Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2- -4- -2007 Rodrigo Martín Freire: La publicidad y los medios nos machacan hasta el agobio 75 Cristina SánchezAndrade publica Coco la novela de una vida de leyenda SILVIA CASTILLO MADRID. En la suite real del Hotel Ritz de París, una anciana de ochenta y ocho años vive la llegada del año nuevo hastiada y sola. A punto de salir descubre que alguien, apostado en algún rincón, acaba de disparar contra ella. Esa bala que se acerca la lleva a pasar revista a su propia existencia, su propio devenir y a descubrir la identidad de su asesino. Este desenlace es el arranque con el que Cristina Sánchez- Andrade (Santiago de Compostela, 1968) aborda la historia de la diseñadora Gabrielle Chanel en Coco una novela apasionante, que no una biografía más, sobre la mujer a la que tanto debe la moda femenina. Por ello, porque es ficción sobre un personaje real, el libro no consta de fotografías. Aunque fue precisamente una foto en un anuario la que acompañaba la noticia de la muerte de la octogenaria costurera, sola, en la habitación del hotel en el que vivía, lo que aguijoneó la curiosidad de la autora: No era la foto habitual glamourosa que todos conocemos. Era la de una anciana que escondía la mirada detrás de unas gafas de sol gruesas, las cejas pintadas, un rostro musculoso, como malhumorada... pensé que ahí tenía que haber algo muy interesante. Empecé a investigar y efectivamente la vida de esta señora es pura novela El relato transcurre cronológicamente, ya que la protagonista va recordando su existencia a través de flash- backs a medida que la bala se acerca a su frente: sus orígenes humildes- -era hija de un vendedor ambulante- su abandono en un hospicio a la muerte de su madre tuberculosa, sus amantes, la apertura de su primera tienda de modas... pero SánchezAndrade reconoce que ha recreado mucho en la obra. He hecho mitad ficción, mitad realidad, pero lo tenía muy fácil. La parte personal es la que más me he inventado. Básicamente, el personaje es tal cual y luego he conservado muchos de los personajes que la rodeaban, que tenían ya interés de por sí, como Picasso, Cocteau, Stravinski, Romanov, el duque de Westminster... pero sus relaciones, por ejemplo, con las criadas son pura ficción Un ejemplar de la obra Divagando por la ciudad de la gracia de José María Izquierdo, con un autógrafo dedicado a Joaquín Guichot ABC Recuerdos de un ateneísta ilustre Pedro José Sánchez Gómez acaba de publicar el libro José María Izquierdo (1886- 2006) una biografía sobre este periodista y escritor que ejerció magisterio sobre Joaquín Romero Murube y Luis Cernuda ANDRÉS GONZÁLEZ- BARBA SEVILLA. José María Izquierdo (1886- 1922) ha sido uno de los grandes ateneístas. Ahora, su memoria ha sido enaltecida por el investigador y escritor sevillano Pedro José Sánchez Gómez, autor del libro José María Izquierdo (1886- 2006) Esta obra, que surge tras un período intenso de investigación de tres años en archivos y bibiotecas, hace un homenaje a uno de los personajes sevillanos más ilustres del siglo XX. No en vano, aún es reconocido su magisterio sobre Joaquín Romero Murube, autor de la obra ya clásica José María Izquierdo y Sevilla (1934) o Luis Cernuda, quien le dedicó un poema en Ocnos Izquierdo nació en la calle Castellar n 51 en 1886, en la casa de sus abuelos maternos. El Ateneo colocó una placa conmemorativa en dicha casa, en 1924. Poco después se desplaza a la calle Alcaicería, donde vivían sus padres. Posteriormente estudió en los Calasancios de Sevilla, en el Palacio Ponce de León. Completó su etapa de estudiante en la antigua Universidad Literaria, donde hizo la carrera de Derecho y completó algunos cursos de la carrera de Filosofía. Una de las facetas más destacadas de José María Izquierdo fue su labor como periodista en diarios de la talla de El Liberal y El Noticiero Sevillano donde llegó a ser redactor jefe. Además de excelente articulista, ejerció la tarea de crítico musical junto a su compañero Eduardo Torres, organista de la Catedral. En El Liberal usó el seudónimo de Jacinto Ilusión. Su primer artículo que usó con ese seudónimo es del 6 de septiembre de 1908. Su último artículo fue publicado en El Noticiero el 11 de abril de 1922, y hablaba sobre El Miserer de Eslava. Para Pedro José Sánchez Gómez, José María Izquierdo es un pionero del periodismo centrado en Sevilla: él hablaba del ecologismo, del urbanismo y de la limpieza de la ciudad. Igual escribía desde el punto de vista más material que de la limpieza de las calles. Además era una persona muy discreta, sin ningún afán de notoriedad, por eso empleó tantos seudónimos en sus artículos Según indica este escritor e investigador sevillano en el prólogo de su obra, Si Romero Murube estableció en su citada obra- José María Izquierdo y Sevilla -la conexión espiritual entre Izquierdo y Sevilla, este trabajo, fruto de tres años de investigación quiere, modestamente, contribuir a definir la relación corpórea, el itinerario físico y material de sus pasos por la ciudad que fue luz y guía en la vida del escritor sevillano Además de su faceta como escritor y periodista, José María Izquierdo estuvo muy ligado al Ateneo de Sevilla ocupando los cargos de bibliotecario, presidente de la Sección de Literatura, secretario y vicepresidente y, a pesar de la importancia de la música en su vida y obra nunca ocupó cargo en la directiva de la Sección de Música, aunque sí fue socio de la misma. Según ha comentado el presidente del Ateneo, Enrique Barrero, José María Izquierdo es modelo de ateneísta en el pasado, el presente y el futuro Tras el fallecimiento en 1914 de su hermano Ángel cuando era todavía adolescente, Izquierdo se vio muy afectado por esta situación agravando su melancolía y timidez. Su muerte influyó en él de alguna manera para potenciar su preocupación por los temas de la infancia, la defensa de los niños y la higiene, siendo un germen para que Izquierdo fuera una de las personas que más influyeron en el nacimiento de la Cabalgata de los Reyes Magos en 1918 indica Sánchez Gómez. Izquierdo y el Ateneo Viaje a Italia Becado por el Ateneo de Sevilla, José María Izquierdo viajó a Italia en 1921 para conmemorar el sexto centenario de la muerte de Dante. Allí escribió una serie de 29 artículos sobre tema italiano que tituló Divagaciones itálicas Poco después, en el año 1922, Izquierdo fallecía en Sevilla. Como homenaje a su muerte, el libro incluye unos artículos que le dedicaron personajes ilustres como Fernando de los Ríos, Eugenio D Ors, Chaves Nogales y un testimonio de Blas Infante.
 // Cambio Nodo4-Sevilla