Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CARTAS CARDO MÁXIMO JUEVES, 2 DE JULIO DE 2015 abcdesevilla. es ABC CARTAS AL DIRECTOR Alerta morada Leyendo ayer a Antonio Burgos sobre las alertas amarillas de la Agencia Nacional de Meteorología, asustando al personal sobre la caló que se nos viene encima, ciertamente, en nuestra juventud, habrían proclamado la alerta morada. Recuerdo nuestra asistencia a las películas que proyectaban en el teatro San Fernando en plena calle Tetuán. Íbamos embutidos en nuestros trajes de chaqueta, con su correspondiente corbata, y éramos muy felices al recibir un generoso chorro de caluroso viento, procedente de una docena de grandes ventiladores instalados en las plateas. Un buen día, años después, apareció un gran cartel en la puerta del cine Imperial, en la calle Sierpes, donde un elegante pingüino, sentado sobre un bloque de hielo, proclamaba que habían instalado refrigeración por sistema Carrier. Y todos los sevillanos te advertían que era necesario llevar algo para abrigarse, pues aquella sala parecía el Polo Norte. JUAN BUIZA SEVILLA Si Tsipras fracasa, Podemos lo sufrirá Es evidente que existen fuertes vínculos políticos entre Syriza y Podemos. Si el partido de Pablo Iglesias cree que la crisis griega no puede pasarle factura en las próximas elecciones, pienso que está equivocado, a no ser que la chulería de Tsipras y los suyos sea capaz de doblegar a los despiadados de la pasta La voluntad política de cambio es clara en España, pero pensar que va a prevalecer frente a la posibilidad de que todo lo que hemos construido estos 40 años, por muy imperfecto que sea, se nos venga abajo, es bastante dudoso. No sé si llamarlo miedo, pero la ciudadanía española empieza a sentir temor ante esos recién llegados que quieren dar soluciones simples a problemas muy complejos y, sobre todo, soluciones que se pusieron en práctica hace décadas y que significaron un absoluto fracaso. Que vivimos en una sociedad injusta es cierto, pero también es cierto que aunque injusta es conocida y nos sabemos mover en ella por mucho que nos caguemos todos los días en los muertos de varios políticos Es cierto que la realidad española y la griega son radicalmente diferentes; sin embargo, toda realidad es susceptible de empeorar a gran velocidad, si no, recordemos lo que hizo Zapatero con España en solo ocho años. Otros cuatro y nos convierte en Grecia, eso seguro. Como mínimo, lo que hace Syriza en Grecia nos da una pista de lo que podría hacer Podemos en España; de hecho, los dirigentes españoles de la formación que encabeza Iglesias apoyan la forma de actuar de Tsipras. Que ahora salga Errejón contándonos la milonga de que si Grecia de la mano de Syriza se hunde a ellos no les va a afectar aquí es una equivocación. Cambio no tiene nada que ver con suicidio, y muchos dirán eso de más vale malo conocido que bueno por conocer ALEJANDRO BAEZA SERRANO SEVILLA JAVIER RUBIO ESTANCOS Qué mejor cosa podría hacer el estanquero de la Avenida que ver pasar la vida con la puerta de la Asunción de fondo UANDO no tenía clientes delante del brevísimo mostrador de madera, se apostaba en la puerta para echarse un cigarrito. Qué mejor cosa podría hacer el estanquero de la Avenida que ver pasar la vida con la puerta de la Asunción de fondo. Como había hecho antes que él su padre, al que Burgos dedicó un memorable artículo glosando su altruista dedicación a barrer la principal puerta catedralicia. Siempre tenía un saludo desde el fondo de su expendeduría para los conocidos que pasaban por delante del establecimiento. De vez en cuando, mandaba recuerdos con alguien que se hubiera parado a comprar tabaco en su estanco, como un indiano que enviara memoriales a quienes se quedaron en la otra orilla. Tenía ese aire ausente de quien se fuma la vida a bocanadas, un punto triste y melancólico que subrayaba con su voz atiplada, casi infantil, que no encajaba para nada en aquel corpachón de bonhomía. Y los ojos revelaban sufrimiento, quizá acrecentado en los últimos tiempos. Fumaba. A todas horas. Lo había hecho en el estanco casi maquinalmente hasta que la ley lo empujó a la calle. Para entonces, el consumo de labores de tabaco había mermado y el despacho se mantenía con las compras de los turistas, que siempre encontraban sus propias marcas nacionales de referencia. Él se las procuraba a un precio irresistible. Rafael Conde Jiménez, el número 8 de la lista de Quinto A de los Maristas del curso 76 77 con vistas a la calle Ardilla, se hacía querer. En clase siempre andaba ensimismado en sus cosas, aunque no coincidieran exactamente con las