Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 5 2006 Deportes 107 Historias mínimas de una final Y es por eso que hoy vengo a verte... JUAN MANUEL ÁVILA EINDHOVEN. Esa bendita locura que es venir a disfrutar de una final europea sin importar mucho dónde se dispute y cómo llegar al punto de destino da para escribir un sinfín de historias de protagonistas anónimos, que han pasado su pequeña odisea particular para llegar a esta tranquila ciudad, más roja y blanca que nunca. Desde Guatemala a Eindhoven vía México. Esa fue la ruta utiLa afición coloreó de rojo y blanco el estadio del PSV FOTOS: AFP lizada por Kike Martínez, un periodista granadino que se hizo sevillista cuando estudiaba en la capital hispalense en el 91 viendo el relevo goleador de Polster a Zamorano, y de éste a Suker. Después tuvo el valor de renovar su carnet de socio el 3 de agosto del 95 cuando no había nadie en las taquillas porque entonces el club estaba descendido administrativamente a Segunda B. Su sevillismo ha ido creciendo con los años y por eso no dudó en venirse el domino desde Guatemala, donde trabaja como voluntario para la FAO. A las once de la mañana salió desde el aeropuerto La Aurora hasta México D. F. y desde allí directo a Amsterdan; en la capital holandesa un tren que le dejó el martes a las cuatro y media de la tarde en la sede de la final. a visitar a sus abuelos en Málaga, y al pasar unos días en la capital hispalense acudió al Sánchez- Pizjuán, donde fue ganado para la causa sevillista. Desde su Perú natal sigue, bien por la Radio Exterior de España, o por internet en la radio oficial del club, al equipo. Ya estuvo en octubre viendo en directo el Sevilla- Besiktas y allí se prometió que volvería si su equipo llegaba a la final. Dicho y hecho. Un Lima- Miami- Madrid- Amsterdam ha sido la combinación que le ha puesto en tierras holandesas. Cinco sevillistas de Brenes, tres de los cuales estuvieron en Gelsenkirchen en la ida de semifinales, se armaron de valor el domingo y cogieron la Chrysler Voyager de uno de ellos para venirse del tirón desde su pueblo natal a la ciudad de la final. Desde las ocho y media hasta las siete de la tarde del lunes conduciendo sin parar más que lo indispensable. Antonio, José Felix, Julio, Nene y Rafael se hospedaron en la localidad belga de Gentz, a unos 120 kilómentros de Eindhoven, después de un trayecto de más de dos mil cuatrocientos kilómetros. Un jamón de pata negra del que también dio cuenta todo el que se les acercaba y otras viandas y bebidas hicieron la estancia más grata. SOMBRERAZO A LA AFICIÓN Espectacular aceptación entre los aficionados desplazados a Eindhoven tuvo el sombrero obsequiado por ABC, junto al especial de la Final, en el aeropuerto. Bendiciones muy efectivas. Indalecio Humanes es el capellán suplente del Sevilla, dado que el titular el canónigo Francisco Teruelo, ya le cuesta, por problemas de salud, asistir a los actos del club que requieren su presencia. El entrañable y simpático párroco de la iglesia de San Isidro Labrador lleva tres años dando sus bendiciones al equipo de Nervión, y cosas del destino, las tres temporadas han acabado con clasificación europea. En esta temporada ha acompañado al equipo en la primera eliminatoria ante el Mainz 05, en las semifinales ante el Schalke 04, y también a Eindhoven para la final. Peruano sevillista. Alfonso Ríos es un peruano que se hizo seguidor del club de Nervión por obra y gracia del Sevilla de Manolo Cardo. Vino Del descenso del 97 a la final del 2006. El viaje en autocar a Oviedo que acabó con la caída a Segunda veinticinco años después del acaecido en el 72, cuando ella aún no había nacido, y la final de la UEFA de ayer son la sima y la cima vital como sevillista de Carmen García. Esta guapa periodista, madre de una niña de tres que canta el himno de El Arrebato como los ángeles, y que ejerce actualmente en Córdoba, tenía muy claro que se debía ese desquite nueve años después. Esta vez el viaje fue en avión, aunque le puso de los nervios el desconocer hasta ultimísima hora a qué hora salía y en qué avión le tocaría desplazarse a Eindhoven para darse ese baño de alegría que se dio ayer, rodeada de miles de personas de toda condición que sienten como ella.
 // Cambio Nodo4-Sevilla