Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN VIERNES, 13 DE ABRIL DE 2012 abcdesevilla. es opinion ABC LA TRIBU ANTONIO GARCÍA BARBEITO TRIBUNA ABIERTA LENGUAJE La situación económica se estropea con otros nombres nacidos de la creación popular, esos errores que son la sal del lenguaje ¡EL GOBIERNO ANDALUZ SÍ PUEDE REDUCIR EL DÉFICIT PÚBLICO! JOSÉ LUIS SÁEZ LOZANO Profesor titular Universidad Granada para reducir el déficit público en 2.470 millones de euros? 1. Mejorar la gestión de las ocho empresas públicas más endeudadas: Empresa Pública del suelo de Andalucía (EPSA) Agencia de la Obra Pública de Andalucía, Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (Idea) Empresa de Gestión Medioambiental (EGMASA) Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos, Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) Agencia Andaluza de la Energía y Santana Motor. Ello permitiría al ejecutivo regional ahorrar algo más de 1.000 millones de euros en subvenciones destinada a financiar a estas empresas. 2. Privatizar Canal Sur Radio, Canal Sur Televisión, Sierra Nevada Club Agencia de Viajes, Apartahotel Trevenque, Promonevada, Hijos de Andrés Molina, Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones (Sandetel) Sociedad Andaluza para el Desarrollo de la Sociedad de la Información (Sadesi) Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) Fabricados para la Automoción del Sur (Fasur) Santana Militar, Sociedad Andaluza para el Desarrollo Energético de Andalucía (Sodean) Alfombras la Alpujarreña, Tecnobahía, Parque Tecnológico y Aeronáutico de Andalucía (Aerópolis) Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes) y la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía. Ello permitiría al ejecutivo regional, por un lado, ahorrar en torno a 230 millones de euros en concepto de subvenciones destinadas a financiar a estas empresas, y de otra parte, ingresar al menos 370 millones de euros por la privatización de estas sociedades. 3. Privatizar las divisiones de Cetursa, Agencia Pública Empresarial Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, Cartuja 93, Santana Motor, agencia pública empresarial de radio y televisión RTVA y la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (SOPREA) que desarrollan una actividad propia del sector privado. Ello le permitiría al ejecutivo regional, por un lado, ahorrar en torno a 150 millones de euros en concepto de subvenciones destinadas a financiar a estas empresas, y de otra parte, ingresar al menos 217 millones de euros por la venta parcial de estas sociedades. 4. La integración empresarial, por un lado, de los hospitales Costa del Sol, Poniente de Almería, Alto y Bajo Guadalquivir, y de otra parte, de las agencias andaluza de promoción exterior Extenda y Cooperación Internacional para el Desarrollo permitiría al ejecutivo regional ahorrar 269 millones de euros en concepto de subvenciones destinadas a financiar a estas empresas. Con esta política de saneamiento, privatización y consolidación del sector empresarial de la Junta de Andalucía, el ejecutivo regional podría ahorrar 1.656 millones de euros e ingresar, al menos, 587 millones de euros. La suma de estos dos conceptos permitiría reducir el déficit público en al menos 2.243 millones de euros. A principios de los sesenta, entre los agricultores que plantaban tabaco, un nombre vino a poner el miedo entre las grandes hojas verdes; se trataba de un mildiu velloso llamado moho azul Si al mildiu le llamaban en el campo mirdeo el moho azul acabó en la voz de muchos agricultores por ser el mono azul seguramente por asociación con el nombre de aquella revista, El Mono Azul que, durante la guerra, se editaba en la zona republicana. Lo cierto es que en la taberna o en el campo, cuando los agricultores hablaban del tabaco, el mono azul aparecía como un bicho desconocido que arrasaba la cosecha con una facilidad de plaga de langostas. Los chiquillos oíamos hablar de El mono azul y nos imaginábamos a un mono bañado en añil