Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CARTAS CARDO MÁXIMO JUEVES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abcdesevilla. es ABC CARTAS AL DIRECTOR La Hemeroteca de Sevilla Soy estudiante de doctorado de la Universidad Complutense de Madrid, de la Facultad de Periodismo. No entiendo cómo un centro como la Hemeroteca Municipal de Sevilla está en la situación actual. He llamado por teléfono y no me han podido pasar con ninguna persona experta en la Hemeroteca y me dicen que si voy a Sevilla me atenderían en las dependencias del Archivo Municipal. No entiendo nada. La de Sevilla es una Hemeroteca fundamental en España y de las pocas que merecen ostentar ese nombre. Es conocida en toda España. Por teléfono han sido muy amables conmigo y me han invitado a consultar sus maravillas, pero no entiendo cómo puede estar sin personal y cómo, si está sin personal, puede abrir sus puertas a los investigadores. Imagino que como yo habrá otros muchos afectados. Por favor, esto no puede ser admisible. Esto es un insulto a la cultura y a Sevilla. ANTONIO RAMÍREZ HERAS MADRID Cataluña y España, hora cero Mi experiencia en la vida me indica, con notoria claridad que, cuando alguien te dice que estés tranquilo y no te preocupes, salvo excepciones, lo cierto es que tienes que ser muy prudente porque, posiblemente, es cuando realmente te tienes que preocupar y tomar medidas preventivas. Con ello aludo al problema que se va a plantear, en ese territorio tan español como Cataluña, a partir del próximo domingo. Las palabras de Ortega y Gasset sobre si el problema catalán no se puede solucionar sino solo collevar cobran plena actualidad, a pesar de haber transcurrido ocho décadas. Porque el problema planteado por la candidatura del Juntos por el Sí y en el que, desgraciadamente, el resto han caído en la trampa, es que, tras mutar sin legitimidad ni decoro unas autonómicas en plebiscitarias, su más que previsible victoria electoral provocará un camino sin retorno. Los puentes se han demolido. Lo único positivo de todo esto (si es que lo hay) es que, al menos, las amenazas, los chantajes y las pantomimas, se terminarán, al ser el final de una partida absurda, sin ases en la manga. Ya veremos si se podrá recuperar el consenso y el poder conllevarnos entre todos, como siempre lo hemos hecho, catalanes y no catalanes, españoles todos en suma, tras siglos de unidad y hermandad, en un mismo concepto de Patria, tal como proclama el artículo 2 de la Constitución. JULIO JOSÉ ELÍAS BATURONES SEVILLA JAVIER RUBIO LIBERTADES... Y PRIVILEGIOS Naturalmente, el nacionalismo es hijo putativo del romanticismo, que elevó el deseo a categoría de imperativo T ODO nacionalismo es una forma de infantilismo, una regresión al pensamiento mágico capaz de asumir como posible cualquier disparate que se plantee la voluntad colectiva. Naturalmente, el nacionalismo es hijo putativo del romanticismo, que elevó el deseo a la categoría de imperativo al que debía rendirse cualquier otra consideración ética. De forma natural, el nacionalismo es nieto por línea paterna del sentimentalismo, esa pulsión presente en los niños para llevar al terreno de las emociones cuanto son incapaces de asimilar por la vía racional. Los nacionalistas se afanan en fabricar una realidad amoldada a sus deseos con el mismo entusiasmo con que los niños pequeños levantan sus construcciones de juguete. La autodeterminación de una nación puede ser una absurda y emocional reacción a los problemas que no puede abordar como sostenía no sin cierta sorna Tony Judt a propósito de una reseña de Hobsbawn en la que le reprochaba al historiador marxista su nula comprensión de las nuevas fes, tanto laicas como religiosas sin cuyo conocimiento el historiador del siglo XX tiene ante sí un serio y autoimpuesto hándicap En Cataluña, el pensamiento mágico se ha instalado en el imaginario colectivo con una pasmosa facilidad abonada por el monopolio ejercido por los nacionalistas sobre la educación de al menos dos generaciones de catalanes y toda clase de derrama de dinero en pos de la construcción nacional. Un sentimentalismo infantiloide que no deja de lamerse las heridas de un episodio ocurrido hace tres siglos como el suceso fundamental sobre el que se asienta toda la construcción mental del nacionalismo: un disparate que todo el mundo da por asumido y que le sale al paso al turista casi sin darse cuenta, en mitad de cualquier explicación. A esa ensoñación de que los Borbones arrasaron con las libertades del pueblo de Cataluña en 1714 se ha consagrado, en el mismo centro de Barcelona, el antiguo mercado del Born, reconstruido alrededor de un yacimiento arqueológico como las Setas de la Encarnación: aquí se ve en qué gasta el dinero cada ciudad. Todo allí junto al parque de la Ciutadela respira un aire de venganza cumplida como un ajuste de cuentas con los hechos incontrovertibles de un pasado remoto reescritos a conveniencia en una asimilación burda que busca hacer pasar los gremios barceloneses por la sociedad civil del siglo XXI. Un pasquín del siglo XVIII reproducido en aquel aquelarre histórico da en la clave: el grabado representa la quema de los estandartes, incluido el de Santa Eulalia, con que las tropas borbónicas simbolizaron la toma de la ciudad. El título del panfleto hace referencia al fin de las libertades y los privilegios catalanes. Ahí está, de cuerpo presente, la palabra que tanto se han empeñado en escamotearnos todo este tiempo: privilegios. El PSOE y sus desvaríos Es evidente que estos dos grandes partidos políticos, PP y PSOE, han respetado y defendido la unidad de España, los principios fundamentales y la monarquía democrática, pero también es evidente que el PSOE nunca ha podido aceptar que el PP gobierne. El PSOE cometió el gran error de presentar a las elecciones al personaje más nefasto que ha dado la política española. Sí, el señor Zapatero. En estos años que está gobernando el PP, a pesar de las trabas del PSOE, ha sacado a España de la ruina. Y ahora, en esta etapa de nuevos partidos políticos de la izquierda radical, los desvaríos del PSOE lo llevan a afirmar y cumplir que pactarán con todos los partidos, excepto con el PP y el proetarra Bildu. ¿Esa conducta del PSOE es la de un partido respetable que lucha por el bien de todos los españoles, o hay algo de resentimiento? MANUEL JIMÉNEZ MÁRQUEZ LA PUEBLA DE LOS INFANTES pretenda separarse del resto y seguir perteneciendo a dicha Unión. Menos sentido, si cabe, tiene que el separatista pretenda marcharse llevándose la moneda común, el euro. También es de ingenuidad creer a los que predican la fe en un supuesto estado catalán por un lado y por otro demuestran su falta de fe en este estado poniendo su dinero a buen recaudo en bancos de Madrid o en paraísos fiscales extranjero. En Cataluña el corralito financiero y demás circunstancias económicas serían una desgracia para todos los españoles en general y para los catalanes en particular, pero aún parece mucho peor el corralito mental en el que unos farsantes que manipulan la realidad han encerrado a una parte de los españoles que tradicionalmente han destacado por su pragmatismo y sentido común. JOSÉ JUAN CARBALLO JIMÉNEZ SEVILLA chas Así se explica la tibieza del jefe supremo del partido, Pedro Sánchez, que, en la más que anunciada secesión de Cataluña, se sitúa equidistante entre don Arturo y los partidos no separatistas. En contra va Susana Díaz, más partidaria de la unidad indivisible de nuestra Patria. ELEUTERIO ALEGRÍA MELLADO SEVILLA El desbloqueo de la Junta Me asombra que lo que hasta hace 100 días se denegó, ahora con el nuevo alcalde la Junta, que es de su su partido, lo autoriza. Todo lo que se hizo es malo, incluso sanear las arcas. Pero me parece ruin la prepotencia de la Junta, jugando con los ciudadanos para hacer lo que les dé la gana, y además echando el muerto siempre a la oposición. Si las mayorías no valen porque los partidos minoritarios imponen sus criterios a cambio de prebendas ¿para qué sirve mi voto? Si al final, vote lo que vote los que se consideran elegidos por el pueblo harán lo que les dé la gana o mande su partido democráticamente ¿qué hago en las próximas elecciones? ¿A quién voto? ADRIÁN RÍOS SANTOS SEVILLA División de opiniones Como cuando un torero queda regular dicen las crónicas que, al final, hubo división de opiniones así está pasando en las filas de nuestro Partido Socialista, el obrero y español, en esto del caso catalán donde no se le ven unanimidades, sino más bien división de opiniones Nunca han tenido claro el sentido de España y suelen decir este país por no decir España, o nuestra Patria Esto segundo lo consideran carca y a los que lo decimos nos llaman fa- Corralito mental La Unión Europea es un proyecto común de convivencia de todos los europeos. Carece pues de sentido que parte de un Estado Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo electrónico: cartas. sevilla abc. es. Su extensión no debe exceder los 900 caracteres, con espacios, ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.
 // Cambio Nodo4-Sevilla