Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 SEVILLA DOMINGO, 14 DE JULIO DE 2013 abcdesevilla. es sevilla ABC LA CIUDAD INEVITABLE POR JAVIER RUBIO Un detalle De la mariscada a las pizzas en Bruselas El pasado viaje a Bruselas para la presentación turística de Sevilla deparó alguna imagen ciertamente contrapuesta a otras. La noche antes de los actos programados, la expedición sevillana con el alcalde Zoido a la cabeza acabó cenando pizzas pagadas a escote en un kebab, lo único que quedaba abierto a esa hora. un personaje Pérez Villalta, legado incompleto todavía Guillermo Pérez Villalta ha legado su colección particular, de mucho valor tanto artístico como económico, al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en el monasterio de la Cartuja. Muy cerca de donde duermen el sueño de los justos, olvidados, los murales que Pérez Villata pintó para el pabellón del siglo XV. A ver si a alguien le da por rescatarlos. y el comentario Y encima, pagando la vigilancia Pocas veces habrá hecho ninguna ciudad española un negocio tan ruinoso como el que hizo Sevilla, en tiempos de Monteseirín, con la antigua jefatura de Policía de la Gavidia. Permutada a precio de oro, la comisaría carece de uso y de horizonte, pero eso sí, pagamos la vigilancia. Teoría de la gran unificación Según esta teoría de la gran unificación delictiva, la sucesión de escándalos obedece a un patrón cortado y cosido por los mismos sastres A vuelto a pasar. Nada más destaparse la trama corrupta en la delegación municipal de Vía Pública en tiempos del alcalde Monteseirín, el Partido Socialista ha vuelto a poner en circulación la sabida (y manida) teoría de los cuatro golfos cuyo enunciado reza más o menos que todo delito que vaya descubriendo la investigación judicial- -eso sí, para la que habrá que disponer todos los obstáculos necesarios a fin de entorpecerla al máximo- -es obra de cuatro golfos que se aprovecharon de la confianza depositada por los responsables políticos que los nombraron no importa desde qué instancia superior. Siempre hay alguien por encima a quien se pueda (o se merezca, que eso lo decide el partido) salvar de la quema. El vicesecretario general del PSOE andaluz, Mario Jiménez, ha salido al paso de la operación Madeja desencadenada por la juez Mercedes Alaya para poner tierra de por medio con unos personajes ciertamente menores en el reparto de papeles de la corrupción política en Andalucía, según lo que llevamos visto, que no es poco. Sorprende cuanto menos esa irrupción de nada menos que el número dos del partido en Andalucía en un asunto creemos que doméstico del PSOE sevillano. ¿O no es tan doméstico? En realidad, la voz que hubiera sonado auténtica en el descargo de responsabilidades (si es posible, claro) es la de Susana Díaz, que para eso es secretaria provincial del PSOE sevillano y compartió tareas de gobierno en el Ayuntamiento con algunos de los protagonistas secundarios de esta nueva historia. Sin embargo, su actual dedicación en la prematura y extemporánea carrera por la candidatura a la Presidencia de la Junta han hecho conveniente que desaparezca del mapa de Sevilla para alejarla de ese foco de corrupción que fueron las corporaciones presididas por Alfredo Sánchez Monteseirín. Más que foco, podría designarse como agujero negro de todas las tramas corruptas, por cuanto no hay nada de lo que se va descubriendo que escape del control de unos pocos nombres que se repiten sistemáticamente en todos los asuntos escabrosos de aquellos años de borrachera presupuestaria y jugosas comisiones. En efecto, la foto delatora del asesor del alcalde Domingo Enrique Castaño, enviado a prisión por la juez Alaya, compartiendo viaje con el gerente de Mercasevilla Fernando Mellet, condenado aunque no en firme; con el concejal de Vía Pública Manuel Gómez Lobo; y el conseguidor de los ERE Juan Lanzas habla de una relación más que fluida entre todos ellos. De ahí surge la gran cuestión: ¿y si todo lo que llevamos sabido formara parte de una única trama corrupta? Los físicos llaman Teoría de la Gran Unificación a una explicación plausible de la interacción entre tres de las cuatro fuerzas que reinan el mundo que conocemos: la electromagnética, la nuclear fuerte y la nuclear débil. Según esta teoría de la gran unificación delictiva, la sucesión de escándalos obedece a un patrón cortado y cosido por los mismos sastres: las facturas falsas del distrito Macarena, las de la federación de asociaciones de vecinos Unidad, los presuntos cohechos a cambios de adjudicaciones a la empresa Fitonovo y la venta artificial de los suelos de Mercasevilla. Todo reunido bajo un mismo criterio rector, que es fácil deducir dónde iba a parar. ¿Dónde encaja en esta teoría a trama de los ERE fraudulentos? La Física acude de nuevo en nuestro auxilio: del mismo modo que los investigadores buscan elementos que permitan enlazar esta fuerza con las anteriores, los ciudadanos esperamos que alguna revelación periodística permita conectar todas las formas posibles de saquear las arcas públicas en beneficio de parte. En esas estamos. H MILLÁN HERCE Los cuatro golfos de siempre Sorprende la irrupción del numero dos del PSOE en Andalucía en un asunto doméstico del partido en Sevilla, ¿o no es tan doméstico?
 // Cambio Nodo4-Sevilla