del resto de sus compañeros. Se abismaba con gomillas, capuchones de bolígrafos, espirales de cuadernos y toda esa panoplia que a los niños de la generación del baby boom nos proporcionaba horas de entretenimiento mucho antes de que irrumpieran las maquinitas, las videoconsolas y hasta los teléfonos. Luego, cuando las peripecias vitales lo habían arrinconado detrás del mostrador del estanco familiar, jamás mostró pesadumbre. Las violetas del beato (hoy San Marcelino) habían florecido al borde del camino, pero no por ello eran menos delicadas y fragantes. La vida nos lleva y nos trae. A algunos los retira antes de tiempo, como a Fali. Demasiado pronto: quizá demasiado humo aspirado, acaso demasiados disgustos inspirados. Y su historia, la pequeña historia del estanquero de la Avenida, se resume en ese estanco ahora con el cierre echado como una metáfora de nosotros mismos y de nuestras historias personales: el niño que fuimos, el joven que creció creyendo comerse el mundo, el adulto al que se le desvanecieron los sueños, el empleado infatigable, el padre de familia providente, el aficionado exaltado, el anciano prematuro. Una vida construida a base de compartimentos estancos entre los que no hay relación posible. Tal vez por ello Conde saliera en cuanto podía a echar una calada a la puerta de su estanco: por ver la vida pasar. C Izquierda radical Mi conciencia ciudadana me dice que España no marchará bien con el cacao de políticos radicales de izquierdas que nos están gobernando de forma mayoritaria, naturalmente con la aprobación de los socialistas y que gracias a ellos han conseguido sacar un rédito electoral evidente. Es triste observar cómo en plena euforia electoral Pedro Sanchez juzgaba a su socio de Podemos como bolivariano, extremista y dictatorial, y ahora es la muleta. Los populistas no serían posible sin el concurso de los socialistas, empeñados en hacer un puente contra el PP, a cualquier precio. El PSOE no se está fragmentando, sino radicalizando. Los pactos entre perdedores son un engaño a los electores, porque son ineficaces en la gestión. Podríamos decir que estos pactos entre la izquierda radical son un aliño avinagrado con mal gusto y muy dañino. ¿Acabará España, a corto plazo, como Grecia? ALBERTO ÁLVAREZ PÉREZ SEVILLA nuestras ciudades, empezamos a percibir la demagogia que se ha utilizado en la campaña electoral y ahora lo primero que han hecho en muchos casos ha sido subirse los sueldos. Uno de los casos más escandalosos ha sido el de la alcaldesa de Marchena, que de cobrar antes menos de 400 euros por unas horas de clases en una universidad sevillana, se fija el sueldo en un poco menos de los 50.000 euros. Otra de las cuestiones que destacan son los nombramientos de asesores, que en muchos casos han recaído en familiares cercanos o las propias parejas. Las Cortes valencianas lo primero que han hecho es aprobar la compra de 99 terminales móviles de última generación por más de 60.000 euros, y esos son los que decían que iban a ahorrar costes. De poca verguënza es como hay que calificarlos. GENARO NOVO SEVILLA Prevenir antes que curar Mientras Francia, Bélgica y Túnez sufren los actos violentos y salvajes de radicales afines al Estado Islámico, en España, país acostumbrado al sufrimiento que el terrorismo provoca, esperamos nuestro turno. El Gobierno aumenta el nivel de alarma en los cuerpos de seguridad, que, mermados por los brutales recortes en personal y medios, luchan por que nuestro país siga gozando de la aparente tranquilidad que hoy disfruta. Cada uno de los atentados que sufren los países vecinos hace que nuestro turismo se multiplique, desviando a los turistas a destinos aparentemente más seguros. Debido a cada vez más numerosa afluencia de visitantes estivales y al periodo vacacional del que disfrutan los funcionarios policiales, pienso que habría de preverse un contingente de personal que refuerce la seguridad de cada uno de los destinos más visitados del país. Es imprescindible prevenir esas acciones con los medios necesarios, contando con la imprevisibilidad de quien está dispuesto a dar su vida para hacer daño, pues si no se garantiza la seguridad de los ciudadanos, no servirán de nada la sanidad, la educación y todos los servicios básicos. PABLO CAMBRONERO PIQUERAS SEVILLA Esto es lo que tenemos Cuando todavía llevamos pocos días desde la toma de posesión de los nuevos alcaldes de Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo electrónico: cartas. sevilla abc. es. Su extensión no debe exceder los 900 caracteres, con espacios, ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla