. y mantuvo la petición de cinco años por un delito de agresiones con la agravante de ensañamiento y uso de métodos peligrosos para la vida para J. L. G. J. R. M. y J. A. P. G. para quien pide año y medio más por obstrucción a la Justicia. gundo de ambos, tras asegurar que estaba borracho y empastillado admitió haber discutido con el dueño de la discoteca Boss y haberle dado una bofetada, acción que J. R. M. afirmó haber visto, así como la supuesta discusión inicial. Igualmente dijo este joven haber presenciado cómo un tercero, a quien no identificó, pateó en la cara al empresario, fracturándole la nariz. Según su declaración, el agredido se fue y volvió con los porteros de su local pa- ra que le protegieran mientras él mismo pegaba al que le había dado la guantada en la cara, al que, según si versión estaba matando en el suelo. Por su parte, el empresario dijo que fueron entre nueve y doce jóvenes los que se le echaron encima cuando intentó esquivarlos para evitar incidentes, habida cuenta de que ya se habían registrado agresiones en la zona. Según dijo, le rodearon sin mediar conversación alguna y uno de ellos le dio dos puñetazos en la cara. Después me agredieron los demás automáticamente y se me echaron encima El dueño de Boss aseguró que recibió muchas patadas bastantes de ellas en la cabeza, y algunas de las últimas en la cara, lo que causó fractura de los huesos pripios la nariz. Rosauro Varo negó haber pegado a nadie, así como que le acompañaran los porteros de su local. En cuanto a la patada que le rompió la nariz, señaló como autor de la misma a uno de los acusados, J. L. G. joven que, tras reconocerse toxicómano y en tratamiento psiquiátrico hace años, dijo que desconocía los hechos que se imputaban, porque no estaba allí Rosauro Varo A la hora de presentar sus conclusiones definitivas, el fiscal mantuvo su calificación y pidió dos años y medio de prisión por un delito de lesiones para cada uno de los procesados, pena a la que, en el caso de J. A. P. G. suma dos años más por obstrucción a la Justicia, ya que, presuntamente, este joven fue, semanas mas tarde, a la discoteca de la víctima para amenazarlo. Por su parte, la acusación particular pidió cinco años para cada uno de los jóvenes a los que acusa de la agresión, así como un año y medio más para J. A. P. G. por obstrucción a la Justicia.