Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 2 DE DICIEMBRE DE 2012 abcdesevilla. es sevilla SEVILLA 43 Ataques de 1931 La capilla sufrió los efectos de los ataques de 1931, que destruyeron muchas obras de arte y de los que aún quedan secuelas Monumento Nacional Fue declarada Monumento Nacional en 1912 y en 1916 ya había una comunidad capuchina estable en la capillita El padre Fernando Linares, superior de los capuchinos, ante el altar mayor FOTOS: VANESSA GÓMEZ Arpan se estrena con un proyecto para la capilla Mañana, en un acto que se celebrará en el Real Alcázar, se presenta en sociedad la asociación Arpan, para la Restauración del Patrimonio Artístico Nacional, cuyo primer proyecto es precisamente a restauración de la capillita de San José. Arpan, presidida por Ana Martín López y compuesta por particulares preocupados por la protección, recuperación, restauración y difusión de bienes muebles e inmuebles patrimoniales, ha puesto sus ojos en esta bellísima capillita, para la que ha elabora- do el proyecto la sociedad Agora, que actualmente trabaja en el retablo mayor de la Catedral y que ha intervenido en el de la Santa Caridad o en el Peinador de la Reina de la Alhambra, entre otras intervenciones de colaboración en la conservación del patrimonio histórico artístico español. El proyecto contempla la intervención en los retablos, pinturas murales, azulejos, órganos, tribunas, cuadros e imágenes con tratamientos que intentarán recobrar el conjunto decorativo con reintegraciones y consolidaciones, además de eliminar suciedad, hollín, repintes, estratos ajenos a los originales barnices oxidados o elementos añadidos. La muerte de San José una curiosa iconografía, de Roldán nuevas adquisiciones y no ceja en su empeño mantenerla dignamente desde que llegara a ella la orden a principios del siglo XX, justo después de haber estado a punto de caer bajo la piquete en el afán de ensanches decimonónico en un proyecto de unir la Plaza del Salvador con Tetuán. En 1912, al igual que Santa Catalina, fue declarada Monumento Nacional, pero para saber de la capilla hay que remontarse hasta 1509, donde se edificó una capilla dedicada al Santo Patriarca San José que fue demolida en 1687. Un año después, se empezaría a levantar la actual con los mejores maestros barrocos de Sevilla bajo los auspicios del gremio de Maestros Carpinteros, que la abandonó a finales del XIX, cuando las asociaciones gremiales perdieron su fuerza social y económica. En 1916 ya había una comunidad capuchina estable en la capilla, aunque algo antes, cuando les fue cedida, sólo llegaba un fraile a decir misa. De ahí en adelante hasta seis capuchinos como máximo llegaron a habitar en ella, en las cuatro celdas sobrepuestas citadas y en una para dos religiosos que se ubicaba tras el retablo mayor. Merece la pena recorrer con detenimiento esta capillita plagada de pequeños detalles que pasan inadvertidos entre el esplendor del retablo mayor y las devociones al Cristo de Medinaceli, obra de Agustín Sánchez Cid, que atrae a multitud de devotos, flanqueado por dos paneles de fotografías de agradecidos a modo de exvotos; a la Divina Pastora- -devoción capuchina por excelencia- plasmada en la peculiar imagen de la Virgen con el Niño realizada por Juan Luis Guerrero en 1916, y, por supuesto, a los capuchinos Fray Leopoldo, San Pío de Pietrelcina y al Beato Diego José de Cádiz, del que se conserva, enmarcada, una carta manuscrita. No dejen de buscar la representación de la muerte de San José, de Pedro Roldán, una iconografía pocas veces vista; o los dos maravillosos retablos enfrentados con imágenes atribuidas a Duque Cornejo: los desposorios de San José y Sana Ana y ésta con la Virgen Niña; el Cristo de las Angustias, de la escuela granadina; el Descanso de la Huida a Egipto, de la escuela veneciana, o el magnífico órgano sobre el que linda parte del artesonado de la antigua capilla.
 // Cambio Nodo4-Sevilla