Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES Fútbols Real Betis MARTES 4- -12- -2007 ABC El eterno interino ante el reto soñado Chaparro firmó, fue a la apertura del curso de entrenador y hoy dirigirá su primera sesión M. B. SEVILLA. El cuarto relevo en el banquillo en menos de un año tuvo, el día de la resaca, la puesta en escena que marcaba el inicio de un nuevo ciclo. Era lunes, jornada de descanso por tanto para la plantilla, pero, aunque no estaba previsto, hubo aparición pública de quien pone cara al cambio, Francisco Chaparro, que también efectuó sus primeras declaraciones. Nada que el recuerdo haya amarilleado, por cuanto este sevillano de 65 años que desde la paciencia y una esmerada dedicación al filial ha mantenido viva la esperanza de entrenar algún día al Betis, ya tuvo la oportunidad de entrar en la historia de la entidad cuando ésta se jugaba a una carta su futuro inmediato. Ocurrió en junio pasado con motivo de la final de Santander, un cara o cruz que salió cara aunque para Chaparro la alegría no fuera completa porque el club volvería a contar con un entrenador de fuera para llevar las riendas del primer equipo en el cambio de temporada. La insistencia de la cúpula verdiblanca en el error y la incompetencia- -el descontrol maneja el timón en una sociedad asolada por perennes crisis deportivas e institucionales- -abre de nuevo la puerta del equipo profesional para Chaparro, que si bien seguirá teniendo pendiente la asignatura de recibir todas las bendiciones para hacerse cargo del Betis desde la pretemporada, al menos puede congratularse por que su presencia en el banquillo verdiblanco no esté marcada por la más funcionarial interinidad. Nombrado hasta junio, aunque lógicamente, y así debe entenderse, sujeto como todos a la tiranía de los resultados, Chaparro firmó ayer su nuevo contrato y hoy empezará a trabajar con una plantilla que conoce en un setenta por ciento- -en los casos de Juande, Casto o Zamora los datos son más exhaustivos- Aunque falta la confirmación oficial, acompañarán en su aventura al trianero Juan Merino, hasta ahora en la secretaría técnica, como ayudante; y Carmelo del Pozo, que regresa poniendo fin a su periplo en el Alicante, como preparador físico; si bien Chaparro también había solicitado la presencia del preparador del filial, Enrique Romero. Manuel Ruiz de Lopera arropará a Chaparro y al equipo en un momento en el que el consejero delegado entiende que no están de más las muestras de unión y compromiso. Por este motivo y con el objeto de que el grupo vuelva lo antes posible a una dinámica de normalidad, Chaparro ha rehusado comparecer ante los medios de comunicación hoy tras la sesión- -así se había previsto- con lo que habrá que esperar al sábado, víspera del encuentro contra el Villarreal, para conocer sus impresiones en rueda de prensa. El ex entrenador de un filial al que deja líder del Grupo IV de Segunda división B también eludió atender a la prensa anoche en la Universidad Pablo de Olavide, adonde el protagonista del día había acudido con mo- Paco Chaparro, sentado junto a Manolo Jiménez en la inauguración del curso de entrenador tivo de la inauguración del curso de entrenador, para el que en principio estaba invitado Cúper. Los medios oficiales del club, sin embargo, difundieron una entrevista con Chaparro. El objetivo es levantar al vestuario de la situación en la que se encuentra- -reseñaba el trianero- Yo no vi el partido del domingo, pero parece ser que no fue bueno. Ellos ponen voluntad, pero hace tres o cuatro meses que no salen las cosas. Nos encontramos capacitados para hacer que el equipo vaya arriba. Además, cuando todo va mal, la única posibilidad es que cambie a mejor Para Chaparro, pues, la prioridad es el trabajo de recuperación anímica. Las habilidades psicológicas son necesarias porque todo el mundo dice que el equipo no está bien. El grupo debe sentir que tiene posibilidades de ganar. Hay plantilla para que el equipo no pase tantos apuros, pero a veces se entra en una espiral en la que resulta que no sale nada. Creo que vamos a sacar la situación hacia delante El nuevo entrenador verdiblanco, ante un reto y una ilusión pese al difícil encargo que se le encomienda, hacía una reflexión sobre la pertinencia de contar con el filial. Todos pueden ayudar, pero hay que entender que no es lo mismo subir a chavales cuando la cosa está mal que hacerlo cuando va bien; hay que tener cierta precaución. Cuando suban será porque yo crea que están capacitados para quedarse en el primer equipo El ascenso de Chaparro ha provocado una sucesión de vacantes que quedan cubiertas con la designación de José Luis Mena, al que David Ortega suple en el equipo de División de Honor, como técnico del Betis B. Mena, nuevo técnico del Betis B
 // Cambio Nodo4-Sevilla