Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CARTAS CARDO MÁXIMO MARTES, 31 DE MARZO DE 2015 abcdesevilla. es ABC CARTAS AL DIRECTOR La red AVE Leí con mucho interés los artículos sobre el AVE que publicó su periódico el pasado domingo, día 29. Pero me sorprendió que no hubiera en ellos referencia alguna sobre el cambio climático. El tren eléctrico es el mejor tipo de transporte por lo que respecta a las emisiones de anhídrido carbónico (CO 2) Y el avión es el peor. En los viajes interurbanos, como los de dentro de España, las emisiones por cada pasajero y kilómetro son aproximadamente diez veces más por avión que por AVE. Por tanto, creo que la construcción de esta espléndida red de alta velocidad por el Gobierno de España supone un gran avance y es un ejemplo para el resto del mundo. DAVID GANT CAMBRIDGE (INGLATERRA) La tragedia del paro invisible Cuando el Ministerio de Empleo y Seguridad Social da las cifras de desempleados, se rige por los parados inscritos en las oficinas de empleo, mientras que la Encuesta de Población Activa (EPA) nos ofrece un dato mucho más real; de hecho, hay un millón de desempleados que no están inscritos. La cifra real de parados en España es de 5,4 millones. Es evidente que hay sectores de la población inactiva que no demandan empleo por diversas circunstancias personales, pero la mayoría de ese millón de parados invisibles la forman aquellos que ni cobran prestaciones de ningún tipo, ni tienen posibilidades de cobrarlas en el futuro, y que por cuestiones principalmente de edad, ya que para el mercado laboral español haber cumplido 50 años es algo que te cierra completamente las puertas, han decidido tirar la toalla. Casi el 40 del paro invisible registrado en toda España está en Andalucía. Estamos hablando de cientos de miles de trabajadores que están inmersos en una tragedia tremenda, pues otrora disfrutaron de una posición profesional reconocida y de un nivel de vida que han ido perdiendo paulatinamente, y ahora saben que del túnel en el que andan metidos posiblemente nunca salgan. Mientras que los políticos suelen hablar de propuestas para paliar el enorme paro juvenil que padecemos, de estos, de los cincuentones, nadie se acuerda. ALEJANDRO BAEZA SERRANO GINES JAVIER RUBIO REAL COMO LA VIDA MISMA Lo que hizo ayer Felipe VI podría entrar por derecho propio en la categoría de subversivo A noche era preciosa, de plata cincelada con brillantes engastados en la negrura del firmamento. La temperatura, primaveral, invitaba a estar en la calle. El palio de albor argénteo andaba sin atisbo de cansancio, alegre como caminan todos los pasos cuando se acercan a sus templos. La banda sacaba a relucir el repertorio de Marvizón Madre Hiniesta Coronación por todo Río de la Plata, que era, pasada la medianoche, una torrentera tan argentina como el tisú del manto de la Virgen de la Paz. Todo era gozo, acrecentado luego con la saeta de Manuel Cuevas desde el balcón de la casa hermandad como un desgarro interminable, una daga con la que rasgar el silencio de la madrugada. En las aceras, sin apreturas, familias enteras del Porvenir aguardaban a la cofradía: había jóvenes, ancianos, niños, adultos de edad madura, de toda clase y condición, de todos los estratos sociales, culturales y económicos. Y toda esa gente estaba a una siguiendo la entrada de la Paz en la parroquia de San Sebastián conteniendo la respiración como si se tratara de un solo cuerpo: una joya de cohesión social, un tesoro sociológico del que no somos conscientes y por el que cualquier ciudad daría lo que fuera. Sólo faltaba el Rey. Hasta que al día siguiente llegó. No podía faltar. Venía de visitar una fábrica de detergentes y quiso unirse al pueblo llano, a esa mescolanza de gustos, de filias y fobias, de esperanzas y frustraciones que forma el gentío. Lo que hizo ayer Felipe VI podría entrar por derecho propio en la categoría de subversivo: porque atentó contra el orden establecido, una arremetida de una vez, un topetazo con el que nadie contaba, pero que por ser el Rey quien lo propinó nadie podrá discutir. ¡El Rey tocando el martillo como el capataz de esta España en la que demasiadas veces algunos de la cuadrilla no meten riñones ni cogen kilos! El Rey presidiendo el palquillo. Y pidiéndole a él la venia donde se sienta no el senado de la ciudad, sino el pueblo hispalense. No en los palcos de la plaza de San Francisco, donde ya había estado cuando era Príncipe. No en la Plaza donde