Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24- -4- -2008 José Jaime MougánsDelegado provincial de Educación de la Junta No habrá aumento de ratio en las zonas de Los Remedios, Nervión y Bami 17 El borrador de calles franquistas que el Ayuntamiento quiere eliminar incluye personajes muertos antes del Gobierno de Franco. Entre ellos el fundador de ABC, quien falleció en 1929, siete años antes del Alzamiento M. C SEVILLA. Personajes franquistas... incluso antes de Franco. La relación de nombres que el Ayuntamiento baraja suprimir por su relación con el régimen de Franco incluye a varias personas fallecidas incluso antes de la Guerra Civil, así como otras que guardan una relación meramente circunstancial con el fraquismo. Así ocurre con el Marqués de Luca de Tena, que cuenta con una calle en Bami dedicada a su memoria cuyo cambio de nombre prevé el Ayuntamiento. Torcuato Luca de Tena y Alvarez Ossorio, fundador de ABC y Blanco y Negro, recibió el marquesado por designación del Rey Alfonso XIII pocos meses antes de su muerte, en 1929, y por tanto, no fue coetáneo ni de la II República ni del régimen franquista. No es el único caso sorprendente. En el distrito Centro se cuestiona la oportunidad de la calle dedicada al Capitán Pérez de Sevilla, que dirigía la batería que bombardeó Casa Cornelio en la huelga revolucionaria de 1931, cinco años antes del Alzamiento. Por su parte, el ceramista Luis Mensaque, quien tiene una calle dedicada en Triana, fue asesinado en julio de 1936, por lo que tampoco pudo mantener relación alguna con el régimen franquista. Hay más supresiones llamativas, como la de la calle Marqués de Lozoya, historiador del Arte, o Pedro Gual Villalbí, quien fue ministro de Franco... pero nombrado expresamente para auxiliar a Sevilla tras la riada de 1961 y la tragedia de la Operación Clavel, desempeñando una labor de amparo difícilmente censurable. Miguel Bravo Ferrer, con calle cuestionada en Nervión, fue diputado durante la II República; Carlos García Oviedo fue catedrático de Derecho Administrativo, y Federico Mayo Gayarre fue director de la Obra Sindical del Hogar, un organismo que permitió la construcción de barriadas como Los Pajaritos. En el distrito Sur se incluyen entre las calles malditas las dedicadas a Luis Ortiz Muñoz, escritor, pregonero de la Semana Santa y destacado hermano de la Amargura; José Ignacio Benjumea, falangista fusilado en julio del 36; Manuel Bermudo Barrera, condenado por ser el concejal de Fiestas que organizó la Feria del Centenario y la visita de Eva Perón; Manuel Fal Conde, destacado carlista y, por tanto, enemigo natural del franquismo; el periodista Domingo Tejera, cuyo periódico fue cerrado por Franco, y José María Pemán, de quien es reconocida su labor por la restauración monárquica en España. Por último, en el distrito Palmera- Bellavista se pretenden cambiar, entre otras, las calles dedicadas a Pedro Gutiérrez Calderón, quien fue alcalde de Alcalá de Guadaira con Franco... y con Primo de Rivera y la II República; y Angel Camacho Baños, un abogado sevillano que medió para que no fusilaran a Blas Infante. Personajes todos ellos que, según el Ayuntamiento, no merecen ser recordados en Sevilla. FRANQUISTAS SIN FRANCO Una medida antidemocrática que no cuenta con los vecinos Las asociaciones vecinales piden respeto para las personas y la Historia s Afirman que hay otras prioridades en la ciudad JOSÉ L. GARCÍA SEVILLA. La anunciada iniciativa municipal para cambiar el nombre de más de medio centenar de calles, como pretendida aplicación de la Ley de Memoria Histórica, está generando reacciones en numerosas entidades y particulares y, de manera especial, en las asociaciones de vecinos, como cauce de las inquietudes de los distintos barrios de Sevilla. En este sentido, la presidenta de la Asociación Guadalquivir, María José Uceda, asegura que se trata de una medida que no se puede entender y tampoco se puede consentir y ello porque parte de un Ayuntamiento que demuestra no ser democrático porque no cuenta con sus vecinos, que serán, al fin y al cabo, los que pagarán los gastos de lo que segura es un capricho del señor Torrijos, que tiene amarrado al alcalde para salirse con la suya Para María José Uceda, el alcalde pone en juego su dignidad política al preferir mantenerse en el sillón y dejarse manejar por IU Parece que en Sevilla no haya nada más que hacer que cambiar los nombres de las calles se queja la presidenta de Guadalquivir. De una manera similar se manifiesta Antonio Fernández, de la Asociación Torre del Oro, para quien el Ayuntamiento, además de causar un trastorno a los ciudadanos, está demostrando un gran desconocimiento al pretender cambiar nombres como el de Mariano Hasta enemigos de Franco María José Uceda LOS REMEDIOS Parece que en Sevilla no haya nada más importante que hacer EL ARENAL El Ayuntamiento no está haciendo más que sembrar veneno HUERTA DE LA SALUD Lo que se hace es buscar problemas donde no los hay Mota Salado, rector de la Universidad Hispalense, a quien muchos sevillanos le deben la vida porque evitó que los fusilaran. Con este cambio- -asegura- el Ayuntamiento no está más que sembrando veneno Ana Sosbilla, de la Asociación Centro Histórico considera, por su parte, que se trata de un cambio sin razón coherente que va a causar graves molestias a los vecinos, que aún no saben la que se les avecina Para hacer una cosa así, lo primero que tienen que hacer es consultar a los vecinos, calle por calle, vecino por vecino, y acatar lo que ellos decidan. Eso sí es es participación ciudadana José Miguel González, presidente de la Asociación Huerta de la Salud asegura que, con el pretendido cambio de calles, lo que se hace es buscar problemas donde no los hay Según dice, a estas alturas, a nadie le importa ni le traumatiza el nombre de una calle. En nuestro caso, la mayor parte de los vecinos no saben quien era Ruiz de Alda, ni falta que les hace A su juicio, el Ayuntamiento, lo que tiene que hacer es mirar menos hacia arriba y más hacia abajo, a las necesidades que tienen los vecinos Por su parte, Juan Ignacio Guerrero, de la Asociación Los Andes, siente más el perjuicio a los vecinos que el cambio de nombre. Las personas a las que se dedicaron las calles forman parte de la Historia- -dice- y ahora habrá que ver qué nombre ponen, porque si van a cambiar para poner una tontería, no se entiende También se ha posicionado a este respecto el Foro Sevilla Nuestra, que rechaza el cambio y exige la consulta a los vecinos. Además, anuncian una movilización.