que iba por el tabacal destrozándolo todo. Las enfermedades de los humanos también han dado lugar al nacimiento de nombres más raros que los originales, desde sarto miocardio a experimento de retina colon irresistible y rotura de marisco Suele ocurrir, siempre que se nos vienen encima, como un bando gráfico, nuevas palabras o palabras que solo aparecen acompañadas de determinadas circunstancias. Cuando sonaba en la televisión la inminente aparición de Vía Digital, oí cómo un paisano cocinaba en su mente otro nombre, y, tan tranquilo, decía Vía Vegetal Se trataba del mismo que a Denilson, aquel brasileño que jugó en el Betis, lo llamaba Cenizo (y casi acertaba) porque la palabra cenizo le sonaba lo que no le sonaba Denilson. Por aquella fecha, recuerdo cómo la madre de un amigo, cuando éste le decía que tenía que descontar del sueldo una cantidad para pagar el canon, la madre despotricaba contra El Cano creyendo que se trataba de un recaudador de impuestos que no tenía piedad. Desde que la crisis- -a la que he oído llamar la escrisi -está en plan moho azul estropeándolo todo, otras palabras y otras siglas manejamos, y otros hermosos disparates surgen. Ya he oído hablar de Los 35 esos por el Ibex 35. Recorte se entiende, pero a la recesión ya la he oído nombrar de otra forma, desde decepción a retención y en algunas personas, la prima de riesgo- -llamada por algunos prima de riego -es considerada una extranjera, prima de Merkel, que viene a hacernos la puñeta. Así que si ayer el moho azul estropeaba el tabaco con el nombre de el mono azul hoy la situación económica se estropea con otros nombres nacidos de la creación popular, esos errores que son la sal del lenguaje, y que vienen a ponernos una sonrisa entre las tristezas. Algo es algo. gbarbeito telefonica. net E N la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada el 5 de marzo, se aprobó que el umbral máximo de déficit público en las comunidades autónomas fuera del 1,5 del PIB. El único voto en contra que recibió la propuesta del gobierno de la nación fue el de la representante de la Junta de Andalucía. Las razones aducidas para justificar su decisión fueron, básicamente: primero, que el límite propuesto por el Gobierno de la nación ponía en riesgo el estado del bienestar de los andaluces, y segundo, que nuestra región no está por la austeridad en el gasto público. Hay quienes opinamos que los verdaderos motivos que orientaron la decisión de la consejera andaluza fueron electorales e ideológicos. El 25 de marzo se celebraron elecciones autonómicas, y la estrategia del PSOE de Andalucía era hacer del déficit público un cleavage que dividiera al electorado en dos bloques: quienes eran partidarios de que el Gobierno andaluz gastara sin límites, y aquellos otros que preferían la ortodoxia presupuestaria. Si el primer colectivo era mayoritario, los socialistas tenían buenas expectativas de voto para los pasados comicios regionales; por el contrario, si la mayoría de los votantes eran partidarios de la estabilidad presupuestaria, la esperanza electoral del PSOE se reducía considerablemente. ¿Puede el Gobierno de Andalucía reducir el déficit público en 2.470 millones de euros, sin aumentar las tasas públicas o implantando el copago en los servicios públicos? Si. El ejecutivo regional debería aplicar una política fiscal activa basada en la reducción del gasto público y el incremento de los ingresos extraordinarios procedentes de la política de reordenación del sector público empresarial de la Junta de Andalucía. Con esta política discrecional se evitaría el riesgo de una disminución de los ingresos fiscales y la consiguiente pérdida de bienestar para los andaluces, tal y como evidenció Arthur Laffer. ¿Qué debería hacer el Gobierno de Andalucía La Junta debería aplicar una política fiscal activa basada en la reducción del gasto público y el incremento de los ingresos extraordinarios procedentes de la política de reordenación de su sector público empresarial
 // Cambio Nodo4-Sevilla