todo el mundo se conoce y los apellidos pesan como sillares con verdina de siglos. No; en la Plaza de España, entre las madres del Tiro de Línea acopiando bocadillos para los nazarenos fritos de sed. En medio de la gente, ese nombre colectivo del que todos los políticos se quieren ahora apropiar. Y en la Campana, ese rompeolas de todas las Sevillas, hecho de mil maneras diferentes de entender la ciudad. No hubo cofradías de renombre ni hermandades de títulos regios privilegiadas; a cambio, Santa Genoveva, El Polígono de San Pablo, El Beso de Judas, Santa Marta... Barrio puro, Rey de pueblo, callejeando de un lado para otro, mezclado con el gentío, sintiendo en la medida que se lo permite su seguridad personal la bulla a pie de calle: piedra preciosa de la cohesión social. Real como la vida misma. L Willy 1.0 El problema de Willy Toledo es que, defendiendo idénticos postulados que Pablo Iglesias, no dispone de un escudo intelectual que lo proteja ni de un halo pseudocientífico que le allane el camino. Tampoco posee superpoderes, pero lo que realmente le diferencia es su escasa maldad. Willy dice inocentemente todo lo que piensa; le cuesta distinguir el bien del mal y mete la pata. Sus bobadas son sinceras y están desnudas, sin rastro de materialismo dialéctico. Willy no tiene la determinación moral de hacer el mal. No le mueve resentimiento, ni maquina un plan, ni guarda facturas pendientes con una parte de la sociedad, ni puede envolver su sinrazón en un docto palabrerío. Está desarmado; su inocencia y su bachillerato no son suficientes para defender con éxito la paranoia comunista. Pero lo intenta, sin lecturas, sin inteligencia, sin formación, con lo primero que encuentra en su cabeza. Willy es una versión obsoleta de Pablo Iglesias. JACOBO SAUCEDO JIMÉNEZ SEVILLA de imágenes sagradas y altares. Los 30 alumnos que integrábamos el coro del colegio calasancio nos dirigíamos a ella todas las mañanas y ascendíamos por una empinada escalera de caracol hasta el piso superior, donde estaba situado el coro. En una antesala del mismo se guardaban las imágenes de los doce Apóstoles, integrantes del paso de la Sagrada Cena, que todos los Domingos de Ramos sale en penitencia por las calles de nuestra ciudad. La figura de Judas Iscariote siempre estaba situada al lado del último y superior escalón de aquella escalera de hierro, y se hizo costumbre inveterada que, todos los días, al pasar por su lado, camino del coro, los 30 cantantes le atizaran un buen guantazo al discípulo traidor. JUAN BUIZA SEVILLA hospital, que se aferren a la rama de la fe y la esperanza igual que yo a la ramita de olivo que me ofreció esta mañana una señora. En este Domingo de Ramos, al menos, nos quedó el consuelo de una hora menos de espera, deseando que esta chicotá no se haga eterna y mi compañera esté pronto en casa. JUAN S. MÁRQUEZ MARTÍNEZ PALOMARES DEL RÍO Contra el cáncer en Ecuador Felicito a la Fundación Contra el Cáncer de Ecuador por la organización del Bionic Fashion Day, un atípico desfile de modelos al que asistió el alcalde de Quito y en el que participaron 32 jóvenes amputados por el cáncer, entre ellos Myriam, una sevillana estudiante de cuarto de Medicina. Cuando los jóvenes amputados se reúnen, se sienten en familia y comparten experiencias íntimas difíciles de comprender por otras personas. Todos coinciden en que necesitan miradas de dignidad y admiración, no miradas de lástima. Todos tienen ganas de vivir y luchar. Y nos regalan diariamente su alegría. ANA MARÍA ÁLVAREZ SILVÁN SEVILLA Domingo de contrastes No, no son filas de nazarenos lo que se ve por aquellos largos pasillos; son penitentes de la hermandad de la salud que pasean con sus porta- goteros al ritmo de su pasión, de la mano de sus acólitos familiares y bajo la atención día y noche de los médicos, enfermeros y auxiliares. Y en este Domingo de paso alargado en el tiempo y estrenos de luces que rememoran emociones de antaño, quiero decirles, queridos lectores, desde el silencio de esta sala de esperas interminables de la quinta planta de este Castigando a Judas Iscariote La última capilla del lado izquierdo de la Iglesia de los Terceros, junto a la gran puerta que se abre al comienzo de la calle Sol, estaba siempre vacía Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo electrónico: cartas. sevilla abc. es. Su extensión no debe exceder los 900 caracteres, con espacios, ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla