Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN JUEVES, 8 DE AGOSTO DE 2013 abcdesevilla. es opinion ABC LA TRIBU TRIBUNA ABIERTA ANTONIO GARCÍA BARBEITO NIÑOS Al niño, desde la cuna, lo hemos rodeado de tantos juguetes que no le hemos dejado que invente RUBALCABA, GRIÑÁN Y LAS AYATOLÁS FERNANDO OTERO ALVARADO Secretario de la Plataforma Ciudadana por la Igualdad T E extrañas, cuando ves que los adultos no sabemos qué inventar para que los niños estén entretenidos, no lloren si se ven solos, que no haya ni un solo momento, fuera del sueño o la comida, sin que un juguete esté distrayéndolos, embebiéndolos en el juego o, como crees tú, menoscabándoles, cuando no anulándosela, la capacidad creativa. Te extrañas, porque haces memoria y ves el paisaje infantil que te tocó vivir, y si es verdad que recuerdas a muchos niños sin juguetes, tan cierto es que no recuerdas a ningún niño aburrido. Si en la cuna, un sonajero- -o un trozo de pan duro- -por todo juguete, y de tarde en tarde, el ajo, ajo, ajo... de su madre o de cualquier otro familiar. Por lo demás, el niño solo para ir descubriendo- -buscando- -la manera de entretenerse. Quizá por esto, cuantos menos juguetes tenía un niño, más juguetes era capaz de inventar. En tu infancia, los niños que peor lo pasaban en el juego eran los niños que más juguetes tenían, porque una vez rotos éstos, no sabían qué hacer, dónde buscar, y de ahí aquellas llantinas cuando se les averiaba una bicicleta, se le iba un muelle al revólver de tambor o se le atascaba una rueda al tren. Los niños que no tenían juguetes, los inventaban, y eran capaces de hacer una espada con dos listones, un vehículo con una tabla y tres cojinetes, un pandero con un saco vacío de cemento, cuatro cañas y seis trapos viejos, o un territorio vallado con doce o catorce palitos y tres metros de tramilla, y, dentro, cuatro mulitas de barro o dos cigarrones y dos escarabajos atados con hilo a uno de los palitos. Tú crees que mucha de la imaginación que has visto en la madurez de mucha gente tuvo su campamento en aquella soledad de la cuna y en aquella niñez sin juguetes. Por eso te extraña que hoy haya tantos problemas para que un niño se quede en casa y no se amargue, o acabe el curso escolar y entre en un pasillo de aburrimiento por donde el niño no sabe qué hacer, y hay que buscarle distracciones, actividades que potencien la creatividad. Al niño, desde la cuna, lo hemos rodeado de tantos juguetes que no le hemos dejado que invente. Y un niño que no inventa difícilmente será un hombre que cree algo. Otra cosa será que después saque dos carreras. Hay algo de aquellos niños de ayer, niños que vivieron en la escasez, que solo vemos en niños pobres de hoy: la capacidad para encontrar soluciones de supervivencia. Me lo decías un día: Al niño criado con mimos, le das un pan y se le pone duro esperando que le traigan el jamón para el bocadillo. Y así, en casi todo lo demás. antoniogbarbeito gmail. com No se quieren enterar de que sus políticas discriminatorias- -máxime las que llaman positivas -generan trágicas injusticias para miles de hombres y niños A PUNTABA recientemente Carmen Posadas en estas páginas que, como ella era chica podía argumentar contra el feminismo recalcitrante sin que promuevan su empalamiento público. Me alegro de verdad por ella y tantas gallardas mujeres, aunque los chicos no tengamos otra que resignarnos a la acostumbrada tormenta de insultos, intimidaciones y censura propios de totalitarismos, sólo por pensar y opinar diferente. El caso es que Alfredo Pérez Rubalcaba pidió hace poco en Sevilla, en presencia del- -aún- -presidente de esta Andalucía de 1,5 millones de parados, consagrar esa supuesta igualdad que ellos llaman de género nada menos que modificando la Constitución española. Parece que en el PSOE no han podido marcar distancia con los poderosos lobbies minoritarios y femi- radicales que les dejó en herencia Zapatero, esos que Alfonso Guerra bautizó como las ayatolás la guardia pretoriana que debe tener reservado despacho contiguo en Ferraz, en San Telmo, en Moncloa, y promueven la desigualdad ante la ley y la discriminación para el varón incluso si es contra el sentir de cada diputado, socialistas y socialistos, despreciando lo que la mayoría considera razonable y justo Precisamente fue uno de los padres de nuestra Carta Magna, Gregorio PecesBarba, quien también confesó, como autocrítica en El País, que en el PSOE son rehenes de grupos minoritarios, feministas muy radicales con lo que, junto con la generalidad de los partidos de izquierda, exigen sempiternamente más y más discriminación contra el hombre y más y más privilegios para las mujeres adultas, bien bajo el zafio argumento de que nosotros- -y también nuestros hijos- -hemos de pagar por los pecados del patriarcado de nuestros ancestros, o bien al fanático, grotesco e irracional grito de ¡todos son machistas! El mismo Guerra les regaló también aquello de que jovencitos al poder y mujeres primero no funciona, aunque a Griñán ni plin. Haciendo uso de esos enemigos del buen gobierno, eficiencia, mérito y capacidad que tanto promueven- -díganse cuotas, paridades, cremalleras y otros apaños discriminatorios- -ahora nos sale con un dedazo mal disimulado para una treintañera sin ningún bagaje profesional fuera del aparato. Llamadme aparatchick, ignorante, inexperta... pero llamadme Presidenta parece decir su reciente y amplia sonrisa de finalista de Tú sí que vales Prácticas de populismo barato para consagrar la demagogia- -en el partido y en Andalucía- -ante cualquier atisbo de intelectualidad, y aderezadas con incontrolables millones de euros para sus satélites ideológicos del género (como su Federación de Mujeres Progresistas, a la que continuaban aprobando subvenciones a la vez que la cerraban, quebrada y con numerosas irregularidades) tan sólo para seguir alimentando su propagandística red particular de femi- progresía militante. Como no cuesta nada, me atreveré a soñar que quizás Rubalcaba haya mandado a hacer gárgaras a esa tenia parásita que devora tanto a nuestra sociedad como a su partido, y desde Ferraz se reniegue por fin del fundamentalismo talibán y cada trato asimétrico que imponen allí donde gobiernan. De esta manera, ya no reclamarán más que la palabra de una ciudadana valga más que la de su paisano, o que el mismo insulto sea un delito o una simple falta según los sexos de las partes en conflicto, o al menos apoyarán avances hacia la custodia compartida, la única fórmula para que el 85 de las mujeres dejen de cargar en solitario con la crianza de los hijos, puedan desarrollarse profesionalmente, y que los padres asuman en igualdad tales tareas, respetando los pisoteados derechos de ambos. No se quieren enterar que sus políticas discriminatorias- -máxime las que llaman positivas -generan trágicas injusticias para tantos miles de hombres y niños, que se quedan con una frustración que va tornando en indignación al no haber hecho nada malo, y en muchos casos, los separan durante años. Puede también que en el PSOE ni siquiera hayan leído la Constitución y lo que proponen sea introducir, por ejemplo en el art. 14 del inviolable Titulo I, que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, y que además se comprometan a respetarlo, en vez de violarlo sistemáticamente. A los militantes de izquierdas: por favor, exijan en sus partidos igualdad, para hombres y mujeres, ante la ley y sin discriminación alguna como ya dice nuestra Constitución. Y si no les hacen caso, quemen el carné a lo Gandhi y voten al partido pirata, al de los jubilados, o a quien más les apetezca.
 // Cambio Nodo4-Sevilla