Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8.1.2012 Editado por Diario ABC, S. L. Albert Einstein, 10, Isla de La Cartuja 41092 Sevilla. DiarioABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.074 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 400 900 Att. al cliente 902 530 770. 11017 8 424499 000037 LOS DOMINGOS DEL... PREMIO PLANETA 2011 Javier Moro Mis hijos creen que su papá ha ganado una regata de libros ¿Qué querrá hacer los domingos uno de los escritores más viajeros y aventureros de España, un hombre que donde pone el ojo pone la leyenda? Pues dejarse de historias y estar con sus hijos ANNA GRAU E s imposible escribir con el ímpetu que escribe Javier Moro sin retratarse. Sin sembrar lo que se escribe de espejos. Así en El imperio eres tú la epopeya sobre Pedro I de Brasil que le ha valido el premio Planeta, leemos que aquel emperador capaz de recorrer sin desmontar sesenta kilómetros a caballo o estar un día entero sin probar bocado de navegar océanos de enemigos y de fascinar mujeres inolvidables, incluida la suya, tenía un inmenso punto sensible que se manifestaba en su amor incondicional a los niños Y como el amor es igual que el agua, que siempre se abre camino entre los dedos, cuando llega el fin de semana y no está de viaje Javier Moro lo para todo para estar con sus hijos Sebastián, de ocho años, y Olivia, de cinco. Primero retozamos un buen rato en la cama, viendo dibus nos cuenta, hasta que cojo la perra, cojo las bicis y nos vamos al parque Juan Carlos I o al Retiro Allí pasan no menos de tres horas jugando y haciendo correr a la perra. Luego, los niños proponen ir a un McDonald s a o a un restaurante chino, y el padre, siempre que puede, enfila hacia el chino. Si llueve, invitan a comer a casa a la suegra o a la madre del escritor, francesa y hermana del también autor de importantes best- sellers Dominique Lapierre (que es el tío de Javier Moro, aparte de su mentor) Pero mi madre está absolutamente españolizada reivindica satisfecho. A la comida seguirá una sesión de cine infantil capaz de poner a prueba el heroísmo de cualquier padre. No he visto menos de cuarenta o cincuenta veces la película Kung Fu Panda relata nuestro hombre como quien relata el paso de las Termópilas. Da gusto encontrar a alguien que concilia la vida familiar y la laboral con tanta alegría... lo cual no significa que siempre salga bien, o que sea fácil. Ser escritor parece un paseo militar por los campos de la inspiración. Solo Javier Moro sabe la piel que se deja en cada libro, que por momentos le hace desaparecer bajo un caparazón El escritor Javier Moro, en el parque del Retiro, junto a sus hijos y su perro aparentemente antisocial. Pero es que no se puede ser escritor a medias, no se puede negociar se lamenta, para concluir que escribir es como tener una vida de más, una vida extra; el problema es sacar tiempo para vivirla Ayuda que tus aliados estén creciendo. Los hijos de Javier Moro asistieron a la presentación en Madrid del premio Planeta cámara en ristre y tomando fotos de papá. ¿Qué pensarán ellos de lo que está ocurriendo? Mi mujer, que es una gran amante de la vela y es regatista, se lo explicó diciéndoles: Papá ha ganado una regata de libros nos cuenta emocionado. ¿Sería más fácil llevar la vida que lleva Javier Moro si fuese menos cariñoso y más misántropo? Él reconoce que da salida a su verdadera naturaleza en la fase de investigación de sus historias, que es cuando conozco gente y hago amigos, a veces amistades que duran muchos años Y también cuando llega la hora de promocionar la obra: Hay escritores que odian la promoción; es verdad que es cansada, pero tam- IGNACIO GIL Mi objeto preferido Una figurita de nuestra perra labradora de un año, Timba. La tengo siempre encima del ordenador con el que escribo bién es una bocanada de aire fresco, te obliga a salir, si no te quedas muy solo, y ya dicen que no es bueno que el hombre esté solo... Sus planes incluyen seguir escribiendo de países exóticos hasta que esté mayor y ya solo pueda ir a investigar en silla de ruedas a la Biblioteca Nacional; entonces escribiré más sobre España bromea. Él ha vivido cinco años en Francia, seis en Estados Unidos, dos en Brasil, y no descarta nuevas estancias en el extranjero. Dice que es bueno salir a palpar el mundo y critica la tendencia de muchos españoles a mirarse demasiado el ombligo Le espantan los cainismos de aquí, las corrupciones y cierto catetismo autonómico: España se ha catetizado mucho, ahora todo el mundo es de su pueblo y nadie es de su país Pero a su juicio casi todos los males nacionales se concentran en la esfera pública o política, mientras en la esfera personal y cotidiana española se encuentra oro puro. Vivir aquí es tan maravilloso y entrañable que, por lejos que me vaya, siempre querré volver promete.
 // Cambio Nodo4-Sevilla